Aliverti analiza si puede ganar Macri y lo acusa de ser un régimen que NO tiene las manos limpias

Este año arrancó con una coincidencia generalizada que hay desde todos los flancos del análisis político y es que sí Macri, vuelve a ganar, es obvio que el motivo sobresaliente jamás, jamás podría ser la situación económica, el desastre que esta banda produjo para las grandes mayorías.

No tiene reversión posible, inclusive ahora a agosto o octubre, logra estabilizar variables de la denominada macroeconomía, esos números muy grandes de las cuentas internas y externas que por lo común, sólo sirven que los adalides de la exclusión social, intenté generar esperanzas en una población concientizada y capaz de haber creído que un gobierno de ricos, no robaría. Pero las cifras y el padecimiento son los que son. un Macri reelecto tampoco lo sería por imagen de honestidad.

Estamos de acuerdo excepto por su núcleo duro de votantes gorilas, hicimos que siga siendo el mismo de toda nuestra historia.

Desde mediados del siglo pasado, que se define por su invicto odio visceral al peronismo, que nunca tuvo, ni tendrá la decencia institucional como uno de sus valores, nadie seríamente podría argüir que este régimen tiene las manos limpias, ni menos sucia que en el período kirchnerista, ni que viva combatir la corrupción.

Sólo el muro protector de sus agentes mediáticos, obtura que el Macrismo vive, debería vivir de Escándalo en escándalo. Ni siquiera si lo pueden disimular por completo, la plata en los paraísos fiscales, el perdón de la deuda al grupo familiar por el correo, Los negociados inmobiliarios con las tierras Fiscales, la casi totalidad de los funcionarios involucrados en maniobras sospechosas, ni hablar de la cooptación de la justicia. Podrá decirse que a la gente, o los argentinos, no les importaría si hubiesen manejado lo económico con un sentido mínimamente distributivo. Pero ni eso en otras palabras con licencia de conversación de café: “afanan, no tiran un hueso más que a los propios”, junto con algunos en esencia de momentos precisos en las zonas explosivas del conurbano bonaerense y, sobre todo no paran de joder a la clase media qué fue y es el síntoma de humor y que los llevó al poder explícito.

¿Como podrían entonces volver a ganar? Sólo porque la oposición electoralmente expresada, no estaría siendo apta para unificarse.

Sólo por eso quizás haya más de una opción para tratar de establecer o arrimar ¿qué diablos terminará ocurriendo en este año de elecciones presidenciales?, lo cual a su vez tiene tres problemáticas confluyentes: la primera, la que salta a la vista es con qué figura individual se le gana a Macri? la segunda es ¿Con qué discurso sea cual fue la figura? y la tercera trascendental es ¿De qué manera esa figura y ese discurso, serán compatibles con los rigores de 2020 porque vamos a entendernos, 2020 será el año que viene cuando todo podrá saltar por los aires, acabada la asistencia del fondo monetario y acumulado los vencimientos de deuda externa salvo que una nueva corrida cambiaría se llevará puesto a macri antes de las elecciones? si pasara eso, hoy no puede visualizarse Cuál sería la fórmula Duhalde de alfonsín de 2001 para conducir una transición rumbo a no se sabe.

Ahora bien, decíamos quizás haya más de una opción analítica,  hay de todo lo francos de análisis político, Macri

ConTacto Digital con Alejandro Alfie y gran equipo 2/2/19 AUDIO COMPLETO

A las 9 por la @La990Radio, el primer programa de @Contacto990
ConTacto Digital es un programa de radio que intenta construir
un puente entre las personas y los medios de comunicación, en todas sus plataformas.

Con Alejandro Alfie, Gastón Roitberg, Guillermo Courau y Cecilia Domínguez, el programa genera un vínculo cercano, que permite a los oyentes cruzar y familiarizarse con el mundo de redes en el que vivimos.
La actualidad de los medios, el periodismo y las industrias culturales.
Producción periodística: Javier Furer y Robertino Sánchez Flech

Longobardi y Casero apuntaron a Pinti. Ahora la respuesta del monologuista

Pinti cuestiono al Gobierno ante la crisis económica y Longobardi le respondió por la radio. En ese orden el actor Alfredo Casero disparó contra el ex salsa criolla. Hoy se conoció la respuesta de Pinti

Alfredo Casero fue al grano y le respondió  por la red del pajarito

Casero, quien en su cuenta de Twitter no dudó en acusarlo de ser “Un verdadero cagueta”, como respuesta de una usuaria que recordaba una antigua entrevista a Pinti de 2013 explicando que, durante la gestión de Cristina Kirchnerhabía dejado de hacer monólogos por tenerle miedo al Gobierno y a 678. “Yo a los de 678 me los fumo y me los fumaré en pipa”, finalizó Casero.

