El Gobierno da de baja licencia del grupo Vila-Manzano

CRISTOBAL VILA

Casi un año después de haber recibido el aval del Gobierno para funcionar como cuarto operador de del sistema celular 4G, el grupo Vila-Manzano no podrá desembarcar en el negocio de la telefonía móvil. La decisión la tomó ayer la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic).
Se trata del organismo que preside el secretario de Comunicaciones Norberto Berner , que fue creado por la Ley 27.078 ‘Argentina Digital’ y que absorbe las facultades de la Secretaría de Comunicaciones (Secom) y la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC). Además integra a las empresas nacionales ARSAT y el Correo Oficial e incluye a los Programas Argentina Conectada y Servicio Universal.
Ayer, el directorio del ente aprobó 546 resoluciones entre multas, sanciones a empresas y pedidos de reconsideración. En una de esas resoluciones se decidió anular parte del proceso licitatorio que en octubre del año pasado había adjudicado las bandas para brindar el servicio de telefonía de 4G en la Argentina a tres operadoras ya existentes como son Movistar, Personal y Claro, y a una nueva firma creada por los empresarios Daniel Vila y José Luis Manzano.
Según pudo saber El Cronista, el grupo agotaría las instancias administrativas y hasta judiciales para mantener la licencia.
La determinación fue tomada por unanimidad con lo cual se dio de baja la licencia de Arlink por «incumplimientos reiterados a los parámetros impuestos por la letra de la reglamentación de ese proceso adjudicatorio» de mediados de septiembre del año pasado.
El cuarto operador es una figura creada por la resolución Nº 37/2014, mediante la cual se convocó a la licitación. Y se le reserva una porción del espectro con uso de las bandas de 15 años.
Según las resoluciones de la Secom, una vez informadas de las adjudicaciones, las empresas tenían 10 días para constituir la garantía de cumplimiento establecida en el artículo 54 del pliego de licitación y pagar el monto ofertado.
A fines de octubre del año pasado, cuando se abrieron los sobres, las ofertas globales de las cuatro empresas que quedaron seleccionadas ascendieron a los u$s 2233 millones.
Tanto Movistar como Personal y Claro abonaron a término y en dólares sus obligaciones, mientras que Arlink no lo hizo. Debía abonar u$s 506 millones en efectivo.

Deja un comentario