LA SUPUESTA ENFERMEDAD DE FONZI Y LA ÉTICA PERIODÍSTICA

Caso Dolores Fonzi.
Cuando el periodismo, NO tiene la noticia y NO chequea un rumor, y en la televisión, especulan sobre una grave enfermedad

El planteo que se hace es que la actriz TIENE UNA ENFERMEDAD.
Que fue operada, que la familia guarda silencio, que Dolores fue consultada vía WASSAP, “pero no clavo el visto”

Las caras de los panelistas parecen de lo peor, la noticia es casi nula, el rumor es muy grande, nadie sabe nada y solo se sabe que está internada.

Un periodista señala “que está costando recibir información”, “sobre todo, más que nada que quiere contar ella, que le contó a la familia, de qué modo la gente puede enterarse…
El morbo de la televisión frente a un caso que NO se tiene noticia y se especula como si el panelismo está en una mesa de café, sin las cámaras a la vista…

En el debut de Diego Leuco, TELENOCHE perdió con TELEFE Noticias

Imagen

Los números del rating preocupan: aún con Leuco, Telenoche perdió con Telefe Noticias

María Laura Santillán le dio la bienvenida a Diego Leuco, que se suma al gran equipo del renovado Telenoche.

«Llegó el día en el que, con Luciana y con todo el equipo, le vamos a dar la bienvenida a Diego Leuco«, comentó a modo de presentación la conductora del noticiero central de eltrece.

“Muchas Gracias María. Finalmente, llegó el día. Llegó el lunes 29. Muy contento de estar acá”, fueron las palabras de agradecimiento de Leuco.

Te voy a estar mirando todo el programa para ver cómo se hace esto. Así que voy a estar atento”, confesó el periodista que se sumó a Telenoche.

Además de Leuco, Geuna y Nelson Castro se suman al equipo liderado por María Laura Santillán para enriquecer aún más la planta de periodistas del histórico noticiero central de eltrece.

Diego hizo su debut como co-conductor. Luciana aportará, de lunes a viernes, las investigaciones más relevantes junto a la información judicial y Nelson nos traerá coberturas especiales desde cualquier lugar del mundo, con la mirada de “El Corresponsal”.

Además, en un año político caliente, Daniel Malnatti se meterá en las campañas electorales para descubrir las cosas más insólitas, como nadie más puede hacerlo. Marcelo Bonelli con la economía; Edgardo Alfano y Maru Duffard, con la política; Carlos Pagni, con la información y el análisis; Martín Ciccioli, con las historias sociales que solo él te puede mostrar; y un flamante equipo a cargo de las producciones especiales para acercarnos el contenido que hace de Telenoche un noticiero con mucho más que noticias.

Seoane, la periodista que ayudó a escribir el libro de CFK fue una ferviente admiradora de la dueña de Clarín

Según Clarín “El libro fue escrito (o contado) a lo largo de casi un año y medio. La senadora Kirchner se lo dictó a su secretario privado Mariano Cabral, hombre de extrema confianza de Cristina, neuquino y que llegara a trabajar con la entonces Presidenta tras haber sido colaborador de Oscar Parrilli. Las charlas de CFK con su secretario -que el joven escribía a mano- sucedieron en el departamento de Recoleta de la senadora, en su despacho del Instituto Patria o en los viajes que la mujer realizó en los últimos 500 días. Luego de puesto el material en un archivo ordenado, lo revisó la escritora y ex directora de Radio Nacional, María Seoane, quien le dio forma literaria al proyecto. Luego, cayó en manos de la editora designada por la Editorial Sudamericana, la periodista Ana Laura Pérez.”

 

El periodista Beto Valdez escribió en la red del pajarito que. La “autobiografía”, dicen que la escribió Maria Seoane en nombre de CFK.

El portal expediente político señala

El rumor es que quien ayudo a la presidenta a elaborar el libro de campaña fue Maria Seoane, la misma que dirigió Radio Nacional durante el kirchnerismo y de importante trayectoria en diarios como Clarín. La estética todo un guiño por la causa de los Cuadernos.

¿PERO QUIEN ES SEOANE?

MARIA SEOANE tuvo un pasado por el grupo Clarín, y como se puede ver en esta nota, no tuvo reparos en fotografiarse ante Ernestina de Noble, entoncesm directora de ese grupo de medios.

Con el kirchnerismo, fue directora de RADIO NACIONAL K, y bajo su batuta tuvo condescendencia para todos los periodistas de 678. Cada uno de esos panelistas fueron parte de RN participando de programas en los diferentes segmentos de esa emisora estatal.

Fue Directora del suplemento Zona del diario Clarín

En el Año 1998

María Seoane y Vicente Muleiro periodistas del Suplemento Zona de Clarín, por la investigación basada en los documentos sobre el golpe de Estado de 1976 del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

• Ver nota 
• Ver investigación premiada

Actualmente es directora de Contenidos Editoriales del Centro Cultural Caras y Caretas en el grupo editorial octubre que maneja el presidente del PJ capital y representante de los porteros o encargados de edificio

El título de una nota de “La Nación” que generó polémica en las redes sociales

Los lectores que hacen un repaso rápido por las redes sociales en búsqueda de información, se pueden encontrar con esta clase de noticia, acompañada por una fotografía que la hace más creíble, y poder sospechar, que esa triste informaciones publicada por el diario de los Mitre, proviene de algún lugar lejano de argentina, más aún, en el marco de una creciente pobreza que disparan las cifras oficiales cualquier fake-news puede ser posible

A 15 años de la pelea Samid – Vial

Varios medios recordaron en enero último el 15 aniversario de una pelea televisiva que aún circula profusamente en dosis de video en redes sociales digitales y que sigue incomodando a sus viejos protagonistas. Se trata de la visita del empresario de la carne y político peronista Alberto Samid al estudio televisivo en el programa que Mauro Viale conducía en América TV en 2002. La entrevista fue tensa desde el inicio y terminó a las piñas.

