La residencia Illia sufrió un hecho de vandalismo. Familiares piden protección

La histórica residencia de la familia Illia fue blanco de un nuevo hecho de vandalismo ayer a la madrugada, cuando desconocidos ingresaron al predio de la finca ubicada sobre avenida Rodríguez Jáuregui y provocaron la rotura de vidrios y algunos ornamentos que se encontraban en la galería de la antigua vivienda.
Img_ppal

Vándalos rompieron vidrios y algunos ornamentos que se encontraban en la galería de la residencia.

(LA OPINION) 

 

 

La histórica residencia de la familia Illia fue blanco de un nuevo hecho de vandalismo ayer a la madrugada, cuando desconocidos ingresaron al predio de la finca ubicada sobre avenida Rodríguez Jáuregui y provocaron la rotura de vidrios y algunos ornamentos que se encontraban en la galería de la antigua vivienda.

Si bien los daños ocasionados recientemente no revisten mayor importancia, el hecho generó gran preocupación y malestar en los miembros de la familia, que advirtieron sobre el valor histórico y patrimonial de la edificación, como así el mobiliario y algunos documentos que pertenecieron al entonces presidente de la República Argentina Arturo Umberto Illia.

Guillermo Illia, descendiente de la ilustre familia de nuestra ciudad y administrador de la histórica finca, explicó que el lunes a la tarde recibieron “una llamada de la compañía de alarma notificándonos que se habían quedado sin alimentación y cuando ingresamos a la casa nos encontramos con la rotura de varios vidrios de la galería”, pese a que los destrozos no fueron cuantitativos, Illia señaló que “la cotidianeidad con que la casa es atacada resulta llamativo. Hace un tiempo sustrajeron las placas de fundición que estaban empotradas en la pared. En otro episodio arrancaron la instalación eléctrica de la galería y hace aproximadamente un mes repusimos 15 vidrios que habían sido rotos”.

En esta oportunidad los vándalos que ingresaron a la vivienda rompieron sólo algunos vidrios, pero la familia decidió poner en conocimiento público el nuevo episodio “ya que es un llamado de atención para todos, porque independientemente de que el inmueble pertenezca a la familia, es parte de la reserva cultural-histórica de la ciudad. En esta casa nacieron el expresidente (Arturo Umberto Illia) y el exintendente (Ernesto Inocencio Illia)”, sostuvo.

La histórica residencia es frecuentemente visitada por gente de afuera, así como historiadores o periodistas interesados en recorrer las instalaciones y observar los muebles, libros y documentos de quien fuera presidente de la República Argentina. En este sentido, Guillermo Illia señaló que “habíamos iniciado una serie de tareas de refacción para ver si podíamos poner un casero para que no esté desprotegida, pero tenemos estos retrocesos continuos”.

Por otra parte, el miembro de la ilustre familia reflexionó sobre la continuidad de los ataques a la vivienda y señaló que “uno llega a pensar que quienes toman esta lógica, tienen algún grado de protección de alguien”. Además agregó que “en los hechos que se registraron de un tiempo a esta parte no hemos tenido noticias de que encontraron a los autores”. Sin embargo, la familia aseguró que “van a seguir con el proyecto de ir mejorando la casa para que pueda ser visitada”.

