Sur, represión y después.


Palos, carros hidrantes y helicópteros para desalojar una carpa docente frente al ministerio de Trabajo. Paradojas de un gobierno que dice no reprimir la protesta social.

 

 

Seguir leyendo