Araujo renunció al FPT y escribió una carta a CFK. Como en la dictadura, la distinguió con el título “Excelentísima” Presidenta

 

De los numerosos títulos honoríficos empleados desde el virreinato hasta la finalización de la dictadura militar en 1983, las expresiones que más perduraron hasta la actualidad en los documentos oficiales fueron ‘Honorable’ y ‘Excelentísimo’ y su abreviatura ‘Excmo.’.

Un botón de muestra de ambas grafías nos lo proporciona el proyecto de ley que le enviara en 1980 el Comité Federal de Radiodifusión al presidente Jorge Rafael Videla: ‘Excelentísimo Señor Presidente de la Nación. TENEMOS el honor de dirigirnos al Primer Magistrado con el objeto de elevar a vuestra consideración el adjunto proyecto de Ley de Radiodifusión elaborado con arreglo a lo dispuesto por la Honorable Junta Militar […]’.

Esta gala de grandeza en los documentos oficiales, vestida de protocolar, finalizó cuando en la reapertura democrática el gobierno del presidente Raúl Alfonsín dispuso para el área del Poder Ejecutivo ‘La supresión del título honorífico y fórmula ‘Excelentísimo señor presidente de la Nación’.

La medida estuvo en consonancia con el sistema democrático y el artículo 16 de la Constitución Nacional, que versa sobre la ‘igualdad ante la ley’ y que dice: ‘La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad […]’.

La carta

Excelentísima señora presidenta,

Me dirijo a usted para poner en su conocimiento mi renuncia al cargo de director periodístico y principal relator de Fútbol para Todos. Fueron años de una experiencia invalorable y uno de sus mejores logros como conductora de nuestro país. No puedo dejar de recordar la generosidad del ex presidente Néstor Kirchner, acompañados de los que deseaban el mismo objetivo por la responsabilidad que me fue otorgada.

Mi emocionado agradecimiento con todo mi respeto y gratitud,

Marcelo Araujo

Habría renunciado Marcelo Araujo en FPT (Ahora confirmado)

MARCELO ARAUJO

 

#FutbolParaTodos | Marcelo Araujo renunció a FPT porque no fue designado para el Superclásico  del próximo domingo

Son muchos los rumores que circulan por internet

Marcelo Araujo presentó su renuncia a las transmisiones de Fútbol para Todos (FpT) luego de no ser designado para comentar el próximo superclásico entre Boca y River, el domingo próximo.

Araujo, antes relator, regresó esta temporada FpT en un rol inédito para él: comentarista. Y el domingo, no estará en el clásico mayor del fútbol argentino. Ese lugar lo ocuparía Alejandro Fabbri.

Por eso, el excéntrico periodista enfureció y decidió renunciar al FPT. “No hay vuelta atrás”, aparentemente habría dicho a su círculo íntimo.

Araujo fue director de Fútbol para Todos desde su creación en 2009, al momento de que el Gobierno nacional tomó las transmisiones al romper AFA el vínculo con el Grupo Clarín.

Fuente: Mundo D y Día a Día.

 

Mauro Viale / Araujo / EL DEBATE DEL FPT/ VIDEO COMPLETO

FUTBOL PARA TODOS EL DEBATE DE MAURO VIALE Y ARAUJOPARTE


MAURO VIALE ARAUJO PARTE UNO por MEDIOSYOPINION

SEGUNDA PARE


MAURO VIALE ARAUJO P2 por MEDIOSYOPINION

TERCERA PARTE

MAURO ARAUJO 3 por MEDIOSYOPINION
 

Marcelo Araujo éste Domingo paso por los estudios de América y visitando a su amigo Mauro Viale, en el programa ‘Mauro… la pura verdar’, dijo:

. ‘En estos cuatro años y medio que llevo trabajando en el Fútbol para Todos’ aprendí muchas cosas que están al margen del deporte’.

