Magdalena y Morales Sola denuncian situación del derecho a la libertad de expresión en La OEA / VIDEO COMPLETO

MAGDALENA Y MORALES SOLA

 

 

 

Un grupo de periodistas del Grupo Clarín y el diario La Nación concurrieron este viernes a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para denunciar episodios que presuntamente afectan a la libertad de expresión, por lo que fueron duramente cuestionados por la embajadora argentina, Nilda Garré.

Los principales expositores fueron Magdalena Ruiz Guiñazú y Joaquín Morales Solá, acompañados por Nelson Castro, Luis Majul, Alfredo Leuco, Mariano Obarrio y José “Pepe” Eliaschev, quienes habían solicitado en agosto pasado una audiencia ante el organismo internacional.

Morales Solá sostuvo que “la libertad de expresión en la Argentina está siendo cercenada” porque se lleva a cabo una “demonización del periodismo independiente” y una “censura indirecta” a través del Estado, que “ha usado diversos métodos” como “la difamación de periodistas que tiene una visión crítica del Gobierno”.

Por su parte, Ruiz Guiñazú recordó que “hace tres años” fue sometida a un juicio llamado ético y popular”, que se desarrolló frente a la Casa Rosada, en el que fue “acusada falsamente de haber sido jefa de prensa del Ministerio de Economía de la dictadura”.

En tanto, el Gobierno estuvo representado por el director general de Derechos Humanos de la Cancillería, Federico Villegas Beltrán, y funcionarios de la dirección de Asuntos Jurídicos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Al solicitar la habilitación del panel, los periodistas advirtieron sobre “distintas acciones adoptadas por el Estado argentino que implican serios retrocesos en la vigencia del derecho de libertad de expresión”.

Además, señalaron que “sólo el diligente actuar de ese organismo podrá poner límite a las condiciones de creciente hostilidad impulsadas por las autoridades gubernamentales nacionales, que afectan seriamente el ejercicio del periodismo independiente”.

Sin embargo, la embajadora argentina ante la OEA, la ex ministra Nilda Garré criticó a este grupo de periodistas a través de su cuenta de Facebook, donde los calificó como “la voz de las corporaciones en la OEA”.

“Insólito! Periodistas vinieron a Washington a formular la denuncia inverosímil de que en la Argentina son presionados, amenazados y objeto de persecuciones!”, escribió Garré en su página de la red social.

En este sentido, agregó que “los que día a día expresan abiertamente sus desavenencias con el Gobierno nacional desde los medios nacionales tratan de convencer en el exterior lo que efectivamente es imposible de tomar por cierto”.

“A tres días del fallo de la Corte Suprema de Justicia, máximo tribunal constitucional de nuestro país, la propaganda opositora vuelve a la carga para tratar de imponer de facto lecturas inconcebibles”, agregó la embajadora, según consignó NA.

Por último, la diplomática defendió la Ley de Medios al destacar que “la democracia y la división de poderes independientes gestaron una ley que pone la estructura de la democratización de las voces”.