Clarín, la Voz del Interior, La Capital(Ros) y La Capital (MDP), concentran el 80% en infracción de avisos contra la mujer

 

 

Desde que fue creada, en agosto del 2011, la Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Comercio Sexual (OM) logró que el 80% de los medios gráficos de comunicación del país no publiquen este tipo de avisos, colaborando de esta forma en el control y erradicación de la violencia mediática. Actualmente cuatro concentran el 80% de las infracciones: Clarín, la Voz del Interior, La Capital(Rosario) y La Capital (Mar del Plata). El desafío más inmediato de la Oficina es sumar el monitoreo de internet y uno de los logros de gestión es la colaboración con las causas judiciales de trata de personas. “Noto en la gente nuevas formas de conciencia sobre la violencia hacia las mujeres y sobre la existencia de redes dedicada a trata” dice Chantal Stevens, coordinadora de la OM.

Por Sandra Chaher

COMUNICAR IGUALDAD- La Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Oferta de Comercio Sexual (OM), dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, fue creada por el Decreto presidencial 936, de julio del 2011, con dos objetivos: combatir la trata de personas–ya que las redes de tratantes suelen ser las que publican buena parte de los avisos- y combatir la violencia mediática –por el contenido injuriante para las mujeres de los avisos-, transformándose así en una más de las varias herramientas puestas por el Estado a disposición de la población en los últimos años para sensibilizar y sancionar la discriminación hacia las mujeres en los medios de comunicación.

Un año y medio después de su creación dice María Chantal Stevens, coordinadora de la misma: “Yo creo que en este año y medio de adquisición de conocimiento sobre el mundo prostibulario a través de la forma en que éste aparece reflejado en los medios, hemos aprendido importantísimas lecciones que van mucho más allá de la prohibición del rubro. Rescato sobre todo una función de la Oficina que se va profundizando que es la tarea de análisis de la información, poniéndola a disposición de otros organismos que tienen que investigar el tema”.

– ¿Percibís una sensibilidad diferente en la población sobre el tema en relación a cuando ustedes empezaron a trabajar?

– Mirá, cuando fueron el año pasado los Juegos Panamericanos, un diario que había dejado de publicar avisos explícitos volvió a hacerlo, teniendo en destacado contradiccionescuenta que los Juegos atraen fundamentalmente a turistas masculinos. Esto fue en Mar del Plata. Y antes de que yo pudiera ver estos avisos, hubo sentadas de organizaciones de la sociedad civil frente al diario y al día siguiente estos avisos no estaban más. Además de la prohibición concreta, nosotros salimos a hablar del tema por el país y creo que esto colaboró en la sensibilización con el tema. Cuando hacés con la gente la lectura de estos avisos con perspectiva de género y contando lo que hiciste, se escandalizan de otra manera. Las contradicciones emergen. Los avisos son un denominador común de los diarios de todo el país. La forma en que las mujeres aparecen en los medios exige revisión y aplicación gradual de medidas. Hay que ir buscando los cambios. Pero yo ya noto en la gente nuevas formas de conciencia sobre la violencia hacia las mujeres y sobre la existencia de redes dedicada a trata y esto se ve en las denuncias que recibimos. Y también hubo un cambio en el tratamiento de las mujeres en los medios de comunicación. Luego es necesario hilar más fino sobre otras formas más sutiles de violencia que nosotros mismos reproducimos.

Las cifras de la Oficina de Monitoreo

Desde julio del 2011, la OM se abocó fundamentalmente al monitoreo de medios gráficos de todo el país, tanto diarios como revistas. Muchos de esos diarios no publicaban avisos cuando fue emitido el Decreto 936 y otros dejaron de publicarlos apenas conocido el mismo o con las primeras notificaciones. Otro enorme mérito del trabajo de la OM es que de los 18 diarios que aún quedan en infracción ninguno publica ya avisos con textos denigrantes como “Paraguayita caliente se busca”. Lo cual no quiere decir que haya dejado de existir la oferta de comercio sexual, pero ahora está engañosamente presentada a través de avisos de masajistas o terapeutas corporales.