. ‘ Pensaba que las operaciones se daban en el hospital o en la guerra. No entendía que también están ligadas a lo mediático’

En la primera entrevista que dio tras el frustrado desembarco de Marcelo Tinelli en el programa de trasmisión estatal del fútbol, el periodista aseguró:

. ‘Hubo muchas mentiras e invenciones durante las negociaciones que tuvieron lugar en estos meses’.

. ‘Es una mentira más grande que una casa, pensar que se podía lograr un fútbol despolitizado’

. ‘¿Por qué no cuentan todos los políticos que pasan por las trasmisiones de Torneos y Competencias?’

. ‘Consideró que se equivocó el que lo llamó a Tinelli y él ´por el hombre de Bolivar , también, porque no sabía a dónde estaba parado’

. ‘Él no puede hacer lo que quiere, no puede superar a la Presidente. (No puede) decir que no hay más publicidad estatal, (que) no va a haber más política…’.

. ‘Es imposible que la publicidad cubra el Fútbol para Todos,  porque como máximo podés sacar 200 o 250 millones de pesos’.

. ‘¿Sabés dónde estaba la utilidad y dónde sigue estando? En el abono de cable (…) Hoy ganan más plata los que tienen el cable que antes, porque trasmiten el futbol y no lo pagan’, indicó.

. ‘Cuando finalizó la etapa de Tinelli, tuvimos varias reuniones, hubo distintas propuestas. Yo estaba cansado, agotado, maltratado… De todo lo que me habían propuesto estaba el relato también en el medio. (Pero) de toda esa síntesis salió esto’.

En los estudios también se encontraban el vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto, y el coordinador general del Fútbol para Todos, Pablo Paladino. FUENTE saladeprensa.net/ 

NOTICIA EN CONSTRUCCIÓN

 

Araujo debuta como comentarista en el Vélez vs. Boca

MARCELO ARAUJO

Quien era, hasta el año pasado, el relator estrella de FPT ahora analizará los partidos. También debuta en las transmisiones Alejandro Fabbri.

El futbol para Todos no para de dar novedades. La semana que pasó, se conoció que Alejandro Apo daba un paso al costado y ahora, la novedad es que vuelve Marcelo Araujo… pero como comentarista.

Sí, el que hasta el año pasado era el relator estrella de FPT analizará los partidos: en la quinta fecha, estará en el Vélez vs. Boca el sábado a las 18 horas (transmitirá Gustavo Kuffner).

Pero además, hará su debut, Alejandro Fabbri aunque en su rol habitual de comentarista. El conductor de Sportia (en TyC Sports) tendrá a su cargo el anális del clásico entre River y San Lorenzo el domingo, a las 18.15. El relator, en este caso, será Rodolfo De Paoli.

El regreso de Araujo se da luego de la polémica que generó la llegada (y rápida salida) de Marcelo Tinelli, y su pedido de que tanto el relator como Julio Ricardo (quien también regresaría a las transmisiones) dejaran de ser parte de FPT.

Después de varios días de negociaciones, La Cámpora (la agrupación juvenil del kirchnerismo) logró que Tinelli no se hiciera cargo del proyecto y FPT siguió como lo había hecho hasta 2013: en manos del Gobierno en un 100 por ciento.

fuente http://criticapopular.com/

¿Araujo al bailando?

ARAUJO AL BAILANDO

El relator Marcelo Araujo  quedó fuera del FPT, pero quizás “Goma-Goma” tenga un as en su manga

Tinelli si quiere, puede ayudar al relator que viene en caída libre desde el cierre de la escuela de Niembro y Araujo

LA CAÍDA DE MARCELO ARAUJO

Al pie de este artículo  podes entrar en una nota A nuestro blog, que describe las quejas de los alumnos luego de producirse cierre de la institución y de abonar antes del derrumbe, las cuotas del mes del 2014.

Desde este espacio hacemos “fuerza” para que Tinelli lo lleve como jurado en el “Bailando” así puede seguir maltratando a sus colaboradores. Total “Titi fernandez” ya pasó por Ideas del sur. Ahora falta que Apo acompañe a Marcelo Araujo y Benedetto como soñadores.

