Comisión interna de Canal 7 repudia la demonización de Juan Miceli

La comisión interna del noticiero de la TV Pública repudia la demonización del periodista Juan Miceli, desatada luego de que el conductor de Visión 7 Mediodía le preguntara al diputado Andrés Larroque acerca del uso de pecheras de La Cámpora y otras agrupaciones de Unidos y Organizados durante las tareas de acopio y reparto de las donaciones realizadas por las víctimas de la inundación en La Plata. Esta campaña, con centro en el programa 678, se ha extendido por una importante cantidad de medios
La irritación que provoca la pregunta de Miceli se explica con facilidad: preguntar sin condicionamientos no forma parte de la idea de periodismo y libertad de expresión que le agradaría al diputado Larroque.
Esto le valió al compañero Miceli ser calificado por 678 como “vocero de la derecha”, “periodista del establishment”, y “corporativo”.
Estas calificaciones son las que generan las condiciones para someter a escarnio a un periodista que trabaja hace tres años como una de las caras mas conocidas del noticiero de la TV Pública, y no tiene ninguna vinculación actual con el Grupo Clarín.
La reacción de Larroque, que increpó a Miceli preguntándole su nombre al aire, es un claro intento de intimidación, y en la que demuestra desconocer que este es un canal público y no gubernamental. Esta pregunta fue convenientemente editada y eliminada en la versión de los hechos presentada por los programas producidos por Diego Gvirtz, en un acto de manipulación.
Luego de eso, se pasó a la demonización, homologando un periodista individual a una corporación y utilizando el archivo como arma de demolición a la carta, con un claro objetivo: actuar de manera ejemplificadora a través del miedo para evitar la repetición de similares actos de “rebeldía”.
La etapa siguiente del escarnio es instalar la idea de que la pregunta de Miceli a Larroque fue el detonante de los incidentes entre militantes oficialistas y supuestos integrantes de la UOCRA, una narración conspirativa planteada explícitamente por el diputado Juan Cabandié y difundida por nuestro noticiero. Por lo tanto, es necesario aclarar que eso nada tiene que ver con la opinión de los periodistas trabajadores de prensa de Canal 7.
El pluralismo de la TV Pública no le debe nada a las autoridades de la empresa, sino a una historia de lucha y compromiso en defensa de los medios públicos y la democratización de la información que no empezó en 2003, sino mucho antes.
Sería bueno preguntarse qué tipo de política –y particularmente- qué clase de política de medios y de comunicación tienen aquellos que califican de“antipolítica” las preguntas incómodas y las críticas a las decisiones, acciones y discursos del gobierno, vengan de donde vengan, acertadas o no, pero de cualquier manera legítimas para los trabajadores de prensa.
En ese sentido, reivindicamos el absoluto e incuestionable derecho de los periodistas de la TV Pública, y de todos los demás medios, a ejercer su profesión libremente y sin condicionamientos de ninguna índole, lo que incluye los del poder político de turno.

Comisión Interna del Noticiero de Canal 7
César Nenna, Agustín Lecchi, Norberto González, Jorge Rodríguez

Rebelión en visión 7. Ahora Cecilia Laratro

 

