Un director de TELAM sospecha que LANATA quiere comprar un riñón

Carlos Daniel Aletto, Es escritor y además un polémico periodista que trascendió en los medios cuando devolvió un premio “Clarín”

Según las crónicas de la época

“Luego del fallo, del 29 de septiembre del 2008, del primer Concurso Clarín de Cuentos, del que resultó ganador el marplatense Carlos Daniel Aletto por el relato “Atalaya”, se comprobó que el cuento seleccionado ya había sido premiado en Mar del Plata, en la Tercera Bienal de Arte Joven, en el año 2000. Si bien esa circunstancia no invalidaba la participación en el Concurso Clarín de Cuento, sí lo hacía, de acuerdo a la bases, el que éste haya sido publicado”

Aletto, es un ferviente seguidor de las políticas del matrimonio presidencial y también, es Director Suplemento Literario de La Agencia Nacional de Noticias Télam

Este lunes en su muro del “Face” escribió:

“Sabiendo que un enfermo renal crónico con diabetes tiene como máximo 5 años de supervivencia;
sabiendo que un fumador no puede entrar en lista de espera para ser trasplantado;
sabiendo que Jorge Lanata se dializa tres veces por semana y declaró en varias oportunidades la necesidad de ser trasplantado;
sabiendo que es ilegal la compra de órganos.
¿Cómo conseguirá el riñón que necesita?
Ya en su entorno tienen respuesta”

“Yo no quiero que se muera Lanata, pero su enfermedad no sobrepasa los 5 años… es necesario que se haga un trasplante y en el entorno médico ya hablan de esta ilegalidad… Grave.”

El lunes mantuvimos un dialogo respetuoso con Carlos, pero lamentablemente según denunció el periodista, “manos anónimas” borraron sus opiniones en el muro de su página virtual

.

Ahora no  se puede encontrar nuestros diálogos, pero quedan algunas reflexiones en el camino.

¿Hasta qué punto por pensar distinto se puede creer semejante cosa?

¿Quién puede suponer que ante una eventual enfermedad de VÍCTOR HUGO MORALES,  algún militante “anti K”, sospeche de semejante cosa por el solo hecho de que Morales, sea un “PERIODISTA MILITANTE”?

El gobierno ha dividido al país en buenos y malos y todos estamos incluidos, directa o indirectamente, en esta pelea.

Pero este tema debería ser el límite. No se puede ser tan desgraciado por tener semejante actitud.