Así rechazaba Zaffaroni habeas corpus bajo la dictadura

Publicamos documentos que muestran cómo el actual juez de la Corte Suprema rechazaba protección legal a familiares de desaparecidos.

1

“Resuelvo rechazar el presente recurso de Habeas Corpus número 362 interpuesto a favor de Alicia Lisso, sin costas. Notifíquese”. Con estas palabras, según muestra el documento que plazademayo.com publica en esta nota, el entonces juez federal penal Eugenio Zaffaroni -actual miembro de la Corte Suprema- negaba la posibilidad legal de que los familiares de Alicia Lisso, una estudiante de La Plata, la protegieran contra una detención arbitraria. Según había manifestado Lidia Palestrini de Lisso en el pedido de “habeas corpus”, su hija -que entonces tenía 23 años- había sido detenida en su domicilio durante la madrugada del 27 de octubre de 1976 por una “comisión que se identificó como perteneciente a las fuerzas de seguridad”. Alicia Lisso pasó a engrosar el listado de detenidos desaparecidos bajo la dictadura. Fue vista en un campo clandestino de detención  de Los Plátanos. Sus restos óseos fueron recuperados, identificados y entregados en 2011 a sus familiares. Los mismos que habían intentado que la justicia actuara para protegerla de la maquinaria genocida de la dictadura militar, sin éxito, ya que su pedido había sido rechazado por Zaffaroni.

“Zaffaroni juró bajo los estatutos de la dictadura en el fuero penal, por eso sabía perfectamente bien cuál era su rol en esa etapa, y lo cumplió – señala Enrique “Cachito” Fukman, miembro de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos-. Uno de sus roles era rechazar los habesas corpus, por eso la aparición de este documento no nos sorprende”.

“Le solicito a Vuestra Señoría que libre despachos telegráficos a efecto de requerir, en un plazo perentorio de 24 horas, informes al señor Ministro del Interior, al señor Jefe de la Policía Federal y al Comandante del Primer Cuerpo del Ejército, sobre si Alicia Lisso (…) se encuentra detenida en dependencias de alguna repartición, por qué causa y a disposición de qué autoridad competente”, le pedía la madre de la desaparecida al entonces juez Zaffaroni, luego de contar cómo había recorrido dependencias para dar con el paradero de su hija sin obtener ningún resultado.

-¿Podía haber actuado de otra manera Zaffaroni? -pregunta Plazademayo.com a Fukman.

-Mirá, te voy a contar un caso personal. Mi hermano Jorge Daniel Fukman murió acribillado por las fuerzas de seguridad de la dictadura. En la comisaría, cuando mi padre fue a reclamar su cuerpo, le dijeron que el cadáver se encontraba en manos del tribunal militar especial. A partir de ese momento comenzó una serie de medidas judiciales que iban y venían de fuero en fuero, hasta que mi padre pudo hablar con el secretario de un juzgado donde había caído la causa, pudo decir que quería el cuerpo para enterrarlo solamente y el juez se enfrentó a Suárez Manson, lo intimó a entregar el cuerpo en un plazo de 48 horas y así lo tuvo que hacer. Esto demuestra que se podía actuar de un modo distinto.

-Pero según usted, al firmar Zaffaroni bajo los estatutos de la dictadura su compromiso con esos estatutos lo hacía actuar de distinta manera.

-Hay que abrir el debate sobre este punto. Cuando nosotros decirmos que hay que sacar de la justicia a todos los jueces que fueron cómplices de la dictadura, decimos que todo el mundo debe asumir sus indepedientemente de sus posturas posteriores. Todos aquellos que de una u otra forma permitieron con su acción que el genocidio se concretara y garantizaron la impunidad deben rendir cuentas ante la justicia. Incluso, por una cuestión de conciencia, deberían presentarse ellos mismos ante la justicia y decir: “Soy responsable de esto”. Zaffaroni juró por los estatutos de la dictadura y respondió a ese juramento, que implicaba cumplir con los mandatos del Proceso de Reorganización Nacioinal.

Plazademayo.com publica los documentos que dan cuenta de este modo de actuar del hoy juez de la Corte Suprema.

2

3

Nota relacionada: La extraña historia del juez Zaffaroni, de Rodolfo Terragno, publicada en Clarín.

Comments

  1. ale says:

    MUY UTIL

  2. anakin says:

    Zaffaroni dedicó toda su trayectoria a reparar lo hecho, es innegable su labor jurídica en los votos de Arancibia Clavel y Simón, fallos de corte que permiten hoy la realización de los juicios por crímenes contra la humanidad.

  3. En Uruguay paso lo mismo. Mejor dicho,si jodias mucho,te violaban o reventaban un hijo. En todos los bandos hay cucos,pero los pueblos no despiertan de lograr una limpieza total de la justicia. La basura es continuista y disfrazada de dolor,el mismo que trajo a sus victimas.
    Desde Uruguay: A REDOBLAR Y PISAR MAS FUERTE,SIN PIEDAD…..

  4. paco says:

    jaja ahora va a decir que el secretario actuaba sin su consentimiento jaja

  5. Leo says:

    Esperen chicos!Solo Falta que el periodista intachable de Victor Hugo Morales Guevara salga en su ayuda como lo hizo con el probresito de Moreno. Si, el mismo periodista que jugaba fulbito con los milicos uruguayos “Cuando un amigo se va”. No lo digo yo, ni Lanata. Lo denuncio un Tupamaru. Kerosene para tu lampara VH!!!La tenes adentro y el Zaffa, que de esta no zafa!

  6. DanielSays says:

    Si llega a zafar de esta su apellido se convertirá en proverbial

  7. Gabriel says:

    Interesante revelacion. Como muchos escuche historias sobre Zaffaroni rechazando Habeas Corpus durante la dictadura, pero este documento confirma la historia. ¿Seran ciertas el resto de las historias sobre Zaffaroni que andan dando vueltas??? ¿Que dira el progreboludismo de esto?

  8. Faulkner Gómez says:

    Por esos años de plomo, el hoy miembro de la Corte Suprema de Justicia Zaffaronik, llegaba a las clases que daba a los alumnos/as de psicología de la UBA y fascinaba a las chicas al hablar de la revolución y de los principios de la justicia social aplicado a la libertad de los presos. Chucherías verdaderas de nuestros políticos.

  9. elisodecuru says:

    Pensé que en Argentina solo hubo lesa humanidad. Cómo es que los hechos ocurridos durante la última dictadura encuadran en genocidio?

  10. Ahora va a salir Carlotto o Bonafini a defenderlo,poniendo las manos en el fuego y diciendo que es otro de sus hijos del corazón, como es Boudou, Miceli, Shocklender. Y esta todo armado por Magnetto y las corporaciones,el neoliberalismo,la derecha,los liberales,Lilita,La CIA,los militares y Mata Hari. Compren pochoclos y esperen ver las justificaciones que van a decir en el oficialismo. Algunas de estos anteriores, fue el culpable sin dudas!

  11. Walter says:

    Che todo bien con esta “investigación” pero esto fue parte de las impugnaciones que presentaron contra el juez en el 2003 en las audiencias públicas antes de su ingreso a la Corte Suprema.

    • eloy says:

      ¿y? ¿O formás parte de la obsecuencia pseudo militante del kirchnerismo?

  12. felipe serrizuela says:

    Simple y llanamente el señor Zaffaroni tendría que irse solo. Por un cuestiòn de conciencia, caso contrario estarìa haciendo gala de su hipocrecia.