El caso fatal del actor César Pierry

Hace unos días Uma Thurman contó cómo durante el rodaje de Kill Bill chocó y sufrió varios golpes, a raíz de una escena pedida por el director Quentin Tarantino. El caso de la actriz no pasó a mayores y aunque ella tuvo que asistir al hospital, su recuperación fue inmediata. A raíz de eso surgieron muchos ejemplos de artistas que corrieron peligro en el set. Pero en Argentina, existe un antecedente fatal, de una grabación que le costó la vida a un actor.

En 1992 durante las grabaciones de la serie Mi socio imposible, al actor César Pierry, de 37 años, le explotó una granada de humo en la mano, ocasionándole graves heridas. El 29 de julio de ese año, a 19 días del accidente y tras cuatro operaciones, el artista murió.

Las causas reales de su deceso nunca se llegaron a esclarecer, pero en su momento se habló de una presunta mala praxis por parte de los médicos del Hospital Británico, donde lo atendieron desde que fue el accidente. En ese entonces se barajaron varias hipótesis que referían a un error en la medicación y a un exceso en la anestesia.

LEER MAS Y FUENTE

Deja un comentario