El Correo argentino imprime estampillas en honor a Chávez

Las estampillas de Chávez. 

 

La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela y el Correo Oficial de la Argentina realizaron hoy el lanzamiento oficial de la emisión postal en honor al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Rafael Chávez Frías al conmemorarse el primer aniversario de su muerte

FUENTE LN

Silbidos en el minuto de silencio a Chavez, en el partido Argentina Venezuela – VIDEO

La selección de Argentina y Venezolana en homenaje al presidente recientemente fallecido, realizaron un minuto de silencio. Los silbidos en el estadio se sintieron en la previa del partido.

NOTICIA EN CONSTRUCCIÓN

 

Vean esta captura de pantalla

La imagen la envia nuestra amiga @imaarg

Consultada sobre quien es @foier, nos cuenta que es “un empleado de Bubú en el Senado. Y Revista Noticias dice que le hace los tuits a Alicia K pero él se enoja”

Quizas el muchacho puede ser que sea  un poco sordo y este escuchando a VÍCTOR HUGO MORALES.

Kollmmann entrevistó al periodista de P12 / La polémica por artículo de la muerte de Chávez

Ayer dimos cuenta de un artículo escrito por Santiago O’Donnell, referido al manejo informativo en Venezuela sobre la “presunta enfermedad ” de Chávez.

Una mirada distinta en Pagina 12 disparó una revolución “tuittera” sobre el procedente artículo en el diario que se distingue siempre  en apoyar cualquier cuestión que surge del ejecutivo nacional.

La nota se puede leer acá

En las redes sociales, se disparó la polémica y hubo apoyos y criticas a la nota escrita por el periodista Santiago O’donnell.

Me dicen que tuitear esta nota de Santiago O’Donnell es de gorila: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-215523-2013-03-10.html …. Ahora hasta Página/12 es gorila, parece. 

A mí me gustó más Natanson. A O’Donnell le discutiría lo de “fracaso económico” porque eso depende de quién lo evalúe. Igual, interesante.

 

El sincericidio se Santiago O’Donnell deber ser la nota mas leída de Página 12 en la última década.

 Retwitteado por Graciela Bellucci

los tuiteros rentados de Bubú, los felpudos de la Side Teen y demás K quedaron catatónicos con la nota de Santiago O’Donnell.

@linalinera Nunca pensé que Santiago O’Donnell era honesto. Ese es el problema…

 

Nico

Muchos imbeciles están descubriendo hoy a Santiago O’Donnell por una nota en P12. Lo leo hace años y siempre acorde con el. Hoy no…

 

RT @josebenegas: inocularon a Página 12 con el suero de la verdad! http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-215523-2013-03-10.html … /la noticia del dia es la columna de O’Donnel

El valiente Santiago O’Donnell, su nota es una aguja en el pajar….

Loco, escríbanle mails a O’Donnell diciéndole gracias y pidiéndole que renuncie a ese diario infame. Yo ya lo hice.

La contratapa que puede llegar a escribir Sandrita Russo sobre la madre de O´Donnell.

 

Analisís sobre Hugo Chavez d Santiago O’Donnell en Pagina 12. Todo un “civilizado” el compañero. Mucho Sarmiento y sobre todo mucho Facundo.

@quintinLLP nos merecemos el video de Verbitsky preparándose el desayuno mientras le prende fuego al artículo de Santiago O’Donnell.

Si a Chávez lo velaban a cajón cerrado el siome de O´Donnell no hubiera necesitado eufemismos para su antichavismo

 Pinchudo

Cuando sale Verbitsky a decir q O’Donnell escribió esta nota porque su cáncer lo tiene resentido con la vida? #Nudler#DefendiaAAlbFernandez

 

la nota mala leche de santiago odonnell publicada por página 12, por la muerte de Chávez http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-215523-2013-03-10.html …

 

Los güevos de @santiodonnell : escribe en serio sobre Chávez en P/12. Es triste q sorprenda pero sorprende. Salud!http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-215523-2013-03-10.html …

 

Página/12 – No estuvo bienhttp://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-215523-2013-03-10.html … Uau.. Orgulloso d trabajar en P/12 Miren esta brillante nota discrepante d Sant O’Donnell

 

Raúl se olvida que un principio básico en  el periodismo, como supo escribir Horacio Verbitsky en “UN MUNDO SIN PERIODISTAS”, es “difundir aquello que alguien no quiere que se sepa” y “que se trata de criticar todo y a todos”.

Para Kollmmann, el polémico artículo de Santiago  es “discrepancia”, cuando en realidad eso es nada más y nada menos que PERIODISMO.

