Doman juntó a Pando y a Pablo Marchetti en Canal 13

Cecilia Pando: «Yo no soy ninguna vedette para que me hagan foto montajes»

Marchetti ex revista Barcelona, prefirió contestar con humor a las quejas de Cecilia Pando. El debate sobre la Libertad de expresión, por momentos se vio banalizado, pero así y todo cada uno pudo exponer su posición.

Por una publicación le deberán pagar 40 mil pesos por “afectar” el “honor” de la defensora de la última dictadura cívico militar. ¿Y la libertad de expresión?

“A mí me resulta un desafío interesante: defender mi revista, su línea editorial y la libertad de expresión. Chechu: no te tengo miedo”, decía en un tuit de septiembre de 2013 Ingrid Beck, directora de la Revista Barcelona. Cecilia Pando, presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos de Argentina y defensora de represores condenados por delitos de lesa humanidad, había demandado a la revista por “daños y perjuicios” a causa de una contratapa dedicada a ella.

La jueza no determina diferencias entre una publicación humorística y una periodística lo que a la vez sienta un precedente peligroso. Barcelona desde su tapa ya anuncia que todo lo que se publica es “ficción” y que no toda la información “ha sido debidamente chequeada”. Un primer antecedente contra Barcelona ya había sido el levantamiento de su edición de los kioscos. En un primer momento, cuando se impulsaba la denuncia, Pando ante la justicia solicitó una medida cautelar para levantar las ediciones de la revista de los kioscos. La Cámara Civil le terminó dando la razón y la revista fue levantada para luego iniciar la demanda que, en palabras de Pando, le provocó un “daño psicológico”.

“Nuestra empresa está quebrada y tampoco podríamos pagarle, pero lo importante acá es la discusión conceptual: la sátira como libertad de expresión”, decía Beck al extinto portal Infojus mientras se cubría el día a día de la denuncia. Desde un principio se realizaron audiencias de conciliación entre las partes para llegar a un acuerdo que evitara el juicio. Acompañó el planteo de Barcelona, entre otros, el abogado Damián Loreti del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), especializado en demandas y trámites legales respecto a la defensa del derecho de libertad de expresión.

Según el fallo de la jueza Nóvile contra Barcelona “a pesar de tratarse de una revista de carácter satírico la foto y las frases allí colocadas exceden un tono sarcástico y burlón y hacen una exposición exagerada de la accionante”. Lo concreto es que este fallo obliga a Barcelona a pagar una indemnización con dinero que no posee, pero a la vez también determina un claro golpe contra la libertad de expresión.

Deja un comentario