Así no Víctor Hugo. La memoria de Alfonsín no se mancha

El especialista del relato. El dueño de la verdad. Ese que un día dijo que el ahorro del matrimonio oficial era ofensivo. Ahora desde el pulpito que tiene en Radio Continental Víctor Hugo Morales dice que el que no sigue el pensamiento de Raúl Alfonsín contra el diario Clarín, es UN MAL RADICAL.

El gobierno del 83 tuvo constantes críticas desde los medios de comunicación. Pero por lo general ninguno rozó la falta de respeto o el ataque a la constitución.

La mayoría de los medios de comunicación estaban en manos del estado, pero nada hacia impedir las voces y la pluralidad de las ideas.

Santiago Kovadloff fue uno de los convocados para integrar el directorio de ATC,  Mario Sábato Y Aguines, fueron otros respetados referentes del pensamiento que el presidente de la democracia pidió sumar a los medios públicos.

En la gerencia de ATC el periodista de reconocida trayectoria en el justicialismo, Carlos Campolongo tuvo una larga responsabilidad al frente del área de noticias del canal estatal.

Desde ya que la política comunicacional del radicalismo no fue la mejor de todas, pero creó las bases necesarias para el sostenimiento de la democracia para todos los tiempos.

Con el destierro de la censura, el apoyo a la cinematografía argentina y la eliminación de las listas negras, el universo comunicacional supo gozar de una libertad jamás conocida en el país.

La oposición tenía su espacio en todos los noticieros y la información era constante herramienta de pluralidad.

Vale recordar las transmisiones de los discursos de Ubaldini frente a los 13 paros generales proclamado por la CGT de entonces.

Quizás el mayor error del alfonsinismo en los medios  partió desde la misma entraña del partido triunfador, pero eso quedará para los entendidos y los historiadores.

Ahora resulta que un señor, que suele acomodar su discurso como mejor le sugiere su acercamiento al pensamiento oficial, pretende “desempolvar” a un hombre muerto con historia, para acomodar esa historia al discurso oficialista de hoy.

Los medios siempre trataron de hacer negocios con todos los gobiernos. Los gobiernos siempre pretendieron morigerar las críticas de la prensa. Sin embargo el gobierno de la democracia respetó a todos y eso fue un logro de los argentinos.

Carlos Ulanovsky escribe en “paren las rotativas”: “Julio Rajneri Ministro de Alfonsín, acepta que tanto en Alfonsín como en buena parte de sus funcionarios existía la sospecha de ver a la prensa como un enemigo de los radicales. “Alfonsín trinaba contra Clarín -dice Rajneri en 1996- pero, ¿sabe en qué se fijaba más?: En la intencionalidad de los títulos.” A propósito de eso hace poco Luis Brandoni señalo: “Alfonsín nunca tuvo relaciones íntimas con el Grupo Clarín como este Gobierno. Alfonsín dijo en un discurso que Clarín tergiversa la información pero las razones eran otras. Clarín hizo una fuerte campaña contra Alfonsín porque no modificó el artículo 45 de la Ley de Radiodifusión. Él nunca cenaba con ellos, ni les otorgó diez años más de concesión, ni les permitió formar un oligopolio con Cablevisión y Multicanal”

Ahora pretenden sacar retazos de la historia para buscar una similitud antojadiza del ex presidente, eso es hacer un mal uso de la memoria colectiva. Ese tipo de acciones es tomar a todos por pelotudos y no por personas inteligentes.

Alfonsín jamás intento perjudicar a un medio de comunicación. Hay una diferencia abismal en ese punto con lo que pretende hacer el relator del relato. Las publicaciones periodísticas de la década de los 80 fueron muy duras con la democracia restaurada, pero siempre primó el sentido común, mas allá de los intereses sectoriales.

El gobierno jamás persiguió desde los medios públicos, a opositores, o grupos que pensaban distintos.  En algún momento su partido editó un diario escrito y seguido por sus lectores, pero jamás utilizó la pauta oficial en detrimento a otras publicaciones de tirada nacional.

Querer tomar un discurso de un Alfonsín enojado con Clarín, para hacerlo “coincidir” con la guerra del kernerismo y clarín, es tan obsceno como lo que hace Diego Gvirtz con la manipulación de las imágenes en tvr. ¿O acaso nadie recuerda esos programas de TVR cuando criticaba al gobierno y ahora los  apoya hasta retirar toda crítica a la gestión oficial?

Así no Víctor Hugo. La memoria no se mancha y

menos con el padre de la democracia.

5 pensamientos en “Así no Víctor Hugo. La memoria de Alfonsín no se mancha

  1. sinceramente nada sorprende de VHm ya, pueden poner cualquier cosa que nada me va a sorprender. Me da mucha lastima por el, a mi no me afecta en nada porque no me como las boludeces que dice y la mayoria de la gente tampoco, pero cuando se acabe este gobierno y quede solo y pobre va a sentir mucha lastima.

  2. Excelente nota, Medios y Opinión!
    Por qué no las firman? No sé cuántos periodistas integran el blog, ni quienes son. Cada vez que leo algo, pienso en Gaby, pero no debe ser el único.

    • Hola Iris. Este blog NO pertenece al Señor Levinas. Gabriel “nos presta” su web, Para “colgar” Medios Y Opinión en Plaza de Mayo

Deja un comentario