¿QUË DIJO PINTI?

Pinti dialogó con Clarín unas horas después y aclaró sus dichos. Y hasta le dio la la razón a Longobardi: “Concuerdo con lo que dice Longobardi. No supe administrar mi dinero. No me molesta que opine. Tiene toda la razón“.

El humorista, que tiene como principal entrada económica lo que recauda de su nuevo espectáculo Al fondo, a la derecha que se desarrolla de miércoles a domingo en el Multiteatro Comafi y en giras por la Costa Atlántica los lunes y martes, reconoció que es la primera vez que “está preocupado” por su economía.

Y aclaró: “No tengo miedo de quedarme sin plata… Lo que sí digo que es la primera vez que tengo la sensación del agua al cuelloNunca administré bien la plata“. Además, Enrique también está de acuerdo con Longobardi en otro punto: en que politizar esta discusión es delirante.

Es ridículo politizar esta discusión, concuerdo con Longobardi. Nuestra plata no vale nada además… Igual, quiero destacar algo. Porque sé que suena mal cuando digo algo así. Entiendo que es una falta de respeto mía, que yo me esté sentando en un programa a hablar de esto cuando los verdaderos apuros y los que la pasan mal de verdad son los jubilados y la gente que vive debajo de un puente…“, reconoció.

En tanto, Pinti volvió a dejar en claro que su queja en particular es con la prepaga que tiene desde 1983, que antes sí le permitía pagar sus cuotas y hoy lo padece. Y también se quejó de la suba en las cuentas de los servicios. “Yo me escandalicé porque me habían subido la prepaga. Cuánto más años cumplís, más caro es el planPor eso es tan disparatada esa cifra que pago de 39 mil pesos. Me caí de culo. Desde el ’83 vengo pagando como una persona previsora o como un pelotudo no lo sé, pero no me voy a borrar ahora que estoy choto de salud. Lo voy a necesitar más que en el ’83… Yo me escandalicé con eso y las facturas que vienen cada vez más caras. Eso coincide con una merma en el público general y a mí me toco fuerte en esta oportunidad.

-¿Pudiste juntar mucha plata en tu carrera?

Yo nunca fui pobre, pertenezco a una familia de clase media. Siempre tuve para comer y mucho más. Pero no todo lo que reluce es oro. A mí, particularmente, me fue bien en lo económico desde los 46 años en adelante. En el año ’83 empecé a ganar plata de verdad. Yo empecé en esta carrera en el ’57 en teatros independientes. Hasta 1973, en el que armaba cooperativas de trabajo me las arreglaba con puchitos. Me daban un sueldito y hacía boletería. Trabajé así hasta 1974 que es cuando Lino Patalano me ofrece el café concert. En esa época me venían a ver 8 o 10 personas. En tanto, Perciavalle, Gasalla y Nacha Guevara, llenaban todo. A mí me costó mucho siempre. Se ganaba lo que se podía ganar en el teatro off, pero cada vez tenía más éxito hasta que en el ’81, empiezo a escribir guiones para Gasalla y ahí el propio Antonio me empezó a dar el 2% de lo que recaudaba en el Maipo por derechos de autor. Puedo decir que recién a partir del ’85, con 46 años, ahí arranqué a juntar plata.

¿Y en qué se te fue el dinero que no pudiste administrar?

Al no estar casado, ni hijos, ni nada, con 46 años no tenía a quien mantener. Es por eso que me empecé a ir todos los años, dos meses a Europa y Estados Unidos. Cuando tu primera plata importante te llega a los 46 años, pensás que te va a durar un año o dos. Pero no, me duró 10 años: entraba, pero después salía y salía. Eso sí, no estoy arrepentido ni nada. Si hubiera ahorrado todos esos viajes, hoy tendría una mayor cuenta bancaria pero sería un burro. Conocí Norteamérica y de paraíso no tiene nada. Y lo pude comprobar. Y España no es un milagro como se decía. Estuve en todos esos lados del mundo, observé. Me lo permitieron esos viajes. Y lo cierto es que no tuve nunca alma de mochilero. Viajaba y me hospedaba en hoteles buenísimos. Imaginate un tipo de 50 años, gordo, culón, no daba ir a una hostería.

-Claro, pareciera que tenés que aclarar que no estás necesitado y que tan sólo marcaste cómo es tu realidad económica actual….