Denuncian cierre de la escuela de Niembro y Araujo. Alumnos pagaron inscripción 2014

“A grabador oculto” habla representante de la escuela de NIEMBRO ARAUJO por cierre del instituto ESED

Denuncian cierre de la escuela de Niembro y Araujo. Alumnos pagaron inscripción 2014

ARAUJO NIEMBRO

En la página web de la escuela de los periodistas deportivos  se puede leer


“TÉCNICO EN PERIODISMO DEPORTIVO”

INSCRIPCIONES:

Año 2014 a partir del 1° de Setiembre de 2013

 

La Escuela Superior de Ciencias Deportivas se fundó en el año 1993. Es una idea original de los periodistas de renombre nacional e internacional, Marcelo Araujo y Fernando Niembro. La Carrera Terciaria de Periodismo Deportivo, con título oficial, cuya duración es de tres años, 

 

Desde esta mañana se disparó un fuerte rumor que provenía de los mismos alumnos de la escuela que lleva por título un nombre muy rimbombante: Escuela Superior de Ciencias Deportivas

 

 

Ya va casi una hora de quejas en #Esed. Niembro y Araujo brillan por su ausencia

Cerró ESED, la escuela de periodismo de Araujo y Niembro. Nadie da la cara. Los alumnos, sin explicaciones de las autoridades.

Ah, la escuela de Niembro era también la escuela de Marcelo Araujo, otro sorete que deja en la calle a profesores y alumnos.

 

No puedo creer que haya cerrado #ESED, la escuela de periodismo de Niembro y Araujo. Dejó en la calle a profesores y alumnos. FORROS.

Miembro y Araujo tenían una “facultad de periodismo”. Ayer la cerraron y dejaron sin nada a empleados y estudiantes. Y no dan la cara. #esed

 

Hoy Mauro Viale insiste contra la investigación de PPT / VIDEO


Toda esta mañana el Menemista kirchnerizado de MAURO VIALE, insiste desde su programa en atacar a Lanata. Bajo el zócalo de la tele: “Mauro contesta todo” mantiene la linea editorial del canal AMÉRICA. El video en el blog

Cuando Mauro Viale y Araujo elogiaban a la dictadura

En 1978 los periodistas Marcelo Araujo y Mauro Viale escribieron un artículo para una revista militar de la época. Ponemos a disposición este artículo, de escasa circulación en ámbitos futbolísticos.

La revista “Argentina ante el mundo para la defensa de la soberanía” fue, en palabras de su director, el coronel Hugo Guillermo Jörgensen, una publicación bilingüe puesta al servicio de los delicados intereses argentinos en cuestiones de jurisdicción y espacios nacionales, como al de todos los aspectos que hacen a la unidad e integridad del Estado. Siempre en palabras de su director, procura abordar el tratamiento de tales áreas, siempre conflictivas, mediante un honesto aporte descriptivo y de análisis técnico.

En el número de septiembre-octubre de 1978 esta revista publicó un artículo intitulado “Un campeonato jugado por todo un país”. Sus autores son Marcelo Araujo y Mauro Viale. El mismo intenta dar cuenta ante argentinos y extranjeros (la publicación era bilingüe) del éxito organizativo que habría sido la Copa del Mundo Argentina ’78. También trata de explicar cómo la sociedad argentina de 1978, gobernada por un régimen criminal e ilegítimo, habría logrado superar “divisiones internas”. A continuación transcribimos el texto completo de dicho artículo (las imágenes y las negritas no pertenecen al original).

