Un pensamiento en “julio Bárbaro: «Buscar honestidad en el Cristinismo es como buscar virginidad en un prostíbulo»

  1. La comparación es buenísima a la hora de pintar la realidad, aunque creo que hay más posibilidades de encontrar una virgen en un prostíbulo.
    Por otra parte, debe ser muy triste estar en un prostíbulo, no es una actividad con la que se debe haber soñado, sino que la vida o algún proxeneta (tal vez un Cristinista) las empujó a caer allí. Viven en la miseria, siendo despreciadas
    En cambio el Cristinista, es el corrupto que elige ir construyendo su vida alrededor de esa característica que lo va definiendo, enriqueciéndose ilícitamente, asociándose ilícitamente, robando (aunque se trate de medicamentos oncologicos pediátricos), teniendo cada vez más poder que cada vez le gusta mas, y muchas veces, siendo delincuentes, son tratados como señores honorables. Son mafiosos. Desprecian la vida del otro, trafican la que sea, venden a quien sea.
    Cualquier prostituta es mejor persona que un Cristinista.

Deja un comentario