Tal cual. No estoy necesitado, ni muerto. Sí tengo una diabetes fuerte y la insulina es importada y cuesta un huevo. Mi diabetólogo me recomendó una de afuera… Porque ya varios me dijeron que soy un boludo porque la insulina argentina es gratis o te la regalan. Insisto, no es un ni un pedido de socorro ni nada. Los médicos me llaman que me dicen que tienen la formula, la insulina argentina es la mejor y no se qué. Pero bueno, confío en mi diabetólogo Félix Puchulu. Es el nieto del que introdujo la diabetología en la Argentina.

-¿Tanto bajó tu público como para no poder pagar las cuentas?

No es que no puedo pagar las cuentas. O salir a comer. Que lo hago todas las noches y la gente te lo puede decir. Pero hay una realidad: el miércoles me fueron a ver al teatro 19 personas. ¡19! Sí, luego el lunes fuimos a San Bernardo y habían 400 espectadores. Es todo muy inestable. Además, yo soy extremadamente verídico: así como me fue bien y fui primero en recaudaciones durante mucho tiempo y lo decía, ahora también lo digo si me va como el ojete. Hay veces que pienso, el día que vengan más de 100 personas al teatro salgo desnudo a la playa. Es una temporada muy floja…

¿Y pudiste ahorrar algo o hasta tuviste que romper el chanchito?

Sí, pero mis ahorros no son los de Marcelo Tinelli, Mirtha Legrand o Susana Giménez. Es la primera vez en mi vida que yo siento que la plata es un problema para mí. No llego sin tocar los ahorros. Aparte yo tengo esos viejos mandatos de que los ahorros son para guardar por las dudas y para cuando me vaya de este mundo dejárselos a los mas cercanos.

¿Nunca invertiste en nada con la carrera que lograste? Imagino que oportunidades habrás tenido…

}No me gustan los negocios y esas cosas. No es por buena gente, es que no lo sé hacer. Nunca hice negocios de inversiones, porque no sé manejarlo. No especulé ni puse la plata afuera ni aposté a la timba financiera. Pagué siempre todos los impuestos con tal de no tener quilombos. Por eso siempre hablé de todos los políticos sin problemas. Había que estar limpio por cualquier cosa. Una vez tuve una cuenta en Nueva York pero la cerré al año, no me sentía bien haciendo esas cosas.

Alfredo Casero disparó contra Enrique Pinti y lo trató de "Un verdadero Cagueta"

¿Te molestan las declaraciones de Alfredo Casero o los comentarios ácidos que hizo en Twitter sobre tu persona? 

Casero está mal de la cabeza (risas). Yo lo adoro. Lo admiré toda la vida. Es uno de los humoristas y también actores, porque hace trabajos brillantes, que le tengo una gran consideración. Pero está mal de la cabeza. No pide flan la gente, pide que no le corten la luzSe mueren de hambre. Lo escuché decir no sé en donde que ‘a la gente de edad tienen que pasarla a una planta baja’  y se me cayeron las muelas. Está loco de la cabeza. Cada uno vive donde puede. Esa señora de 70 años, capaz que vive hace 40 en el piso ocho. Casero es un chiste. Si se politiza cualquier cosa que decís, se hace todo una gran pavada.

Alfredo Casero se metió con Enrique Pinti y lo trató de "Cagueta". Twitter.

Alfredo Casero se metió con Enrique Pinti y lo trató de “Cagueta”. Twitter.

Casero utilizó el término “Cagueta” para dejar en evidencia tu cobardía a la hora de criticar al gobierno kirchnerista. ¿Te hacés cargo de esta consideración que hizo?

Si tienen complicada la elección que se jodan. Casero defendió y sigue defendiendo a muerte esta gestión. Al igual que Juan Acosta y algún otro. A mi no me parece ni mejor ni peor este gobierno que el anterior. Es lo mismo pero con otro discurso. Hace unos años cuando dije que iba a votar en blanco, el mismo Casero me dijo que era un gordo culo chato y nunca me vino a ver a un solo espectáculo. Si querés saber lo que pienso, tenés que venir a verme. Si no me hacés reportaje no te enterás lo que digo. Siempre me manejé así. En cambio, ahora el 99% de la gente se expresa en la redes sociales. No habrá leído comentarios en contra del kirchnerismo porque no me vio en el espectáculo.

¿Y ahora vas a ir a votar en octubre para las presidenciales?

No voy a ir a votar, tengo problemas en las piernas. ¿Para entrar al cuarto oscuro y ver esas caras? Ya los conozco a todos. A esta altura de la vida, que vote la gente que tiene futuro… No me importa lo que diga Casero. En todo caso, todos tenemos un punto de cagueta igual. Es un mundo al colapso todo el tiempo: guerras mundiales, explosiones atómicas y demás. Es normal ser un cagueta en esta época”.