Ojala que O’Donnell no corra la misma suerte que Nudler. Un periodista que hasta los últimos momentos de su vida, “dio batalla” a una dura pelea con el diario página 12, todo por un artículo que escribió, y la dirección del diario pretendió censurar.

Ayer Kollmmann entrevistó por Radio Del Plata a Santiago O’Donnell

Apareció foto de Chávez en el cajón

 

En realidad debo darle gracias a un grupo de amigos fue un día difícil, tanto por el cansancio como por el medio de ser linchados, tuvimos una noche planeando como haríamos e instalando una cámara en un botón no quería decirles nada para que no fuera haber rumores y se corriera la voz a la cinco de la tarde pudimos ingresar todos entramos juntos empezamos a gritar consignas pro chavista para distraer aun más la atención de los custodios en el momento preciso nos acercamos delicadamente como el que no quiere la cosa y logramos captar lo que pudimos las demás fotos están algo borrosas. No hay seguridad que no sea violada

 

FUENTE

Sorpresiva crítica de “Página 12” en el manejo oficial del presidente muerto.

 

Se trata de Santiago O’Donnell

 

“No estuvo bien”

La muerte de Chávez estuvo mal. No digo la muerte en sí, todos vamos a morir, pero cómo se manejó desde el poder, ocultando la verdad a toda esa gente que se preocupaba por él y que salió a la calle a llorarlo cuando finalmente le dijeron que Chávez había muerto. Esa gente, ese pueblo, se merecía la verdad.

Yo entiendo que en la política no conviene mostrar debilidad. Entiendo que la construcción del mito sirve para afianzar a los herederos políticos del comandante. Entiendo que se quiera preservar todo lo que hizo Chávez por la inclusión social en Venezuela y por la unidad latinoamericana. Pero lo que hicieron me sigue pareciendo una falta de respeto.

No soy un experto, pero me parece que una persona que es operada de cáncer al menos cuatro veces en menos de un año y medio tiene un cáncer galopante y no está en condiciones de gobernar. Ya en la campaña para las elecciones de noviembre se lo vio a Chávez todo hinchado de cortisona y él mismo reconoció que tenía que tomar poderosos calmantes para controlar el dolor.

Después estuvo tres meses en Cuba prácticamente sin dar señales de vida, encerrado en un hospital de un país que depende económicamente de lo que decida el enfermo o su eventual sucesor, sin que puedan verlo los presidentes extranjeros que viajaron a visitarlo, ni nadie que no pertenezca al círculo íntimo de Chávez y tenga el visto bueno de los hermanos Castro. Los cubanos manejaron la comunicación desde la isla como lo vienen haciendo desde que triunfó la revolución, hace ya muchas décadas: siguiendo a rajatabla el modelo totalitario propagandístico de las dictaduras china y soviética.

Salvo en Corea del Norte, Irán, Cuba y países por el estilo, cuando una persona importante se enferma, ni hablar el presidente, se estila que el médico que lo trata o el jefe del equipo médico informe periódicamente sobre el estado de salud del paciente. Alguien que se haga responsable desde el punto de vista médico y diga qué enfermedad tiene el paciente, en qué consisten las operaciones que se le realizan, qué órganos están afectados y cuál es el tratamiento que se le practica. Información básica. No hace falta entrar en detalles ni hacer un reality. Tampoco se puede negar lo evidente.

En el caso de Chávez, todavía no sabemos qué tipo de cáncer sufrió, ni qué le removieron en las intervenciones quirúrgicas, ni de dónde se lo removieron; nunca se supo si lo conectaron o no a un respirador artificial, pese a que se dijo muchas veces desde el gobierno que Chávez padecía una infección pulmonar; no se sabe si estaba bajo el efecto de la morfina y ni siquiera se sabe si en algún momento estuvo inconsciente durante los tres meses que estuvo en Cuba, según los chavistas, gobernando Venezuela.

Entonces, me parece, es lógico que mucha gente empiece a poner en duda la información fragmentaria e incompleta que dieron Maduro y un par de ministros, convertidos en portavoces de médicos que ni siquiera se sabe quiénes son.

No hace falta odiar a Chávez, ni tener amigos en el exilio de Miami, ni ser golpista para desconfiar.

Anoche, un médico legista me dijo que preparar un cuerpo para ser exhibido durante diez días sin descomponerse lleva días, no horas. Pero Chávez empezó a ser mostrado pocas horas después del anuncio de su muerte y según los testigos estaba rozagante. Las fotos con las hijas y con la tapa del Granma de ese día, al mejor estilo Fidel; el tweet anunciando que estaba contento de volver a Venezuela; la limpia y vigorosa firma estampada en el único decreto que supuestamente firmó durante su última convalecencia en Cuba; la ausencia de familiares y funcionarios en el Hospital Militar, después de su vuelta, mientras supuestamente se estaba curando, tras aterrizar sin que nadie lo vea; la supuestas discusiones de gabinete y enérgicas órdenes que les daba a sus ministros, cuando después resulta que no podía hablar porque le habían practicado una traqueotomía… en fin, un montón de cosas que pueden ser verdad. Pero cuando un gobierno oculta información básica, si somos honestos, creo, vamos a sospechar.

