DDT / LANATA / ESPECIAL “ENTREVISTA A FERNANDO PEÑA” 17-06-09-

Fernando Peña, sin medias tintas

El actor y conductor, que se encuentra en terapia intensiva, fue el invitado de “La Luna” (va grabado). No esquivó ningún tema. El sida, el sexo, la familia y la muerte fueron los ejes de una charla que no tuvo desperdicio.

“Estoy enojado conmigo, con el virus, con la enfermedad y con cierta gente, pero no me voy a morir de sida”, aseguró.

• Imaginando la muerte

“Soy frontal y sincero. No tengo drama en decir que soy una marica perdida, que ahora tengo sida porque fui un inconsciente y porque amé con locura. Mi primer orgasmo fue con un chico de mi edad, cuando tenía 9 años. A los 12, tuve mi primera penetración con manteca Sancor. Estoy feliz de ser como soy. Es un triunfo contra la represeión familiar. Para mi ser gay es algo normal, no se trata de una peste”. Esta ensalada de declaraciones, y muchas más, fue las que profesó el agudo actor y conductor de radio Fernando Peña, que anoche -el programa es grabado- fue el entrevistado en “La luna”, el ciclo semanal de Jorge Lanata.

Durante el programa, la espontaneidad de la conversación tuvo alto vuelo por los disímiles y extremos temas que se tocaron: sexo explícito y homosexual, la muerte, la tortura familiar, entre otros. Lanata, a diferencia de envíos anteriores, tuvo un eficaz manejo que permitió a Peña sentirse cómodo, para nada agresivo y abierto para hablar de todo.

El conductor de “El parquímetro”, que padece HIV positivo, está internado en terapia intensiva en el Instituto del Diagnóstico. Según el propio Peña, que apareció esta mañana en su programa, desde el centro asistencial, hoy a las 17 le harán una biopsia para analizar sus tejidos. “Me van a hacer un tajito debajo del corazón para extraerme un tejido que analizarán”. De buen ánimo, Peña no ahorró bromas pesadas y en su desfachatez declaró estar “embarazado del juez Oyarbide”.

Pura revelación

Volviendo al programa de anoche, Peña dijo no tener miedo de nada; sí bronca. “Estoy enojado conmigo, con el virus, con la enfermedad y con cierta gente. A veces siento que me va a matar la gente, no el sida. Me rompe las pelotas que se me acerquen y me tengan lástima. Quiero que me traten con normalidad”, rogó, mientras la cámara recorría sus pintadas uñas negras, sus numerosos y variados anillos y aros.

El “timing” de Lanata motivó a que Peña fluyera en temas que nunca quiso hablar, como el de su hijo de 17 años, a quien no ve. “Yo no puedo ir a buscar a mi hijo. Sé que debería hacerlo, pero le temo al rechazo, no me lo bancaría”. El periodista, con cintura, se puso en la piel de psicólogo y, sin hurgar demasiado, lo fue invitando a Peña a intimar: “A los 18 años, estando en Nueva York tras la muerte de mi viejo, estaba en una época de drogas pesadas, estaba mal. Conocí una chica norteamericana y cogimos. Se dio solo, naturalmente. Y se quedó embarazada”, reveló.

Hacia el final, sobrevoló una pregunta: “¿Por qué creés que sos gay?”. Y Peña, ni lerdo ni perezoso, respondió que “mi vieja me hizo puto. Me sobreprotegió y me descuidó en exceso. Mi vieja era una yegua. Siempre se quejó por tener un hijo -mi hermano- que le gustan las negras y otro que prefiere los tipos”. Para el cierre y frente al espejo, dijo ver “una cosa física llena de sinceridad y liberación, que es feliz así”.

Jorge reproduce “LA LUNA” en CANAL 26 el día  17-06-2009