P/12 destaca que FRANCO MACRI creció en la dictadura y el Menemismo pero invisibiliza la relación con el Kirchnerismo

LO QUE P/12 NO TE CUENTA

 

En 2004 Franco se convirtió en el nexo comercial entre los gobiernos de Argentina y China, lo que le permitió cobrar millonarias comisiones en dólares por transacciones entre ambos países como la compra de vagones chinos para el subte.
En el 2006 una sociedad formada entre el grupo Macri, Roggio, una empresa china y los gremios La Fraternidad y de camioneros se hizo cargo del ferrocarril Belgrano Cargas. El decreto establecía, además, la entrega de subsidios no reintegrables de parte del Estado.
Una intrincada red de empresas de la familia – que incluye al holding Socma, la empresa Ghella e Iecsa – en estos años de mandato K fueron destinatarias de importantes y numerosas licitaciones. Entre ellas: obras hidráulicas y represas (como Yaciretá), repavimentaciones de rutas nacionales y construcción de autopistas, construcción de viviendas del Plan Federal de Viviendas, obras de reparaciones de hospitales, obras ferroviarias, tendidos eléctricos, restauración de la Basílica de Luján, etc.

La Nación anunció  el listado de empresas que aportaron fondos para sostener la candidatura de la Primera Dama entregó con despreocupación un dato que conmovió a la política: entre los nombres de apartantes aparecía la firma Creaurban, de Ángelo y Fabio Calcaterra, sobrinos de Francisco Macri y primos de Mauricio Macri.

Esta empresa constructora perteneció al grupo Socma que controlaba Franco, hasta que decidió, hace muy poco tiempo, vendérsela a sus sobrinos, operación cuya realidad despertó sospechas en el mercado, pero que los Calcaterra insisten en defender –incluso a través de comunicados-.