Nuevo método terrorista: El asalto a las embajadas

Nota firmada por Enrique Vázquez

Edición Nº 181 del 7 de marzo de 1980

 

Dice Vázquez sobre el desencadenamiento de la toma de la embajada dominicana en Bogotá: ¨Para actuar después del domingo deliberan dos organismos internacionales de consulta convocados por el gobierno colombiano. Uno es de nivel diplomático (…) otro está integrado por expertos militares de inteligencia y evalúa la posibilidad de una solución drástica, lo que traducido a un lenguaje menos eufemístico significa que llegado el caso se ejercería violencia sobre los terroristas, sin remordimiento por lo que pudiera ocurrir con los rehenes. Las dos posiciones tienen sus pro y sus contras. Si el gobierno colombiano accede a liberar a los 311 presos, que reclama el M-19 (…) no sólo habrá devuelto al terrorismo una formidable fuerza de choque, sino que también habrá debilitado la actitud de cualquier estado democrático del mundo ante el chantaje del terror.¨-pag 13-.

Dice Vázquez en la página 14: ¨Según informes de inteligencia militar, los cuadros del M-19 (es decir los estamentos superiores de la organización) suelen incorporar en calidad de instructores a veteranos de la guerrilla urbana de la Argentina y Uruguay: concretamente de montoneros y tupamaros muchos de los cuales figuran como desaparecidos en su país de origen¨.

 

Recuadro: ¿Qué puede pasar si toman una embajada argentina?


Dice Vázquez: ¨No es necesario cultivar la ciencia ficción para, ante los sucesos de Colombia, preguntarse qué pasaría si un grupo terrorista tomara a punta de ametralladora una embajada argentina en el exterior (en la convulsionada América Latina sobre todo) y exigiera, por ejemplo, la libertad de la viuda de Perón, la liberación de asesinos o el retorno de Cámpora. El ejemplo no es caprichoso. La Argentina, golpeada por una guerra, con enemigos prófugos en el exterior, bombardeada por el tema derechos humanos, aparece como un objetivo ideal para un golpe de mano como el que dio M-19 en Bogotá¨.


Deja un comentario