Enrique Vázquez: “Manga de hipócritas”

Resultado de imagen para Enrique Vázquez HUMOR

Al concluir la dictadura militar yo tenía 5 procesamientos encima -algunos compartidos con Andrés Cascioli, con Tomás Sanz y Luis Gregorich- en sendas querellas por calumnias e injurias que nos habían iniciado los comandantes en jefe. Aparte pesaba un pedido de procesamiento en función de la Ley de Seguridad Nacional 20.840 del que me salvó el abogado de “Humor”, el gran Eduardo Miranda, al plantear cuestiones de jurisdicción.

El 1 de agosto de 1989, a las 7 de la mañana, hacía un frío de cagarse cuando Gustavo López, Nuria Pedregal, Debora PerezVolpin y yo llegamos al portón de entrada de Radio Belgrano, en Uruguay 1273, para hacer “El árbol y el bosque”. Pero ese día, siete matones del entorno del interventor Horacio Frega nos estaban esperando en el ingreso al pasillo. Dos de ellos sacaron revólveres, uno se lo puso en la panza a Gustavo López y el otro me apuntó a mí. “Váyanse de acá y no vuelvan más, zurdos de mierda”, nos gritaron. El día anterior ya habían rondado en torno a la pesa de Nuria y Debora PerezVolpin, las productoras, murmurando amenazas y deslizando comentarios sobre los atributos anatómicos de ambas. En ese momento -franca decadencia de ideas progresistas y eufórico avance de la alianza peronista-liberal- “El árbol y el bosque” gozaba de 12 puntos de audiencia entre las 8 y las 10 de la mañana. Poco si se lo compara con los 39 puntos de los albores democráticos, pero en definitiva más de un millón de oyentes fijos.

A partir de ahí estuve obligado a vagar por radios de cuarta, en horarios marginales y -lo peor- a pagar el espacio. Ningún empresario me contrató. En paralelo quebró “Humor”, asfixiada por las demandas judiciales y la persecución impositiva del menemato, y quedé completamente en banda.

Sí: trabajé entre el 2007 y el 2010 en medios del Estado bajo administración kirnerista. Nunca hice apología del kirnerismo. No puedo trabajar en medios privados porque cargo con una mochila ideológica indigerible para los empresarios de medios de este paisucho. Sólo puedo trabajar, cuando me toleran, en medios estatales. No me toleraron los delarruístas, sí me toleraron, durante un breve período, los kirneristas.

Ahora, ¿dónde estaban durante la dictadura los que ahora me exigen una rendición de cuentas en el feisbuc? ¿Por qué no me acompañaron a los tribunales cuando me citaban los Dibur, los Siro de Martini o los Gilleta? ¿Por qué no se solidarizaron cuando el fascismo menemista nos sacó de Radio Belgrano a punta de revólver? ¿Por qué no acercaron una pauta publicitaria cuando comenzó la diáspora por Splendid, Buenos Aires y Argentina en horarios como las 6 de la tarde o las 12 de la noche?

Tengo odio para repartir, manga de hipócritas.

VISTO EN EL MURO DEL FACEBOOK

Un pensamiento en “Enrique Vázquez: “Manga de hipócritas”

  1. Y que fué de aquel Enrique Vasquez que en radio Belgrano denunciaba la corrupción de los gobiernos peronistas, incluido el del santacruceño amigo del Carlo ? Se murió ?

Deja un comentario