MOCCA EX 678: “BABY ES UNA MIERDA”

Y el señor del taxi estaba escuchando a Baby Etchecopar. yo Hacía mucho que no lo escuchaba a Baby Etchecopar. si yo tengo el poder, la decisión de escuchar o no escuchar a Baby Etchecopar, obviamente opto por no escucharlo, pero esta vez no tenía mucha opción.

Me doy cuenta que el señor, El chofer, un poco mayor que yo, frente a todas las barbaridades que decía, y pensaba para decir de alguna manera, se divertía, se entusiasmaba.

Cuando era más homofóbico, Cuanto más machista, más derechista, cuando más berreta era el discurso de este personaje, el taxista se ponía cada vez contento. Entonces, yo me pregunté ¿Mocca que haces acá? Porque si yo le digo: “apaga la radio porque esto me intoxica” voy a entrar en una conversación que en el mejor de los casos, no tengo ganas de entrar, no tengo ganas de argumentar, porque una persona como Baby Etchecopar me intoxica.

A mi Baby Etchecopar… escucho tres frases y ya no lo soporto. Entonces, estoicamente escuché un viaje de 40 45 minutos escuchando este personaje miserable, un tipo que se cree en condiciones de hablar del mundo y sus alrededores y no tiene la menor idea de los temas que aborda, que insulta, que trabaja de alguna manera pornográfica, Pro Macri, para las autoridades este país, para el gobierno de Macri para, los servicios para toda la peor calaña, el tipo es un incondicional ,es un incondicional de la m***** y yo me di cuenta que ese tipo pudo construir alrededor de eso un personaje penoso, qué da lástima, una historia que le permite incluso burlarse de artistas verdaderos

Hoy me doy cuenta que hay una cifra en el pensamiento rabioso, neurótico, lindante con lo psicópata psicopatico de la clase media de la ciudad de Buenos Aires, que este tipo ha logrado protagonizar y que ha logrado protagonizar de una manera Excelsa, casi insuperable. Son muy pocas las personas que han logrado sintonizar con el ambiente más, más fascista y repugnante de la vida de esta ciudad.

Me voy a comprometer con los oyentes a no permanecer en un taxi Mientras esté Baby Etchecopar.

Señores taxistas de la ciudad de Buenos Aires, les aviso que yo no me quedo en el taxi cuando usted, cuando ustedes lo tienen puesto a Baby Etchecopar.
Mi límite es Baby Etchecopar. si ustedes lo están escuchando a longobardi pongo el celular y pongo en las orejas los auriculares, y pongo un tango de Gardel.

Pero el problema es que hay algo extraño que uno cuando escucha a Baby Etchecopar, hay algo como que desea seguir escuchando, es una especie venenoso qué corroe nuestras venas y nos produce un grado de adicción inexplicable.

Un pensamiento en “MOCCA EX 678: “BABY ES UNA MIERDA”

Deja un comentario