Digo Gvirtz: Los críticos tienen razón. En 678 somos cerrados con los invitados

Picture 1

 

Hasta cierto punto, los críticos tienen razón: 6,7,8 se ha cerrado en cuanto a su panel de invitados, reveló el creador del programa, Diego Gvirtz, en diálogo con el Herald la semana pasada en la oficina del productor, Pensado Para Televisión (PPT).

“Tienen sentido en algún punto,” dijo. “Me parece que hubo un lugar, un momento, en que nosotros también nos cerramos. Me parece que es difícil la perspectiva pero en algún momento nos cerramos.”

“Ahora estamos intentando abrirnos un poco más,” agregó Gvirtz. “Tampoco es fácil porque muchas veces nosotros invitamos a gente, y nos gustaría tener su palabra, pero no vienen. ”

Al programa le ha costado últimamente atraer a figuras opositoras importantes, situación de la cual el productor es consciente, Gvirtz admitió.

“Tiene una complejidad. Para ciertos sectores de la política argentina es un poco temeroso,” dijo. “Si algunos invitados quisieron venir nosotros podemos plantear debate. Tenemos formas, nadie va a atacar a nadie.”

Conocido por crear programas como Televisión Registrada (TVR) y Duro de domar, Gvirtz planteó que el problema tiene que ver con un costo político que pagan algunos por aparecer en 6,7,8.

“Tenemos una voz cercana al gobierno, pero no somos el gobierno,”  aclaró.

El mes pasado, los panelistas de 6,7,8 fueron acompañados por militantes jóvenes del PRO, el radicalismo y el Frente para la Victoria (FpV) en un programa en que debatieron temas como la reforma del Código Penal, la seguridad y la educación, decisión que algunos interpretaron como un importante paso para el programa.

A pesar de que Gvirtz desestima la validez de los ratings oficiales, Santiago Marino de la Universidad Nacional de Quilmes dijo en diálogo con el Herald que podría haber beneficios para 6,7,8 si el programa “se abre.”

“Por ejemplo, cuando invitaron a Beatriz Sarlo y fue Sarlo contra el resto del panel, el programa midió ocho puntos,” dijo Marino, quien sospechó que “cuanto más se cierre 6,7,8, cuanto más se ciñe, mide menos.”

“La primera temporada de 6,7,8 donde todavía invitaban investigadores, intelectuales, o como quieras llamarlos,” dijo. “Después, cambió el objetivo por el de guiar a la tropa, digamos. Resulta menos eficaz en términos comunicacionales, pero más eficaz en términos políticos.”

Esos contratos polémicos

En noviembre del año pasado volvió a surgir un poco del fuego crítico que hay acerca de 6,7,8 cuando la periodista de Canal 13, Mariel Fitz Patrick, presentó a la Justicia un pedido de acceso a la información para los contratos entre PPT y Radio Televisión Argentina (RTA), que terminó revelando que durante el año anterior al Estado le había costado dos millones de pesos 6,7,8.

“Yo entiendo que es parte del juego. Insisto con esto: los contratos los hice públicos el año pasado porque se hablaba pavadas. Los contratos míos, digamos, son públicos y está bien que así sean,” aclaró Gvirtz.

6,7,8 y el futuro

Consultado por el Herald si ven un 6,7,8 en una emisora pública administrada por los posibles futuros gobiernos de los canditados presidenciales del 2015 – Mauricio Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa – Gvirtz, García y Marino (entrevistados en la nota principal) expresaron sus dudas.

“Otros gobiernos van a ser más pro-corporativos, donde al Estado lo van a achicar. Me parece que va a perder sentido, va a perder credibilidad,” dijo Gvirtz, planteando que 6,7,8 funciona en un ambiente mediático en que resulta ser una voz minoritaria: “Es un programa que claramente se puede decir que no es anticapitalista, ni contra de la actividad privada. Nosotros somos privados. Pero que defiende (6, 7, 8)  una posición de equilibrio.”

Cynthia García parecía concordar.

“No creo que se animen. Para hacer un programa como 678 o su réplica ideológica contraria, tenés que tener el respeto del derecho de información,” aclaró.

Mientras Santiago Marino manifestó sus dudas sobre un posible “8,7,6 o un 9,10,11” con una administración nacional distinta, dijo que el público podría anticipar mucho de lo mismo desde la emisora pública.

“No me sorprendería que hicieran una gestión gubernamental de los medios públicos, como lo han hecho históricamente todos los partidos políticos,” dijo.

Publicado en inglés en el Buenos Aires Herald y online.

GRACIAS A http://jblogsblog.wordpress.com/

Deja una respuesta