Trabajadores de “BAE” denuncian persecución y flexibilización laboral

Comunicado de los trabajadores de BAE ante traslados arbitrarios y las intenciones de “cuantificar” la labor periodística

A pocos días del cambio de la conducción periodística, la patronal dispuso que los editores o jefes de sección completen una planilla diaria sobre el desempeño laboral de cada uno de los trabajadores. Entre los ítems que deben llenar está el horario de llegada, la cobertura realizada en el caso de los periodistas (exclusiva, nota propia, nota de cable), la página editada y calificación final de la nota (?).

Dicha medida resulta una persecución para la totalidad de los trabajadores y busca poner en una situación de enfrentamiento a los editores contra el resto de la redacción ya que deberán encargarse de calificar a sus propios compañeros.

Además, la planilla dispuesta por la empresa descalifica y reduce el trabajo periodístico a una cuestión cuantificable, desconociendo así la labor diaria de cada uno de los trabajadores de prensa.

El uso de una planilla de “productividad” hace ruido en una empresa con fuertes vínculos con la UOM y por ende con el secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló. En general los que hablan de productividad son aquellos empresarios que pretenden ampliar sus márgenes de ganancias sobre la base de una mayor flexibilización laboral.

Esta política flexibilizadora se expresó también cuando trasladaron a siete trabajadores del área de Intendencia, en medio de un diálogo para regularizar sus condiciones de trabajo, debido a que la empresa les liquidaba mal las horas extras y no les pagaba los feriados.

El traslado se hizo a otros edificios que tienen vinculación con el Grupo Olmos (Policlínico de la UOM en Avellaneda, obras social del Ministerio de Economía de la Nación, etc.). El desplazamiento de los trabajadores se hace contratando a una empresa tercerizada de seguridad, donde trabajadores fuera de convenio realizan las tareas que realizaban los de planta convencionalizados. La tercerización es una práctica fraudulenta, un fraude que hace recordar al caso de Pedraza dueño de las empresas que prestaban este servicio y explotaba a los que debía defender. Frente al traslado de los compañeros, resolvimos el estado de asamblea permanente y votamos la realización de paros de una hora, y nuevas asambleas para definir la continuidad de las medidas.

Estos ataques en el contexto de las paritarias de prensa escrita son una provocación contra el conjunto de los trabajadores de prensa.

Por este motivo, los trabajadores del diario BAE repudiamos en asambleas éstas prácticas flexibilizadoras y reclamamos el cese de las actitudes que ponen limitaciones a los trabajadores de Prensa.
FUENTE

LA NOTICIA COMPARADA, LOS MEDIOS BAJO LA LUPA. “MACRI, EN BAE Y CLARÍN”

 

Clarín destaca en la tapa y acompañada por una foto central “que los vagones de los nuevos SUBTES” “son con aire acordonado”.

En el interior del diario y en la nota que acompaña la información, se destaca: “Ayer, en un recorrido se pudo comprobar que son confortables y silenciosos. En los andenes subirá algo la temperatura pero harán obras para ventilarlos. Confirman la reapertura para el 9 de marzo”

“Adiós al traqueteo, a los ruidos y al calor” dice al principio de la nota.

El diario del “monopolio” informa que esos vagones fueron comprados por el kirchnerismo, “antes de la polémica entre el Gobierno de la Ciudad y del Nació”

“Son nueve formaciones de cinco vagones cada una, que fueron compradas por el Gobierno nacional, previo al traspaso del manejo del subte, que finalmente se concretó el 1 de enero”

En el mismo sentido también se señala que la empresa de la Ciudad es la encargada de comprar 120 vagones para el sector.

“La empresa de la Ciudad que construye la ampliación del subte y será la encargada de gestionar la compra de otros 120 vagones”

Clarín pone las voces del gobierno de Macri y también brinda la opinión de los delegados “aliados al kirchnerismo”

EN EL SENTIDO OPUESTO, “BAE” destaca en la tapa “Macri lo hizo: La línea A de subtes volverá con menor frecuencia”

El periodista que firma la nota Gabriela Vulcano, escribe en su primera línea “Empeorar la frecuencia o cerrar estaciones” y continua “El Gobierno porteño quedó entrampado entre esas dos opciones a tan sólo tres semanas de reabrir la línea A del subte”

 

Bae hace una afirmación: “El modo que el Macrismo encontró para sortear esa dificultad es clausurar las estaciones Piedras, Pasco y Alberti, lo que permitiría acortar los tiempos del trayecto.”

Recordemos que el periodista en esa nota escribió “El modo que el macrismo encontró para sortear esa dificultad” pero algunas líneas adelante escribe  “Si bien esa alternativa es la que hoy tiene más consenso dentro de PRO, en Bolívar 1 continúan estudiando otras posibilidades”

 

“El modo que el macrismo encontró para sortear esa dificultad” no es lo mismo a decir “en Bolívar 1 continúan estudiando otras posibilidades”

El artículo sigue con diferentes suspicacias contra el “macrismo”, y ponen énfasis en las opiniones de diversos críticos de Macri en la ciudad. Solo la voz oficial, es la del funcionario responsable  del subte

El otro periodista que escribe en BAE para “acompañar la investigación del diario” es  ALEJANDRO BERCOVICH. El ex de Gustavo Sylvestre, mantiene la línea editorial del diario “especialista en economía”

En un copete señala “La gestión Mauricio Macri dejó de interesarse por la construcción de túneles”

 

Lo cierto es que en la argentina actual, tratar de leer un solo diario para tener  toda la información del día, no es lo ideal, se estaría informándose parcialmente. Leer 2 diarios distintos, te puede crear mucha confusión. Buscar una síntesis informativa en la Web, es peor que un regreso vacacional de Mar Del Plata, un 31 de enero.