Los rebeldes

Existe un núcleo duro de medios que se resiste a abandonar estas publicaciones que alimentan el negocio de tratantes y proxenetas” señalan desde la OM para referirse a los 18 medios gráficos que aún continúan publicando avisos, pero especialmente a cuatro grandes diarios nacionales y provinciales: Clarín, la Voz del Interior, La Capital (Rosario) y La Capital (Mar del Plata). Estos medios ya recibieron intimaciones en las cuales se les informó que la continuidad en la publicación de avisos colabora con la explotación sexual y la trata de personas, mayoritariamente mujeres. Sin embargo, no cesaron en la publicación.

destacada2En el caso específico de Clarín, es el único que hasta la fecha recibió una multa, de 362.500 pesos, en el 2012. La misma fue apelada por el diario ante la OM, luego siguió el trámite administrativo ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y actualmente se encuentra en el fuero contencioso-administrativo del Poder Judicial. Mientras tanto, el diario sigue sumando nuevas denuncias por nuevos avisos.

Otros diarios como La Capital de Mar del Plata, o La Nación, continúan publicando avisos de tipo engañoso, donde no está clara la oferta de comercio sexual, pero pareciera haber un control interno que hace que no sean publicados dos veces avisos con los mismos teléfonos. Es decir que quienes publican deben modificar sus teléfonos si quieren que el medio les siga publicando.

Por último, diarios como La Voz del Interior, si bien continúan publicando este tipo de avisos, redujeron notablemente la cantidad de los mismos.

Colaboración con el Poder Judicial

Otro logro de la OM es la cooperación con el Poder Judicial, particularmente con la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE) y con el Ministerio Público Fiscal. Se proveyó información sobre avisos en el marco de 21 causas y/o investigaciones preliminares sobre trata de personas con fines de explotación sexual y otros delitos vinculados.Tenemos una enorme base de datos, por eso me interesa la colaboración con el Poder Judicial –señala Stevens-. El fiscal Colombo me manda los teléfonos de las actuaciones que está investigando y yo le mando la información cruzada con la publicación de avisos. Fuimos desarrollando de a poco un software que si yo pongo un teléfono me dice todo lo que hay publicado con ese número. Actualmente tenemos esta información en tres bases de datos: medios gráficos, internet y papelitos que se pegan en la calle. La idea sería que a futuro este todo unificado.” A su vez, la OM también denunció ante la UFASE todos los avisos que hacían referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual en los que la OM intervino, generando así nuevas investigaciones.

Oferta electrónica

Internet es, según Stevens, el área en la que se impone trabajar a futuro, a medida que los medios gráficos aparecen como un sector más controlado. Actualmente, la OM tiene una base de datos de 500 páginas en las que se publican avisos de prostitución que podrían encubrir ofertas de comercio sexual. “La mayor parte de la oferta sexual actual está en internet –señala la funcionaria-. Lo que venimos viendo con nuestra investigación es que se trata de un panorama muy complejo de blogs, redes sociales, versiones digitales de medios on line, páginas de promoción de oferta sexual… Y la intimación en este caso no es igual que mandar la carta al edificio de un diario. No sé por ejemplo si la dirección declarada en el servidor es real. Estamos viendo cómo trabajaríamos en este tipo de sanciones específicas, habría que generar normativa complementaria. Pero aunque aún no hayamos actuado en la sanción, sí trabajamos los casos porque investigamos a partir de las denuncias que recibimos, la mayoría de las cuales son sobre internet. Vemos los sitios de principio a final y los vinculamos a toda la otra información que tenemos de diarios y papelitos. Sólo nos queda decirles que retiren el aviso o darles la baja a través del servidor.”

Denuncias ante la Oficina de Monitoreo de Publicación de Avisos de Comercio Sexual: (011) 5300-4070/ monitoreoofertasexual@jus.gov.ar

FUENTE

Deja un comentario