¿Y qué importa si hubo ocultamientos y aun mentiras si todo se hizo en función de un bien común, el de preservar los grandes logros de la Revolución Bolivariana? Bueno, está bien. Ignoremos eso y también el fracaso económico, el dólar en negro, la inflación record, la criminalidad record, la corrupción, las valijas, la patotas armadas que fungen de milicias chavistas, la Corte Suprema de mayoría automática, el odio hacia Estados Unidos cuando le vende todo su petróleo a Estados Unidos, el enfrentamiento con las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos, ignoremos que no hubo dictador en el mundo que Chávez no abrazara. Hagamos de cuenta que hay golpes de Estado buenos, como el que dio Chávez, y golpes de Estado malos, como el que le hicieron a Chávez. Pasemos por alto estos detalles y vayamos al día en que anuncian su muerte.

Me parece que para anunciar un complot internacional, sobre todo en un día de tanta sensibilidad para los venezolanos, hay que ser un poquito más serios, quizás hasta se podría mencionar alguna prueba. Y decir que le inocularon el cáncer, justo en ese momento, ¿no es jugar con los sentimientos de la gente?

Así llegamos a la Constitución. Y sí, voy a decir lo mismo que dice Capriles, ese rival tan odiado por el chavismo. No lo digo porque lo dijo Capriles, sino porque leí la Constitución. Mi impresión es que no la están cumpliendo. Más bien, que el gobierno venezolano está manipulando la Carta Magna chavista para afianzar el liderazgo de Maduro en defensa del modelo carismático cesarista plebiscitario que moldeó el comandante.

La Constitución venezolana dice que si la ausencia del presidente se produce antes de la jura, tiene que asumir el presidente de la asamblea, que no es Maduro sino Diosdado Cabello. Lo dice muy claro. También dice que el presidente tiene que asumir el 10 de enero y no cuando pueda, en otra fecha. También dice que ni el vicepresidente ni miembros del gabinete pueden ser candidatos en una elección para reemplazar al presidente. También dice que el vicepresidente debe ser nombrado por decreto presidencial, ya que no es un cargo electivo. Pero por suerte para los chavistas, con sucesivas ampliaciones Chávez se aseguró una mayoría automática en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), órgano de 32 miembros con el que reemplazó a la vieja Corte Suprema de siete jueces a partir de la Constitución de 1999.

En sucesivos fallos hechos a medida de Maduro, el TSJ falló que Maduro podía ser el “vicepresidente ejecutivo” aunque Chávez no había firmado ningún papel nombrando a Maduro vicepresidente, por el solo hecho de que Maduro había sido vicepresidente en el período anterior; después falló que Chávez podía jurar cuando y donde quisiera, sin que por eso se pusiera en duda que estaba al mando y en control del país, cuando era evidente que no estaba en condiciones de hacerlo, sólo para sostener a Maduro; después habilitó la candidatura de Maduro para las próximas elecciones al inventar el cargo de “presidente encargado”. O sea, para que se entienda, la Constitución prohíbe al vice y los ministros ser candidatos, pero no al “presidente encargado”, pero porque ese cargo no existe, no figura en la Constitución. Mejor dicho, no existía. La maniobra se consumó el viernes en una juramentación que, lejos de los treinta y pico mandatarios que asistieron al funeral de Chávez, apenas contó con la presencia de Correa, los presidentes destituidos de Honduras y Paraguay y una ex senadora colombiana expulsada del Congreso de su país, todos ellas personas muy repetables, pero con un peso simbólico relativo a la hora de la legitimación.

Ese es el problema que yo le veo a esta situación. Entiendo que Lula, Dilma, Insulza y los estadounidenses estén preocupados porque la transición es un momento delicado en un país tan polarizado como Venezuela, y nadie quiere problemas. Entiendo que los Castro estén preocupados por el petróleo regalado, porque medio siglo de experimento comunista no les alcanzó para darse cuenta de que así la economía no funciona.

Pero toda esta manipulación que se hace para fortalecer a Maduro, a la larga o a la corta, podría debilitarlo. Porque podemos pasarnos días enteros hablando de las falencias y las debilidades de las democracias formalistas y neoliberales que colapsaron en Venezuela y otros países de región. De cómo esas democracias fracasadas fueron interpeladas y reemplazadas por la camada de caudillos personalistas que lideró Chávez.