Un campeonato jugado por todo un país

por Marcelo Araujo y Mauro Viale
Septiempre 1978

Fue el milagro argentino. Nadie discute que el país ganó el Campeonato Mundial de Fútbol de 1978 antes de que se diera el puntapié inicial. Su organización lograda contra todos los presagios, sorprendió al mundo. Kelso F. Sutton, publisher de Sports Illustrated, la revista deportiva más leída de los Estados Unidos (tirada semanal: 2.250.000 ejemplares) narró en el número del 3 de julio pasado las primeras impresiones de su editor asociado Clive Gammon, quien cubrió en Buenos Aires los avatares del Mundial:

“Cuatro años antes, en Munich, Alemania (durante el Campeonato Mundial de Fútbol), le dijeron (en el centro de prensa) con malintencionado desprecio que Estados Unidos no era un país futbolístico y que no habría lugar para Sports Illustrated en la oficina de prensa. Diez días duró la lucha para que la decisión fuera revertida. Por eso se quedó asombrado en el Centro de Prensa de Buenos Aires cuando obtuvo su credencial para el partido final dentro de los cinco minutos de solicitada, siéndole entregada por una sonriente señorita que hablaba perfectamente el inglés”.

inauguracionEste es solo un ejemplo. Los periodistas argentinos que tuvimos que convivir con nuestros colegas extranjeros durante esos días pudimos comprobar como, en los más honestos de ellos -afortunadamente la mayoría-, se disolvían los prejuicios que traían de sus países merced a la insidiosa propaganda motorizada por las organizaciones subversivas y los ingenuos de siempre.

Hay que reconocerlo: la Argentina tenía muy mala imagen en Europa y Estados Unidos. Quienes vinieron del hemisferio norte estaban preparados para ver luchas callejeras, oír de terribles campos de concentración. Una anécdota caracterizó esa posición: en vísperas de la iniciación del Campeonato, un grupo de periodistas fue invitado a visitar las modernas instalaciones del estadio de River Plate. Entre ellos un francés; en su nota cantó loas a las comodidades, los tableros electrónicos y a la organización. Pero terminó el artículo apuntando que “desde lejos se oían los disparos que intercambiaban fuerzas policiales con un grupo subversivo”. Si el periodista francés lo hubiera preguntado en lugar de dejarse llevar por su imaginación se hubiera enterado que tales disparos provenían de los polígonos de tiro del Tiro Federal. Esos días previos marcaron el nadir. En Europa se veían afiches con símbolos del Campeonato rodeados de alambradas de púas. Incluso cuando algunos medios europeos, especialmente en Francia y Alemania comentaron el maravilloso espectáculo gimnástico protagonizado el 1 de junio, en el estadio Monumental, por miles de jóvenes argentinos lo calificaron como una mera expresión de “un régimen militarizado”. Eso fue el colmo de la mala fe, o por lo menos el mejor ejemplo que puede brindar una mentalidad cargada de prejuicios.

A todo ésto, la publicidad negativa había llevado a varios gobiernos -especialmente al alemán, que todavía recuerda la masacre practicada por un comando palestino durante los juegos Olímpicos celebrados en Munich, y el francés, en cuyo territorio se encuentra una usina de propaganda antiargentina- a disponerse a enviar a sus equipos de fútbol guardados por agentes especiales. Una intención prontamente rechazada por el gobierno argentino, suficientemente capacitado para asegurar el normal desarrollo del campeonato.

DESPUÉS DEL 1 DE JUNIO

Pero, decíamos, el primer día del Mundial fue también el comienzo del cambio. Los periodistas comenzaron a ver en las calles a un pueblo entusiasmado, sin divisiones ni odios, que solo hacían bromas a los equipos adversarios, sin que tales bromas impidieran manifestaciones de respeto y afecto.

Es cierto en la mayor parte de los casos, los equipos extranjeros fueron recibidos por los mejores embajadores: los representantes de las colectividades de argentinos de origen español, italiano, francés, escocés, árabe, austríaco, alemán, etc. Argentinos que vieron la oportunidad de acercarse a los connacionales de sus padres o abuelos para mostrarle la realidad de su país y hacerles más grata su estadía.

mundial78Es cierto también quelos argentinos todos vivieron por primera vez en décadas la oportunidad de salir a la calle bajo una sola bandera. Después de cuatro o cinco años de sufrir una guerra sucia, la guerra desatada por la subversión, surgió la ocasión de expresar entusiasmo. El mundo entero pudo ver en millones de televisores como todo el pueblo mostraba su mentalidad ganadora, viviendo entre continuas explosiones de júbilo que crecían noche tras noche en todas las ciudades de la República.

