La ruta de la plata negra de Luis D’Elía

Los negocios millonarios con el Estado manejados por el ex piquetero. El testimonio de su ex testaferro.

delia

Esta es una historia de rutas y de engaños. De imposturas radicalizadas y negocios. De robo para el proyecto nacional y popular. Es la historia de la ruta de la plata negra de Luis D’Elía.

Según demostrará plazademayo.com al lector -luego de una prolongada investigación- el ex piquetero Luis D’Elía se convirtió en un hombre de negocios, local e internacional, al amparo de los privilegios que le otorgó el Estado kirchnerista.

D’Elía realiza negocios con el Estado a través de ENARSA, el ente que tiene a cargo todo lo relacionado con la energía creado en 2004 mediante un decreto del fallecido presidente Néstor Kirchner. La empresa -cuyas siglas responden a Energía Argentina Sociedad Anónima- se dedica al estudio, exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos, el transporte, almacenaje, distribución, comercialización e industrialización de estos productos y sus derivados, el transporte y distribución de gas natural, y la generación, transporte, distribución y comercialización de energía eléctrica. El antiguo piquetero, conocido por un nivel inédito de obsecuencia con el poder kirchnerista, tiene bajo su control el transporte de gasoil destinado a las usinas de energía eléctrica, a tal punto que llegó a abastecer combustible con sus camiones al cincuenta por ciento de las usinas del país, según testigos que participaron de la empresa y que cuentan la historia por dentro a plazademayo.com. Testigos que fueron testaferros de D’Elía, un hombre cuidadoso a la hora de poner su nombre y apellido en las empresas que maneja.

D’Elía fue beneficiado con la adjudicación del servicio de transporte de gas oil a través de la empresa Transportadora de Combustibles Atalaya SRL, manejada mediante testaferros. De esa manera, el ex piquetero se transformaba en un empresario nacional y popular, al servicio del proyecto. Un proyecto que necesita beneficiar los bolsillos de sus impulsores.

 

Constitución societaria de la empresa "Atalaya"

Constitución societaria de la empresa “Atalaya”

Click en la imagen para ampliar

 

“Conozco a Luis D’Elía desde que tengo 13 años, cuando los dos jugábamos al fútbol en el Obra de Don Bosco, en San Justo -dice Mario Silvano Codarín, ex testaferro del dirigente kirchnerista en sus empresas-. Cuando hizo la radio piquetera que estaba en Sagrado Corazón, desde 2001 a 2006, yo estuve a cargo de ella. No me dedicaba a la parte artística, sino a conseguir publicidades para sostener la radio. Estuve en la radio hasta 2006, igual después seguí haciéndome cargo de la publicidad oficial porque era el que tenia la cuenta”.

 

-¿Cómo llega al negocio del transporte de combustibles?

-Un día de 2009, D’Elía me llamó y dijo: “Tano, yo de esto no sé nada y quiero transportar combustibles”. Yo le dije que tampoco sabía nada. Me respondió: “Tenés sesenta días para aprender”.

 

Mario Silvano Codarín aprendió. Ese año, sin poner un solo peso, fue designado socio de Transportadora de Combustibles del Sur, con el 95 % de las acciones. En febrero de 2010, la empresa cambiaría de razón social y se transformaría en Transportadora de Combustible Atalaya SRL.

 

“Yo empecé a averiguar cómo se hacía y empecé a conseguir camiones -continúa con su relato Codarín-. Los camiones servían para transportar combustible, gas oil, a las usinas de ENARSA. Se llevaba desde Buenos Aires hacia casi todo el país. En la sociedad yo tenía el 95 por ciento de las acciones junto a una persona que no conozco que se llamaba Rosa, que vino a firmar el mismo día que se constituyó la empresa (N. de R.: se refiere a Rosa Antonia Arias, integrante del directorio de las empresas junto a Codarín, quien además es funcionaria de Estado desde 2009, cuando fue nombrada en la Comisión Nacional de Tierras). Llegamos a tener noventa camiones y a transportar el cincuenta por ciento del combustible que Argentina usa para generar energía eléctrica. Recaudábamos  más de 10 millones de pesos mensuales”.

Plazademayo.com pudo constatar la información mediante un informe oficial que Juan José Carbajales, gerente general de ENARSA, entregó luego de un pedido de acceso a la información pública sobre las empresas con las que opera el ente estatal, entre las que figura Atalaya.

 

Pedido de información oficial a ENARSA

Pedido de información oficial a ENARSA

 

Marcelo Arbit, quien fuera la mano derecha de D’Elía en su proyecto político Miles, ratifica los datos: “Me enteré que Luis tenía una empresa en la que estaba ese señor Codarín, que resultó ser una especie de militante de la FTV vinculado a los temas comerciales. Fui conociendo que ellos tenían una empresa de transportes que trasladaba combustible a las usinas energéticas y que estaban vinculados a ENARSA y a De Vido.”