La evidente antipatía entre Viale y Samid fue subiendo de tono, con posiciones fronterizas con el antisemitismo, en el caso del invitado (a raíz del seudónimo que adoptó el periodista, cuyo nombre real es Mauricio Goldfarb), y con la acusación de que Samid habría sido evasor impositivo y que habría avalado la bomba del atentado a la AMIA, en el caso de Viale. Allí Samid le reclamó rectificación y, ante la negativa de Viale a arrepentirse de su imputación, comenzaron las trompadas (Viale también lanzó patadas) en medio del estudio y de la transmisión en vivo.

La pelea tiene condimentos que le aseguraron vigencia y recuerdo incluso entre quienes no habían nacido en 2002. Es que, a diferencia de otras polémicas cotidianas en la TV (e inherentes a la TV), la de Samid y Viale es distintiva y memorable porque supuso cuatro rupturas: en primer lugar, rompió el carácter representacional de la discusión para hacerla acto, al pasar a las manos de modo imprevisto y con una estética descuidada que se cargó la integridad del set televisivo; en segundo lugar, ese imprevisto rompió la planificación industrial del flujo televisivo -que en los hechos es menor de lo que el público supone-, y cuando una institución como la TV es superada por los acontecimientos, produce fascinación en su público; en tercer lugar, rompió el contrato explícito e implícito del género, ya que desbordó el carácter ficcional o semificcional de la mayoría de los conflictos televisados (ese guiño que el público conoce tanto como los protagonistas de “hacer como que” se pelea o de ensayar efectivamente la pelea pero exagerando las formas) y, en lugar de ofrecer el consabido espectáculo a lo «Titanes en el Ring», se transformó en un pugilato en toda regla fuera de toda previsión; y en cuarto lugar, tanto Viale como Samid son personajes auténticos en el papel de antihéroes, son políticamente incorrectos (o mucho menos correctos que el promedio) y creíbles, ambos, como “chicos malos”.

En efecto, mientras que otros conductores que construyen un perfil público amable y simpático, Viale padre (no así su hijo Jonatan) hizo y hace bandera de una moral menos pulcra, mientras que Samid, a diferencia de políticos profesionales esmerados en una imagen afable, eligió un perfil áspero y camorrero. Ambos eran percibidos como brutalmente honestos, aún cuando no hayan optado por la vía de la impostada civilización revestida de marketing de la mayoría de conductores y políticos.

La pelea, pues, fue completamente verosímil a los ojos de la audiencia, tanto que los propios cruces desprolijos y la alternancia de planos también descuidados, le otorgaron a la escena mayor credibilidad en el registro en vivo de lo que se distingue como “televisión verdad” en un medio tan habituado al recurso de la fantasía y a la impostura.

Además, la polémica es un género que siempre despierta interés en el público. Es una representación de la lucha en la que los contenientes despliegan con arte sus argumentos mientras, en simultáneo, buscan desacreditar los de su adversario. En la TV la polémica es un género transversal a cuestiones políticas, de espectáculos y deportivas. Tanto, que hay ciclos famosos en la historia de la televisión argentina organizados en base al principio del fuego cruzado entre posturas antagónicas. En términos mediáticos, el conflicto «garpa». Y, como esto es sabido tanto por los programadores audiovisuales (bastaría preguntarles a los productores de envíos como Intratables) como por las audiencias, hay una sobreexplotación del recurso hasta su escenificación adulterada, donde se fabrica artificialmente el conflicto en pos de producir un entretenimiento que tiene como objeto central avivar el género, con un guiño implícito a la audiencia que participa del juego explorando sus límites, variaciones y referencias al repertorio de conflictos previos.

En tiempos en que la audiencia televisiva decae, ciclos como Intratables explotaron el recurso del conflicto en un formato coral y ruidoso que, si bien conspira contra la posibilidad de exponer ideas y debatir argumentos de fondo, representa la pelea que entretiene a una platea ávida de reconocer en su dirigencia política algunos de los defectos de la gente común, esa que no sale en la pantalla. Y el mecanismo de identificación resuena en la cabeza de los programadores con el morbo de la pelea entre Viale y Samid.

 

FUENTE Y AUTOR

¿Roberto Navarro a Radio Mitre?

 

Los medios NO orinan agua bendita. Cada uno tiene su línea editorial, y como siempre decimos, los trabajadores de prensa, NO se deben a los dueños de las empresas.

Nosotros no hacemos kirchnerismo que critica a las plataformas periodísticas.

Pero con esta noticia que Radio Mitre publica en las redes sociales,  parece que esperan la presencia de Roberto Navarro a la emisora del esbirro de Magnetto.

FUERTE DISCUSIÓN ENTRE PERIODISTAS  EN TW / SIRVÉN – ABREVAYA Y TENEMBAUM

La mirada de los medios cercanos al gobierno anterior, pareciera que están más ocupados en las imágenes que en la realidad.

La marcha del 24 no fue lamentablemente por el nunca Más. Directamente se trató de una marcha opositora. Entonces cada medio visibilizó el encuentro como más le interesó a sus lectores

Un periodista de P/12 criticó a Clarín y a La Nación por la cobertura del 24 de marzo

 

EL DEBATE SE DIO EN LA RED DEL PAJARITO