LEER MÁS Y FUENTE COMPLETA

Homenaje a Don Arturo Illia a 30 años de su partida

Arturo Illia

El 4 de Agosto de 1900 probablemente a las 16:00 horas nace  Pergamino, provincia de Buenos Aires Arturo Umberto Illia. El 1º de Marzo de 1908 inicia sus estudios primarios en la Escuela  Nº 18 de Pergamino. En Marzo de 1910 Se traslada a Buenos Aires e ingresa como alumno pupilo al Colegio Salesiano Pío IX del barrio de  en la Capital federal. Regresa a Pergamino en Diciembre de 1916 ante la imposibilidad de que su padre siguiera solventando sus estudios.
En Diciembre de 1917 Regresa a Buenos Aires y rinde libre los exámenes del quinto año del bachillerato en el Colegio Nacional Buenos Aires.
El 5 de Marzo de 1918 obtiene su diploma de bachiller y el 11 de Marzo de 1908 solicita su ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Buenos Aires y en Diciembre: rinde con calificación sobresaliente su primera materia en la Universidad.
En el año 1921 se incorpora al Regimiento de Granaderos a Caballo General José de San Martín para cumplir con el servicio militar obligatorio. En el año 1922 es electo Secretario del Comité Universitario Radical de la Capital. En Marzo de 1927 obtiene el diploma de médico y en 1929 es designado como médico de los talleres ferroviarios de la ciudad de Cruz del Eje, Córdoba.
Durante Septiembre de 1930 la revolución que derroca al Presidente Yrigoyen lo deja cesante en su puesto.
En Agosto de 1933 viaja a Europa y reside en Dinamarca, Alemania Rusia e Italia hasta Diciembre de 1934. El 3 de Noviembre de 1935 en el Departamento de Cruz del Eje la Unión Cívica Radical triunfa por 3,576 votos contra 3,376 de los Demócratas. Illia obtiene la senaduría provincial. El 17 de Mayo de 1936 asume como senador departamental por Cruz del Eje para el período 1936-1940. El 15 de Enero 1939 contrae matrimonio con Silvia Martorell Kaswalder en Puerto Belgrano. Triunfa el 10 de Marzo de 1940 en la elecciones como candidato a vicegobernador de Córdoba, acompañando en la fórmula al doctor Santiago del Castillo con 138.916 sufragios contra 106.865 del binomio Benjamín Palacio-Carlos A. Astrada (Partido Demócrata).
El 17 de Mayo de 1940 asume como vicegobernador de Córdoba para el período 1940-1944. puesto que mantiene hasta el golpe de estado del 4 de Junio de 1943 lo desaloja del gobierno cordobés.
El 24 de Febrero de 1946 se presenta como candidato a Senador Nacional y cae derrotado frente al peronismo. Durante el año 1947 es electo presidente del Comité Provincia de Córdoba de la Unión Cívica Radical.
El 26 de Abril 1948 asume como Diputado Nacional para el período 1948-1952. El 11 de Noviembre 1951 la fórmula radical Arturo Illia-Arturo Zanichelli pierde en las elecciones para gobernador de Córdoba frente al binomio del peronismo Lucini-De Uña por 395.342 contra 327.627 votos. En el año 1958 es derrotada su candidatura a Senador Nacional por el candidato de la Unión Cívica Radical Intransigente.
El 18 de Marzo de 1962 binomio Arturo Illia-Justo Paez Molina con 310.387 sufragios se impone ante el Partido Laborista (Carlos Berardo-Joaquín Zuriaga) con 294.519 votos y obtiene la gobernación de Córdoba. 30 de Marzo: se anulan los comicios del 18 de Marzo en todo el país e Illia no puede asumir su cargo.
El 7 de Julio 1963 la fórmula de la Unión Cívica Radical del Pueblo Arturo Umberto Illia-Carlos Perette triunfa en las elecciones presidenciales con 2.403.451 sufragios, seguida de la Unión Cívica Radical Intransigente (Oscar Alende- Celestino Gelsi) con 1.553.996 votos y de la Unión del Pueblo Argentino (Pedro Eugenio Aramburu-Horacio Thedy) con 1.132.065. 31 de Julio: se reúnen los Colegios Electorales y proclaman la fórmula Illia- Perette con el 56,6% de los sufragios.
El 12 de Octubre de 1963 Illia asume la Presidencia de la Nación.
El 28 de Junio 1966 el golpe de estado encabezado por el Gral. Onganía desaloja por la fuerza a Illia de la presidencia., el 6 de Septiembre del mismo año fallece su esposa Silvia Martorell.
El 18 de Enero 1983 fallece el Dr. Arturo Umberto Illia.

Su gestión de gobierno

Arturo Illia asumió el 12 de octubre de 1963. Su primer acto de gobierno consistió en eliminar las restricciones que pesaban sobre el peronismo. Desde la Revolución Libertadora las manifestaciones de ese partido estaban prohibidas por el Decreto 4161/56, sin embargo cinco días luego de que Illia asumiera el gobierno se realizó un acto conmemorativo por el 17 de octubre en Plaza Miserere sin limitación alguna. De la misma manera se levantaron las restricciones electorales, habilitando la participación del peronismo en los comicios legislativos del año 1965. También se levantó la prohibición que pesaba sobre el Partido Comunista y se promulgaron penalidades a la discriminación y violencia racial.