Mario Silvano Codarín explica la operatoria de la empresa: “La cuenta es así: se paga de acuerdo a la cantidad de litros que transporte cada camión. La capacidad depende de las cisternas, si es de aluminio puede cargar más litros y si es de chapa carga menos. Entonces se cobraba de acuerdo a un coeficiente que mezclaba cantidad de litros más cantidad de kilómetros. Teníamos noventa camiones. Era una fortuna, muchísima plata”.

 

-¿Participó de algún otro negocio de D’Elía? 

-Yo viajé a Irán a hacer negocios para Luis D’Elía.

 

 

Mario Codarin en la punta de la mesa con D' Elía, Alicia Sánchez y Fernando Esteche

Mario Codarin en la punta de la mesa con D’ Elía, Alicia Sánchez y Fernando Esteche

 

D’Elía, se sabe, es un firme defensor de los intereses del régimen islamista iraní. Quizás sus convicciones estén incentivadas, cómo no, por los negocios con aquel gobierno.

“D’Elía fue a Irán en una misión política con Fernando Esteche y otros -continúa su relato Mario Silvano Codarín- . Yo hice el viaje desde acá hacia Irán solo. Ellos estaban por un lado hablando de política y yo en otro. El momento en el que empecé a operar fue cuando apareció el ministro de Comercio en una mesa con empresarios. Ahí cerré algunas exportaciones. Logré un acuerdo para llevar 20 mil toneladas de soja mensuales por dos años. Creo que fue otra causa para que D’Elía me sacara de encima, porque me había prometido que me iba a dar un diez por ciento de lo que le quedara de ese negocio y eso era mucha plata, pero nunca sucedió. También exportamos dos containers de alfajores”.

-¿En ese momento abandonó la sociedad en la que oficiaba de testaferro?

 

-Claro. Porque al mismo tiempo en medio del negocio de transporte, unas empresas nos dicen si queríamos comprar camiones para no tener que alquilarlos solamente. Nos ofrecen los camiones sin que tuviéramos que poner plata. Yo se lo dije a Luis y él me respondió que no le interesaba. A los 20 días, le volví a decir que era buen negocio, que solo había que poner empleados que manejaran los camiones, porque era todo sin plata, lo único que teníamos que disponer era la plata para los combustibles. Me dijo otra vez que no. Entonces tomé la decisión y, desde una cuenta personal, hice cheques y me quedé con cuatro camiones. Eran tres camiones comprados y uno alquilado. No hice nada ilegal, puse los camiones a trabajar dentro de la empresa y les daba viajes. Los mandaba a usinas que me facturaban bien. Luis se enojó  por la facturación que había y me dijo que quería que le dé dos camiones porque él era el jefe. Yo le dije que no le daba nada, porque yo le había ofrecido que el negocio lo hiciera él y él no lo quiso hacer y entonces cuando vio mi facturación, quizo mis camiones. Entonces me dijo: “Te vas”. Y me fui. Transferí la empresa a otra persona.

 

Codarin y uno de sus camiones

Codarin y uno de sus camiones

 

Lucia Andrea del Carmen Paione. Tal es el nombre de la mujer que reemplazó a Mario Silvano Codarín en los papeles de la empresa. Paione, de 41 años, tiene un vínculo muy cercano con el ex piquetero. Actualmente es titular de Transportadora de Combustible Atalaya SRL, de Transporte El Millo -empresa constituida en 2012- y de Proveedora Comercial del Sur SA, las tres dedicadas al transporte de carga y con domicilio en la calle Chacabuco 943, 2 piso A. Según el entorno de D’Elía, ese departamento le fue regalado por el dirigente kirchnerista a su amiga Paione.

 

-¿Quién es Paione? -pregunta plazademayo.com a Mario Silvano Codarín.

-Paione es una compañera de militancia que Luis la puso para reemplazarme. Daba la sensación de que eran una pareja. Esto es lo que se dice. Mi parte de la sociedad fue transferida a ella.

 

D'Elía y Paione en un viaje a Cataratas

D’Elía y Paione en un viaje a Cataratas

 

Lucia Andrea del Carmen Paione y Hugo Javier Logfren, ocuparon los lugares de Codarín como presidente y de Rosa Antonia Arias como directora suplente en el directorio de Transportadora de Combustible Atalaya y Proovedora Comercial del Sur, cambios que se produjeron a principios de 2010. Paralelamente a ese proceso, Mario Codarín también dejó de percibir la publicidad official destinada a los medios radiales vinculados a Luis D’Elía. En los listados de proveedores correspondientes al año 2009, el sitio Mejor Democracia -por ese entonces dirigido por Martha Oyanharte- mostraba el vínculo entre Coradín como proveedor del estado y la productora Tierra y Vivienda, que figura como responsable del programa radial. En los años posteriores, la información pública que provee el sitio de Jefatura de Gabinete señala que a partir del segundo semestre de 2010, Lucia Paione comienza a cobrar la pauta. El último dato publicado indica que, en el segundo semestre de 2011, Paione cobró 90 mil pesos.