Pero algunas formalidades parecen necesarias. Decir la verdad aunque duela, por ejemplo, o respetar la Constitución cuando no me conviene. No para retroceder, ni para entregar el país, ni para bajar las banderas, sino para estar mejor. Para progresar a partir de lo que ya fue, más allá de lo malo y de lo bueno.

FUENTE

Vergüenza: Para decana de periodismo “el estado no tuvo la culpa en la tragedia del once”

Infobae criticó a su “columnista” por un artículo suyo en Página/12

El portal cuestionó a la decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata, Florencia Saintout, por señalar en Página/12 que el Estado no tuvo la “culpa” por la “tragedia de Once” al hablar sobre la utilización del dolor de las víctimas por parte de los medios. Previamente Infobae había subido en su sección Opinión tres artículos firmados por la académica en el último mes. Urgente 24 y La Política Online se sumaron a Infobae y criticaron a la decana.

Florencia Saintout, decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, firmó en Página/12 una columna titulada “Ante el uso de los demás”, en la que se propone “reflexionar” sobre el uso del dolor que han hecho periodistas y medios sobre la denominada “tragedia de Once”. Allí criticó a los “medios dominantes” por hacer un “uso perverso del dolor”. A su vez, Saintout no dudó en sostener que “no es uno de los que creen en la ‘culpa’ del Estado por lo que sucedió” y desligó de responsabilidad alguna en el accidente a “este Estado”.

“La particular visión de una decana universitaria sobre la tragedia de Once” tituló Infobaepara cuestionar los dichos de Saintout sobre la responsabilidad del Estado en el accidente y tildarla de “académica ultra K”. Vale destacar que Infobae ha consignado en su sección Opinión tres columnas de Saintout publicadas en Télam en el último mes, incluyendo una publicada el lunes.

Urgente 24 también la criticó en su artículo “La decana K y la ‘pornografía del dolor'”. El portal señaló que Saintout “se hizo conocida” a partir de la entrega de premios sobre periodismo a figuras como Hebe de Bonafini y Hugo Chávez.

“La decana de Periodismo de La Plata exculpó al Estado por la tragedia de Once” consignó La Política Online, que añadió que “la académica suena como candidata a diputada en las elecciones de octubre”.

FUENTE

Curiosa foto sobre el anuncio de la muerte de Chávez con una imagen de archivo…

La noticia central en todos los medios del mundo es  la muerte del presidente venezolano Hugo Chavez. Pero curiosamente el diario “El Litorial” de Corrientes, eligió una foto de Chávez del velorio de Néstor Kirchner, en el que el dirigente extranjero por entonces en nuestro país, había sido recibido por la mandataria Argentina.

Por entonces, Cristina utilizó anteojo de color Negro y una “vestimenta para la ocasión”.

Hoy la Presidenta de Argentina llegó a Venezuela con un atuendo muy similar al de la foto que publica hoy el diario Correntino “El Litoral”.

Si no fuera por quienes rodeaban a la presidenta en la imagen que ilustra el diario de hoy, comparando el retrato elegido de archivo, con la llegada de Cristina hoy a Venezuela, te diría que causa un poco de impresión todo….¿no es cierto?

 

FOTO DE LA PRESIDENTA ARGENTINA LLAGANDO HOY A VENEZUELA

 

 

 

Portada de El Litoral Corrientes (Argentina)

Cristina por Chavez decreta 3 días de duelo, mientras que por tragedia del once solo fueron 2 días

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner decretó dos días de duelo nacional, con la bandera a media asta en los edificios públicos, y la suspensión de los carnavales a raíz del trágico accidente en la estación Once del ferrocarril Sarmiento.

La medida fue comunicada por el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, quien además detalló que la Presidenta no participará de actos públicos pero sí encabezará audiencias en Casa de Gobierno y en la residencia de Olivos.

En los considerandos de la decisión, firmada por la Presidenta y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, se destaca que “el Gobierno y el pueblo de la Nación Argentina acompañan con su solidaridad y pesar el dolor de los familiares de las víctimas”.

El decreto lleva el número 245 y especifica las 48 horas de duelo, en tanto la suspensión de los carnavales fue comunicada por Scoccimarro.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, decretó hoy dos días de duelo en la Ciudad de Buenos Aires.

En un comunicado, el gobierno porteño envió, además, “las condolencias” a los familiares de las víctimas y anunció que dispuso el izamiento de la Bandera a media asta.

“Las jornadas de luto no alterarán el normal funcionamiento de la administración y los servicios públicos que presta la Comuna”, se aclaró

FUENTE