¡Cosa de negro!

Como en la política, ahora la historia también es blanco o negro. El discurso de CFK el 25 de mayo y el origen de un héroe de la Patria.

 

Las palabras de un Presidente de la Nación suelen ser estudiadas por equipos especializados que consultan cada párrafo con profesionales o académicos de distintas disciplinas.

Se parte de la base que esos discursos políticos, pero también ejemplificadores y didácticos, no pueden contener falsas aseveraciones u ofrecer flancos débiles que ponen a todo el resto de los dichos en duda.

La verborrágica costumbre de Cristina de hablar horas sin un guión previo, o mucho menos leer un escrito, la ha llevado a asegurar como verdades indiscutibles aseveraciones incomprobables.

Su discurso de el acto por el 25 de mayo fue la primera oportunidad que tuvo para reivindicar su misión comercial en Luanda, con una curiosa estrategia. La mandataria no habló sobre las bondades de la economía angoleña ni de la política de Dos Santos en materia de Derechos Humanos.

Habló del origen angoleño del sargento Cabral y del aporte de los negros de nuestro nuevo socio comercial en las luchas de nuestra independencia.

Según Marta Goldberg, historiadora especializada en temas de la esclavitud en nuestro país, es absolutamente improbable determinar el origen de la mayoría de los negros traídos del Africa. La razón es que si bien los barcos declaraban el puerto desde donde salían, los esclavos eran traídos de toda el Africa subsahariana. Aunque es cierto que muchos de ellos pertenecían a cuatro regiones, una de las cuales era lo que hoy es Angola. Tampoco existe evidencia cierta de que el soldado raso devenido en sargento Cabral haya sido negro.

La única versión existente es una supuesta carta de su dueño, un correntino de apellido Cabral, al Coronel San Martín, pocos días antes del combate,  pidiéndole que lo sacara de la caballería y lo pusiera  en la infantería porque era más seguro, ya que  los negros no andaban bien a caballo.

Esta carta solo la menciona Vicente Cutolo, autor de un diccionario de historia que muchos historiadores reconocen que lo consultan pero prefieren no citar. Por otra parte, Lo más llamativo es que el Coronel San Martín en su parte escrito horas después del combate de San Lorenzo y publicado en La Gaceta dos días mas tarde, relata algunas vicisitudes de la batalla, el número de 6 muertos y una decena de heridos pero curiosamente no nombra a quien acababa de salvar su vida .

Según la historiadora mendocina Beatriz Bragoni, esto puede deberse a la distante relación que la oficialidad mantenía con los soldados rasos en ese entonces, sin embargo, “hubo un reconocimiento un mes después. Hay dos evidencias de su existencia porteriores al hecho y dos recuerdos del Sargento, uno de Olazábal y otro de Manuel Pueyrredón, dos integrantes del regimiento de granaderos. El reconocimiento se hace en un parte de febrero de 1813 y se publica en La Gaceta el 10 de marzo. El 6 de marzo hay un decreto del gobierno que ordena un homenaje póstumo a Cabral en el regimiento de granaderos”.  Allí no se indica que es de origen negro.

Es probable que San Martín haya empleado algún suceso real y lo haya emperifollado para darle un contenido épico y motivar con ello a la soldadezca.

Según agrega Bragoni, el homenaje se inscribe en la política oficial de dotar de libertades limitadas a la población afrodescendiente.

Hay quienes van un poco más lejos y sostienen la posibilidad de que la del Sargento Cabral sea solo una figura mítica del relato independentista nacional. Luis Alberto Romero aclara que no existen evidencias ciertas sobre la existencia del legendario Sargento y que su nombre reaparece años después de la mano de uno de los autores que supieron construir la versión oficial de la historia Argentina: Bartolomé Mitre.

Lo más aceptado es que Cabral, si verdaderamente existió, era de origen correntino y antes se lo suponía criollo o hijo de padre indio y madre negra.

 

Pero para acercar todo al discurso de Cristina: “Cabral era hijo de una esclava negra (…) fueron los negros, eran de origen angoleño los que iban al frente” a esta incierta existencia y leyenda, de difícil comprobación y donde las dudas son más numerosas que las certezas y a su  relato del 25 de mayo , el 27 de ese mismo mes un usuario recién llegado a  Wikipedia, bajo el seudónimo ZanyJany insertó unos párrafos en la página de Juan Bautista Cabral para oscurecer la tez del sargento, y cambiar a su  padre indio por un negro y lograr así, post facto, que el discurso de Cristina parezca más creíble.

Comments

  1. María says:

    Más que las mentiras a las que nos tiene acostumbrados la chica esta de la Rosada, me impresionó que exista un bobo que entra a wikipedia y modifica información. Entré a wikipedia a buscar esa perlita y no la encontré (http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Bautista_Cabral). ¿Será que por incomprobable el señor Wiki la borró? ¿O que algún otro al que no le gustó entró y la eliminó? Estoy harta del gobierno de los discursos, los símbolos mentirosos, las antinomias y las peleas que distraen cómo se roban TODO.