 

Pauta oficial cobrada en 2009. Fuente: sitio Mejor democracia

Pauta oficial cobrada en 2009. Fuente: sitio Mejor democracia

Click en la imagen para ampliar

Lucía Andrea del Carmen Paione también es funcionaria del Estado. Fue nombrada vocal de la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat “Padre Carlos Mujica” en septiembre de 2011 mediante el decreto 1519 y todavía mantiene su cargo. A pesar de ser titular de tres empresas, Paione está inscripta como trabajadora autónoma con ingresos de hasta $15.000. Su primer empleo en la administración pública fue en 2007 en el Ministerio de Planificación Federal, de marzo a julio de ese año. Antes de ese trabajo, su actividad laboral es escasa. Solo se le conocen dos trabajos entre 1994 y 1997 en relación de dependencia.

 

Organigrama de la Jefatura de Gabinete

Organigrama de la Jefatura de Gabinete

 

Varios personajes del entorno del antiguo piquetero son funcionarios del ente estatal Comisión Nacional de Tierras, del que D’Elía fue titular hasta 2006, pero sin perder jamás influencia. Otra funcionaria es la escribana Luciana Carolina Botte, que fue quien emitió las certificaciones correspondientes de las sociedades investigadas y la cesión de acciones de Coradin a Paione. D’Elía mismo la mencionó en Twitter horas antes de la salida al aire del programa Periodismo para Todos que se centraría en las propiedades del piquetero. Botte tiene, además, un micro radial en el programa Siete Punto Cero del dirigente kirchnerista en Radio Cooperativa. La escribana es una pieza importante en el armado político del ex piquetero, a tal punto de que es una de las caras visibles durante actos como el celebrado en septiembre de 2011 cuando la Federación de Tierra y Vivienda -organización que dirige D’Elía- anunció la entrega de lotes en el barrio San Javier de La Matanza. En el acto, Botte y D’Elia compartieron escenario con importantes figuras del kirchnerismo, como el entonces ministro de Economía, Amado Boudou, Roberto Feletti, Gabriel Mariotto, el intendente de La Matanza Fernando Espinoza y el titular del ala K de la CGT, Hugo Yasky, según consignó el propio blog de prensa de la FTV. Botte fue designada como funcionaria en la Comisión de Tierras en octubre de 2009 mediante decisión administrativa 365.  El presidente de la Comisión de Tierras es el arquitecto Rubén Pascolini -designado en julio de 2008 mediante Decreto 1134/2008-, uno de los principales dirigentes de la Federación de Tierra y Vivienda.

 

Luciana Botte con el equipo de "Siete Punto Cero"

Luciana Botte con el equipo de “Siete Punto Cero”

 

 

Un armado político y, como se ve, también empresarial.

En los años del menemismo se decía que se robaba para la Corona. Hoy, el kirchnerismo permite el enriquecimiento de sus referentes mediante negocios personales con el Estado ya que se roba para el proyecto nacional y popular. De ese modo el hombre que se inició en la lucha social y piquetera es hoy un empresario con camiones que recorren el país pagados por el Estado. Camiones que recorren la ruta de su propia plata negra.

 

Notas relacionadas

Los documento que demuestran la verdad del “testigo plantados” 

Cambiar el eje

 

 

Comments

  1. ¡Que increible lo que sucede en el pais!

  2. Romi says:

    Que hacen manteniendo notas que fueron ya desmentidas?… Avisenle a Wiñazky que si la Policía lo tiene que sacar de la puerta de un edificio por estar acosando a la gente, merece que la mami le tire de la oreja,

  3. MARC71 says:

    QUE ASCO COMO SE ROBAN EL PAIS ESTOS HIJOS DE MILPUTAS!!!

  4. seba says:

    Excelente investigación, mis felicitaciones a Levinas y a la gente de PdM.
    Sin dudas han armado un lindo revuelo. Se ve que a D’Elía lo que más le jode es que se muestre que él mismo forma parte de aquello que dice odiar; la puta oligarKía.
    Saludos.

    P.D.: Hugo Yaski es el titular de la CTA oficialista no de la CGT.

  5. gonzalo says:

    che si tienen un poco de dignidad saquen al menos la entrevista de este post, es una vergüenza.