UN SELECCIONADO, UN PAÍS

“No sé si ustedes se dieron cuenta, pero yo tenía mucha bronca cuando terminó el partido contra Brasil, me fui muy decepcionado de la cancha. Y ayer todavía me duraba la mufa; por eso no quise reunirlos hasta que estuviera tranquilo. A mí me defraudan los equipos cuando no intentan hacer lo que saben y los jugadores no demuestran las razones por las que el técnico los convocó. No les puedo perdonar ni soporto que traicionen las convicciones en las que todos estuvimos de acuerdo el primer día. Y ustedes saben que esto no es un argumento nuevo; cualquier jugador de Huracán les puede decir si es cierto o no que una vez, en el entretiempo, dije que me iba de la cancha si seguían jugando así, y en ese momento ganábamos 2 a 0… A mí no me importa el resultado. Todo hubiera sido igual si el partido contra Brasil terminaba a favor nuestro. Lo que me preocupa es que no jueguen con alegría, que no respeten su vocación. Por eso quiero repasar a cada caso y volver a empezar”.

Estas palabras las pronunció César Luis Menotti a la Selección Nacional después del partido jugado con Brasil, “el peor partido de la Argentina”. En su libro Cómo ganamos la Copa del Mundo, el técnico apunta: “El equipo estaba mal parado en la cancha, sin movilidad, sin sorpresa ni siquiera toque de primera… Había exceso de individualismo, cada uno quería resolver por cuenta propia”.

Todas estas palabras de Menotti referidas a un momento y a un partido del Mundial podrían aplicarse a un momento de la Argentina. Individualismo, falta de responsabilidad personal, escepticismo, “jugar sin alegría” -es decir, trabajar, estudiar, investigar, enseñar, vivir en fin, sin el mínimo goce necesario para que la vida merezca el nombre de tal- eran defectos que se notaban hasta hace pocos meses en el comportamiento de los argentinos.

¿Las causas? El mal del siglo: esa mezcla de constante ansiedad, ese correr constante detrás del peso (o el dólar, el franco, el marco, el yen) para pagar la cuota de la casa o la heladera. Esa preocupación constante por ganar el día en un ambiente constatemente bombardeado por los estímulos de la televisión y la publicidad. Por cierto que éste no es un defecto argentino, es un fenómeno mundial. Se da en todas las ciudades del mundo. En Buenos Aires, ese individualismo se sintetiza en el clásico “no te metás”, en Nueva York, en el “Don’t be involved”.

En la Argentina, ese mal del siglo fue potencializado hasta extremos exasperantes por un clima de violencia, de inseguridad física, suscitado por el terrorismo. Este también es un fenómeno mundial, pero en nuestro país llegó a un límite extremo: “Este descanso de los disturbios que angustiaron a la Argentina por más de cuatro años permite explicar la explosión de júbilo, creciendo en intensidad noche tras noche, que hizo de cada ciudad argentina una loca abstracción de color, luz y ruido durante las pasadas tres semanas”, apuntó Kelso F. Sutton.

Es parcialmente cierto. En rigor, la tranquilidad estuvo volviendo lentamente antes del Mundial. Actualmente, los argentinos vivimos una calma maculada por las resonancias de escasos pero siempre dolorosos atentados, generalmente efectuados con bombas instaladas por manos anónimas. El últio y uno de los que repercutieron más penosamente en el ánimo de la opinión pública: el que costó la vida a tres personas en la calle Virrey Melo, en Barrio Norte, entre ellas la de Paula Lambruschini, de 15 años, hija del jefe del Estado Mayor de la Armada.

entregacopaDe todos modos, esta calma expectante que vive la Argentina es anterior al Mundial. Muy probablemente sin ella no podría haber habido Campeonato. Pero fue durante su transcurso cuando casi mágicamente despertó en la conciencia colectiva esa necesidad de expresarse, de mostrar su unidad bajo la bandera nacional. De mostrarse patriota, en fin. También fue una manifestación de victoria. No sólo de victoria deportiva frente a los holandeses, peruanos o húngaros -ésto era lo menos importante- sino de victoria contra la muerte, la inseguridad, el odio. Los argentinos tenemos fama de orgullosos. Quizás sea cierto, pero en los festejos del Mundial mostramos por primera vez en mucho tiempo que estamos orgullosos de ser argentinos.