La política petrolera

Arturo Frondizi había iniciado en su gobierno una política de explotación petrolera basada en la locación de obras de los yacimientos a empresas privadas reservando a la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) la actividad de exploración y la compra de la producción a las empresas concesionarias. A las objeciones de carácter económico y comercial (como el traslado del riesgo empresario a YPF que debía realizar la inversión en nuevas exploraciones, o el aumento de los precios de los combustibles), la plataforma electoral de Illia denunciaba la política por ser consideradas concesiones y no locaciones. Además por considerarla contraria a los intereses nacionales se comprometió a anular los contratos de concesión.
El 15 de noviembre de 1963 Illia firmó los Decretos 744/63 y 745/63 que anulaban dichos contratos por “vicios de ilegitimidad y ser dañosos a los derechos e intereses de la Nación”. Esto lejos de beneficiar al gobierno lo dejaría con mala fama internacional y sumaria nuevas fuerzas, esta vez internacionales y muy poderosas, a la coalición que lo derrocaría.

Ley del salario mínimo, vital y móvil

El 15 de junio de 1964 se publica en el Boletín Oficial la Ley 16.459, del salario mínimo, vital y móvil, previa a la constitución del Consejo del Salario, integrado por representantes del Gobierno, los empresarios y los sindicatos.
Entre los objetivos del proyecto figuraban la necesidad de “evitar la explotación de los trabajadores en aquellos sectores en los cuales puede existir un exceso de mano de obra”, “asegurar un ingreso mínimo adecuado” y “mejorar los salarios de los trabajadores más pobres”.
Con los mismos objetivos, se promovió la Ley de Abastecimiento, destinada a controlar los precios de la canasta familiar y la fijación de montos mínimos de jubilaciones y pensiones.

La Ley de medicamentos

La Ley 16.462, también llamada Ley Oñativia en homenaje al Ministro de Salud Arturo Oñativia, fue aprobada por todos los bloques, excepto UDELPA y la Federación de Partidos del Centro, y sancionada el 28 de agosto de 1964. Establecía una política de precios y de control de medicamentos, congelando los precios a los vigentes a fines de 1963, fijando límites para los gastos de publicidad, imponiendo límites a la posibilidad de realizar pagos al exterior en concepto de regalías y de compra de insumos. La reglamentación de la Ley mediante el Decreto 3042/65 fijaba además la obligación para las empresas de presentar mediante declaración jurada un análisis de costos y a formalizar todos los contratos de regalías existentes.
Esta ley surge, a partir de un estudio realizado por una comisión creada por el Presidente Illia sobre 300.000 muestras de medicamentos. Muchos de estos medicamentos no eran fabricados con la fórmula declarada por el laboratorio y su precio excedía en un 1000% al costo de producción.
Partidarios, opositores y observadores imparciales coincidieron en que esta política tuvo un peso decisivo en el proceso político que culminara con el derrocamiento del presidente a manos de un golpe militar.

La educación

Durante su gestión de gobierno, la educación tuvo un peso significativo en el Presupuesto Nacional. En el año 1963, su participación era del 12%, en el año 1964, del 17%, en el año 1965, del 23%.
El 5 de noviembre de 1964 se pone en marcha el Plan Nacional de Alfabetización, con el objetivo de disminuir la tasa de analfabetismo que para la época se estimaba en poco más del 10% de la población adulta. En junio de 1965 el Programa contaba con doce mil quinientos centros de alfabetización y su tarea alcanzaba a trescientos cincuenta mil alumnos de dieciocho a ochenta y cinco años de edad.

Entre 1963 y 1966 se graduaron de la UBA 40.000 alumnos, cifra más alta en toda la historia de la casa de estudios.

Política económica

En materia económica, el gobierno de Arturo Illia tuvo una política de ordenamiento del sector público, de disminución de la deuda pública y de impulso a la industrialización. Se creó la Sindicatura de Empresas del Estado, para un control más eficaz de las empresas públicas.
La evolución del Producto Bruto Interno durante ese período fue del -2,4% para el año 1963, del 10,3% para el año 1964 y del 9,1% para el año 1965. La evolución del Producto Bruto Industrial fue del -4,1% para el año 1963, del 18,9% para el año 1964 y del 13,8% para el año 1965. La deuda externa disminuyó de 3.400 millones de dólares a 2.600 millones.
El salario real horario creció entre diciembre de 1963 y diciembre de 1964 un 9,6%. La desocupación pasó de 8,8% en 1963 a 5,2% en 1966.