Los trabajadores del noticiero de la television publica estan organizados como manda la ley. Hay delegados gremiales, comision interna, asambleas, reclamos por condiciones y beneficios laborales. Los que trabajan mas horas de las estipuladas, cobran extras, los feriados y fines de semana tambien. Como corresponde, solo como corresponde y como consecuencia de largas luchas de quienes, entre otras cosas, evitaron que el canal publico fuera privatizado.
A la mayoria, nos gustaría que consiguieramos cada vez mayor excelencia profesional, nos alegra cuando lo logramos y nos frustra cuando no.
En lo personal, no estoy alineada, no tengo carnet de afiliacion, no conozco ni tengo relacion personal con ningun funcionario del gobierno, me siento muy gratificada porque me renuevan año a año el contrato sólo y únicamente por criterios de valoracion profesional, concibo el pensamiento como un sistema de ideas integradas por educacion, formacion y convicciones éticas. No adhiero 100 por ciento a nada, no soy fundamentalista, creo que la critica y el cuestionamiento siempre suman, ( en la medida en que no pongan en juego la democracia , solo por defender intereses tan poderosos como miserables), tengo dudas, porque desde ya me parece una burrada creer que la duda es la jactancia de los intelectuales, como dijo la bestia de Aldo Rico, y creo que siempre, se puede mejorar. Estoy mas cerca de quienes llevan adelante politicas que permitan que todos tengan acceso a la alimentacion, vivienda, salud y educacion que quienes promueven la economia de mercado, rechazo viceralmente la corrupcion y sus consecuencias tragicas, pero esto no tiene por qué importarle a quienes miran el noticiero. Los presentadores de noticias no son quienes tienen que decirle a la gente qué pensar o cual es el punto de vista de quien informa, para eso, existen otros programas. El noticiero es un servicio publico que mereceria encararse con gran responsabilidad social.
Mi cariño a Juan Miceli, gran compañero de trabajo, mi comprension para Andres Larroque que no pudo cuidar las formas luego de largas y dolorosas, jornadas ayudando a recibir y distribuir las donaciones (aunque no fueron los unicos).
Vincular a Miceli con los ataques de la UOCRA a un grupo de la Campora y despues tirarnos la camara encima a sus compañeros, nos coloca en una situacion de mierda.
Por ultimo: ser joven no es una virtud, nadie hace nada por nacer en la fecha que nació. Conozco jovenes (muchos, mi hija de 32, se recibio en el Nacional Bs As, es sociologa egresada de la UBA y fue becada para investigar por el CONICET, todo su entorno, compañeras/os de trabajo , amigos jovenes con los que trabajé en distintos programas con quienes nos seguimos frecuentando) en fin… Los hay maravillosos, lucidos, inteligentes y tarados, igual que los adultos. Bienvenido el compromiso para todos…y todas y mi respeto a los que eligen otros caminos, mas introspectivos.

FUENTE FACEBOOK

MICELI EN VISIÓN 7 CONTESTÓ A 678: «ME ACUSAN DE CORPORATIVO» VIDEO

“Hola a todos, ayer en 678, me criticaron para que tenga y guarde. Me acusan de corporativo, trabajando en este canal. Barragán también será corporativo porque él también trabajó en el Grupo Clarín”

“La verdad, no esperaba. Nunca me pasó de trabajar en un canal y que duden de mi capacidad profesional y de mi honestidad. No solo eso, sino que en este mismo noticiero a las 7 (de la tarde de ayer) hicieron una entrevista a Juan Cabandié en donde también ponen en tela de juicio mi capacidad, honestidad profesional. Será la pluralidad que hay en Canal 7 que permite que incluso compañeros de Canal 7 se presten a este tipo de operaciones para condenarme a mí, en definitiva a un compañero de trabajo también, pero se prestaron para eso”,

“No todos, hay mucha gente en Canal 7 que también trabaja responsablemente y merecen mi respeto. Disculpen esto, pero me están atacando. Yo no soy del Grupo Clarín. Yo estoy solo frente a todo esto. Perdón”.

Luego de esas palabras, la «periodista» Agustina Díaz, algo preocupada y quizás sin saber que Miceli iba a responder que lo expresado manifesto algo insegura: “una breve pausa y enseguida estamos con toda la información, después de esto que acaba de decir Juan a todos ustedes”.

Miceli volvió al noticiero. Mira la noticia que le redactaron en visión 7

Luego que 678 lo tratara de corporativo y después de la polémica por la pregunta de Miceli al todo poderoso de Larroque, Miceli volvió a sus tareas habituales.

Su voz se escucho cuando “interrumpió” la transmisión de la conferencia de Prensa del gobernador Scioli

Más tarde apareció la apertura “formal del noticiero”.

Mira el video y enterarte de la noticia que le toco leer y como fue el saludo de su pareja del NOTICIERO OFICIAL, VISION 7.

 

NOTICIA EN CONSTRUCCION

Miceli se equivocó pero Larroque fue un prepotente

Las zapatillas de Ruckauf que se repartían en la elección del candidato peronista en la Provincia de Bs.As.

 

Miceli pudo equivocarse, quizás su pregunta podría haberse formulado desde otra manera, pero el legislador que representa al poder presidencial, estuvo mal.

Larroque fue intimidante ante el cuestionamiento de Miceli.

Larroque se enojó, Larroque sabía quién era el periodista que preguntaba y en el video se escucha que en un momento le dice su nombre, pero inmediatamente a eso  le pregunta en tono desafiante ¿UD, COMO SE LLAMA?. Larroque se comportó como un JEFE DE PERSONAL. Solamente le faltó pedir el número de legajo

Los partidos políticos son una institución de la democracia. Y más allá de sus críticas o sus aplausos, la costumbre de mostrar sus estandartes en una actividad como esta que se discute, está bien y no hay que tener miedo. Es una cuestión lógica de no “esconder nada”. Está bien que así sea.