Y fue una muestra de orgullo absolutamente positiva. “Casi milagrosamente no hubo violencia”, observó un periodista italiano. No fue un milagro; simplemente no hubo violencia porque no se gritó contra nadie. Ya lo dijimos; a lo sumo se gastaron bromas a los rivales ocasionales: “El que no salta es un holandés”, por ejemplo. Incidentalmente, cuando el lunes siguiente a la finalización del campeonato, nutridos grupos de estudiantes pasaron frente al Banco Holandés Unido, en la calle Florida, no faltaron quienes quiesieron hacer saltar a un elegante y grave señor que salía de esa institución: “Lo siento -respondió el hombre- no puedo saltar porque efectivamente soy holandés”. Nadie sabe que podría haber ocurrido en otras latitudes ante tal respuesta. Aquí lo aplaudieron.

Un par de semanas antes, después del partido en que Italia venció a la selección argentina, un grupo de “hinchas” del vencedor que habían venido de la Península y se dirigían hacia el omnibus que los transportaría al hotel fueron aplaudidos por un importante sector de los espectadores argentinos.

Sin duda, como pasó en Alemania, como pasa en todos los países que cuentan con equipos de primer nivel, el público argentino ayudó con su apoyo a su equipo. Ese apoyo moral -y consecuentemente, la falta de apoyo que inversamente sufrieron sus rivales- seguramente influyó en los triunfos de la Selección Nacional. Y también en ese sentido el Campeonato Mundial fue un triunfo de todos los argentinos.

¿Qué más vieron los extranjeros, los periodistas, que aprovecharon el Campeonato para conocer a este país, el más austral del mundo? Sin duda, un país pujante, que busca su destino bajo el sol. Algunos aspectos se pueden apreciar en las notas de esta revista. Pero lo más importante puede sintetizarse en esta frase: un pueblo con vocación de ganador.

Marcelo Araujo: Duhaldista,Menemista y ahora kernerista

Cuando el kernerismo tomó la rienda del fútbol como en la época de la dictadura militar, Marcelo Araujo anunció por la cadena deportiva del adormecimiento del pueblo: “Vuelve el fútbol, pero el fútbol ahora es para todos”, El relator del relato como Víctor Hugo, parece no tener pasado. Marcelo Araujo supo reivindicar al gobierno de Nemen  como también supo alentar a otros políticos que esta administración gubernamental detesta. En  una transmisión deportiva del año 97, previa a una elección nacional dijo ante el micrófono de televisión “Voy a festejar con ‘champú’ con Chiche (Duhalde)”.

Este articulo fue publicado por el diario pagina 12 en Marzo de 2003

Un equipo de Menem para Macri

Según los propios peronistas, Fernando Niembro no superaría el 3 por ciento de intención de voto. Decidido a no ser otra vez funcionario (fue quien anunció el indulto en nombre de Menem), Niembro funciona como operador político de Macri. Lo ayuda Marcelo Araujo, un experto en filtrar propaganda política en medio del relato de un partido. ACÁ PODES LEER LA NOTA COMPLETA

ARAUJO AHORA ES KERNERISTA

Este video es del Apertura 2011

Araujo se refirió a Grondona y lo comparo como el “kirchner de la AFA.

Marcelo Araujo dijo: “Grondona era y es el Kirchner de la FIFA”

 

“ME DUELE MUCHO QUE EL ROSTRO DE FÙTBOL PARA TODOS SEA MARCELO ARAUJO, ALGUIEN QUE REPRESENTA COMO MUY POCOS LA CULTURA Y CONCEPCIÓN IDEOLÓGICAS DEL MENEMISMO”