CYNTHIA GARCIA “Nadie les da trabajo a los ex 678”

 

“La pregunta que tenemos que resolver es la que nos venimos haciendo desde hace años: ‘¿Dónde está el poder?’ Ese va a ser el planteo de la charla. Hasta hace un tiempo los comunicadores podíamos visibilizar a los poderes en juego, mostrar la confrontación del poder, porque creíamos que ahí también estaba la construcción del poder. Luego de 2015, y desde la asunción de Mauricio Macri, esa configuración quedó de alguna manera en evidencia como también quedó a las claras qué pasa cuando la sociedad vota un proyecto neoliberal”, dijo a LA ARENA la periodista Cynthia García, quien esta tarde disertará en el Concejo Deliberante en una conferencia que denominó “La comunicación popular y los caminos de la emancipación en tiempos neoliberales”. Organizada por el Centro Pampeano de Estudios Sociales y Políticos (Cpesp), la charla será a las 19.30 en el recinto del CDSR con entrada libre y gratuita.
Centrada en dos ejes fundamentales “Los Medios” y “El Territorio”, la ex panelista del desaparecido programa “6, 7, 8”, intentará aportar algunas herramientas para los comunicadores y aquellos actores políticos que entienden que la disputa contra el modelo que intenta llevar adelante el gobierno es, ante todo, discursiva.
“Yo creo que la arena es mediática, es hoy el campo de disputa. La batalla es mediática pero también territorial. La bisagra que genera en la clase trabajadora argentina que un proyecto de corte neoliberal haya ganado las elecciones mediante el voto nos pone en una situación especial. Es necesario pensar salidas o caminos de salida más fáciles para pensar ese sistema y llegar a salir de él. Entender cómo es la discusión mediática en un contexto neoliberal y qué rol juegan los comunicadores y los medios líderes”, agregó García, quien desde hace años acompaña a Víctor Hugo Morales como columnista en su programa radial.
-¿Cómo fue el cambio de estar en la pantalla de “6, 7, 8” en prime time a estar en una plataforma digital, un canal de Youtube y en las redes sociales?
-Fue drástico, pero no en términos personales. Estar en la televisión publica implicaba un rol en los medios distinto al que estamos ahora con una plataforma virtual. No es que haya sido drástico por la exposición, sino por el impacto de vivir en carne propia como el equipo de “6, 7, 8” quedó diezmado y fue utilizado como moneda de cambio. A los compañeros se los ha ubicado en una lista negra y hoy les es difícil conseguir trabajo.
-¿Nadie les da trabajo?
-Nadie. Nadie les da trabajo a los ex “6, 7, 8”. Es muy difícil hasta en lugares que por ahí uno considera propios, por que hay una afinidad. Pero digamos que esto también tiene que ver con las consecuencias de lo que se hizo mal.
-¿Cómo se hace para dar una batalla cultural en un escenario en el que parece no haber lugar para las ideas?
-De la misma forma. Haciendo lo mismo en el territorio, redoblando la apuesta, pensando en los errores, haciéndolo mejor. Esa es la respuesta para un proyecto que piensa en una emancipación. No se debe hablar en términos de medios líderes, porque un proyecto de estas características tiene otra forma. Y para eso necesariamente tenemos que pensar el periodismo.

Deja un comentario