Entendemos la preocupación de muchos y quizás la del propio Miceli, la organización kernerista ya ha pasado en otro momento a subir un escalón por el  mal antecedente que tiene de “entrar en las escuelas para adoctrinar alumnos de una escuela”

 

No es tampoco el caso de las famosas zapatillas de un gobernador que en la que horas antes de una elección, supo regalar un zapato, el que representaba a la pierna derecha y al término de la elección, completaba el regalo con la zapatilla de la pierna izquierda.

 

El periodista tiene que criticar, el político debe responder con respeto y brindar su opinión.

 

Miceli criticó, pudo tener un enfoque equivocado, una pregunta mal planteada, pero Larroque cuando respondió, fue agresivo.

 

La pregunta del periodista muestra esa duda que viene de lejos, cerca del final de la dictadura cuando se generaban donaciones y desde el canal estatal se anunciaba:  “LAS 24 HORAS DE MALVINAS”, muchas de esas donaciones nunca llegaron a destino.

 

No se puede preguntar desde la anti política. Tampoco se debe responder groseramente como respondió el líder de “La Campora”. Mucho peor es ahora si se confirma la probable desvinculación de Miceli desde su puesto de trabajo, el canal estatal.

Miceli «No sé qué pasará el lunes en el noticiero» (NUEVO)

El conductor del noticiero del mediodía de la Televisión Pública, Juan Miceli, habló a calzón quitado en el programa Ahora es Nuestra la Ciudad conducido por Luis Gasulla en FM Identidad y dijo que no tiene «nada personal» con el diputado camporista, Andres «Cuervo» Larroque.

«Trato de hacer preguntas medianamente inteligentes» dijo Miceli al explicar las razones por las que le preguntó a Larroque el por qué de la utilización de las pecheras si la ayuda supuestamente es anónima. «No creo que meritaba esa reacción» pero «me parecía que eso tenía que tener una explicación». Sobre su compañera Agustina Díaz, dijo que «ella tuvo otra visión, fue honesta y sincera, es lo que parece a ella, no juzgo, no quiero caer en estas cosas de decir cómo piensa distinto es mi enemiga» pero aclaró que «lo hice sin doble intención y no tengo un tema personal con nadie».
En todo caso, agregó «tomaré un café para debatirlo», en relación con su compañera. Miceli dijo que «hay que tratar de convivir con los que piensan distinto». Sobre los rumores de su futuro laboral, Miceli negó que le hayan dicho algo pero «cuando terminó el noticiero no se armó tanto lío como a la tarde, no sé qué pasará el lunes, sigo mis convicciones y me banco las condiciones, si ellos creen que no es de la línea que quieren —claramente no estoy alineado— seguiré mi camino».
Ante los rumores de que la ayuda social solo se podía dar en la facultad de Periodista de la Universidad de La Plata con la pechera de La Cámpora, Miceli dijo que «se hace difícil, por momentos, vivir en nuestro país, pues vas a una reunión y tenes que estar explicando». Negó que todos los que trabajen en la TV Pública sean kirchneristas: «Me han mandando muchos mails del canal acompañándome, pero no desde lo ideológico, sino desde la profesión». Agregó que «no me gusta hacer preguntas para tirar centros y más si se trata de un funcionario público».
Sobre su futuro afirmó que «sino sigo no lo veo como algo malo (…) pero se me ocurre que no deben querer que esté». Sobre su cambio de horario repentino, dijo que «me lo dijeron directamente que no querían que estuviese a la noche porque era incómodo políticamente». (…) «Hubo una fantasía de que me había pasado de un bando a otro y no es así. Me fui de canal 13 porque había llegado a un techo y no llegaba a nada». En la suposición de que fuese kirchnerista, Miceli respondió preguntándose «¿tengo que entrar en un canal de televisión con el carnet de afiliado? Aún si fuese K debería poder preguntarle al Cuervo Larroque lo que quiera o por qué están los de La Cámpora agarrando las donaciones».
Agregó que «no fue la primera vez que pasó esto» pero sino pregunto «sos un vocero de prensa». Concluyó que «cada cual trabaja donde puede y cómo puede». «No te voy a negar que es fácil estar ahí sentado teniendo al jefe de la Cámpora en el canal pero creo que hice lo que tenía que hacer». Pidió que esto sirva para abrir un debate entre los estudiantes de periodismo y explicó que no fue, como pidió Larroque, a La Plata luego del noticiero: «Estoy tranquilo con mi cuestión solidaria, cuando lo hago, lo hago en privado».

FUENTE