Lanata trató de Insecto a Brancatelli y de “drogadicto” a Máximo

La imagen de Cristina dinamitando su posición de doce años en diez minutos fue patética: fundó su vertiginoso cambio en las charlas con su hija. Enhorabuena. Quizás las charlas con Máximo la lleven ahora a la despenalización de la drogas.

La Argentina Imaginaria que discutía la salud mental de Laura Muñoz, que pedía a gritos una foto de Amado y Vanderbroele juntos, que se negaba a ver lo evidente, hace silencio. Ni insectos como Brancatelli salieron a defenderlo. Ojalá lee lleven la vianda a la cárcel de Ezeiza. ”The dream is over”, (El sueño terminó) escribió Lennon. La Argentina Real corta el aliento. Pero devuelve a la vez, un viento saludable.

VER NOTA COMPLETA

Deja un comentario