Concejal K con denuncia de abuso de menores quedó en libertad

Con dos denuncias de abuso simple contra dos niñas menores de edad sobre sus espaldas, llegó el ex presidente del Concejo Deliberante de Río Gallegos, el kirchnerista Emilio Maldonado, al Juzgado de Primera Instancia Nº 2 que encabeza la jueza Valeria López Lestón. Allí declaró y, pese a la esperanza de los denunciantes de que quede detenido, volvió a su domicilio.

El concejal de Río Gallegos pidió licencia tras la denuncia de abuso sexual a una nena de 9 años

El presidente del Concejo Deliberante de Río Gallegos fue denunciado penalmente por abuso sexual a una menor. Funcionarios municipales salieron a respaldar al edil, mientras que, casi 24 horas después de conocida la noticia, el intendente Pablo Grasso pidió que se lo licencie. Emilio Maldonado envió una carta al cuerpo deliberativo para cumplir con ese pedido.

Mirá lo que dijo Feinmann, cuando Negri le dió «suerte» en el pase con F. Pastor

“Me gustó la carta de Cristina, la sentí como un respaldo”

Feinmann – Pastor La pelea completa 12 minutos

¿A NÉSTOR NO LO CUIDARON Y LO DEJARON MORIR?

Con estricta puntualidad, a las 10 de la mañana de este miércoles 16 de septiembre, Emilio Maldonado concurrió al llamado a indagatoria que le efectuara la magistrada que lleva adelante la causa por presunto abuso sexual. 

Al ingresar, sólo se encontraban en los alrededores del Juzgado las jóvenes madres de las niñas, que relataron tiempo atrás que éste era un hombre de confianza de su entorno familiar y aprovechando esa situación, habría arremetido contra las chicas.

Maldonado bajó sólo del auto que lo transportaba e ingresó al edificio, ubicado en Juan B. Justo casi Fagnano de Río Gallegos, ante los reclamos e insultos de ambas mujeres, con quienes las unía una relación de amistad, según ellas mismas contaron.

Su paso siempre fue con la vista al frente, no se intimidó ni ante las preguntas –que no contestó- ni ante los reproches que, con voz quebrada, le realizaban. 

Ingresó y casi dos horas después, cuando ya había llegado un puñado de familiares de las supuestas víctimas, intentó salir, acompañado por tres efectivos, por una puerta lateral. Previamente, por ese mismo lugar, había salido su abogado, el doctor Gabriel Bertorello, sin efectuar declaraciones. 

Cuando los denunciantes se percataron, fueron contra él. En principio con reclamos verbales y luego, con patadas y puñetazos, que trataban de evitar los efectivos de la Policía, que al ser tan sólo tres, fueron sobrepasados. Por ello, volvieron a integrar por la puerta por la que habían salido.

Pocos minutos después, llegaron refuerzos. Tres móviles de la Policía de Santa Cruz se ubicaron sobre la calle Juan B. Justo, donde se refugiaba Maldonado. Y así, a los pocos minutos, salió y raudamente se resguardó en el asiento trasero de un patrullero que, inmediata y velozmente, abandonó el lugar.

Escenas de gran dolor se vivieron en ese momento y en los previos, ya que los familiares de las niñas indicaron que ayer sus abogados tuvieron acceso a la causa y a ciertos detalles de la Cámara Gesell, a la que se sometió a las menores. Las madres, por ello indicaron insistentemente a los medios presentes, que existían suficientes pruebas como para encarcelar al hombre, a quien califican de pedófilo. Pero, la magistrada, no entendió lo mismo.

Hasta ese momento, nadie sabía qué había sucedido en el interior del Juzgado 2 y qué determinación había tomado la doctora López Lestón.

Con el correr de las horas, se confirmó que Maldonado declaró y la jueza mantuvo la decisión de que el acusado de dos situaciones de abuso contra menores de edad que eran de su entorno, permanezca en libertad.Antes de abandonar el lugar, las madres desconsoladas criticaron a la titular del Juzgado Nº 2 y advirtieron que volverán, seguirán pidiendo cárcel “para el pedófilo y que lo seguirán hasta que pague. Sino, vamos a romper todo”, advirtieron. (Agencia OPI Santa Cruz)

Deja una respuesta