UNESCO-TERCE: un estudio sobre educación que nos muestra rezagados en América Latina

El Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo (TERCE) es un estudio de logros de aprendizaje a gran escala realizado durante 2013 y en el que participan un total de 15 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay) más el estado mexicano de Nuevo León (México). El estudio lo coordina la UNESCO y evalúa el desempeño de estudiantes de tercer y sexto grado de escuela primaria en áreas como Matemática, Lectura y Escritura y Ciencias Naturales, esta última sólo en el caso de sexto grado y para aquellos países que participaron en ambos operativos.terce
Su objetivo es dar cuenta de la calidad de la educación en la región y guiar la toma de decisiones en políticas educativas. Para cumplir con esto último, el estudio no sólo realiza pruebas para medir logros, sino también utiliza la administración de cuestionarios de contexto, para comprender en qué circunstancias se dan esos aprendizajes.
La primera entrega de resultados se realizó este 4 de diciembre. En esta primera entrega se presentaron los resultados comparados entre TERCE y el estudio anterior que realizó las mismas mediciones de logros, SERCE, en el año 2006. El objetivo de esta presentación es conocer las variaciones experimentadas en el desempeño de los sistemas educativos de los países participantes en este período de siete años. En abril de 2015 serán dados a conocer los resultados completos que incluirán los factores asociados al contexto que rodean los resultados de las pruebas.
Los puntajes, país por país, de esta primera entrega se presentan en una escala que tiene un promedio de 500. Un puntaje menor a 500 puntos está bajo el promedio regional; un puntaje mayor a 500 puntos se ubica sobre el promedio regional.
En el TERCE participaron, a nivel regional 3.200 escuelas, 134.000 estudiantes, unas 250 escuelas y 9.000 alumnos por país, aproximadamente. La muestra por país varía, tomando en cuenta características de la población, pero es siempre representativa de la población de estudiantes de los grados elegidos para cada país. Por ende, los resultados obtenidos reflejan, con un altísimo grado de certeza, el desempeño promedio de las poblaciones.
Acá dejo algunos análisis personales, preliminares sin dudas, sobre los datos que aporta el estudio y las primeras repercusiones entre los técnicos del área educativa…
En LENGUAJE (LECTURA y ESCRITURA) para 3° grado, Argentina mejora sólo 2.4 puntos de su anterior resultado (SERCE, 2006) y muy por debajo del promedio para toda la región (18.5). Los tres países que encabezan las mejoras son República Dominicana 58.6 puntos; Ecuador 56 puntos y Guatemala 47.9 puntos. Entre los que menos mejoraron o empeoraron están Costa Rica, México y Uruguay, igual los tres obtuvieron mejores puntajes que Argentina (ver página 7 del informe).

terce

 

En LENGUAJE (LECTURA y ESCRITURA) para 6° grado, Argentina mejora sólo 2.1 puntos comparado al resultado SERCE 2006 y pero también queda por debajo de la mejora promedio de la región (12.4). Los tres países que más mejoran son Ecuador 43 puntos, Guatemala 37.6 y República Dominicana 34.5 puntos. Entre los que menos avanzan o empeoran también son para esta área, Costa Rica, Uruguay y México, en ese orden. Los tres igual siguen estando por encima del puntaje de Argentina (página 10).

En MATEMÁTICA para 3° grado, Argentina mejora 27,9 puntos desde 2006, aunque siempre por debajo del promedio de la región (31). Los tres que más mejoran son Perú en 58.8; Chile en 52.9 y República Dominicana 52.3. Los que menos mejoran son Paraguay, Nicaragua y Uruguay, aunque este último, aunque no avance tanto, obtiene un puntaje superior a Argentina (página 13).

En MATEMÁTICA para 6° grado, Argentina mejora 17.2 puntos. Acá muy cercanos al promedio regional (19 puntos). Los tres países que más avanzan son Chile 63.2 puntos; Ecuador 53.2 puntos y Perú 37.3 puntos. Los tres que empeoran son Costa Rica, Paraguay y Uruguay. Aún así, tanto Costa Rica como Uruguay logran mejores puntajes que Argentina para este ítem (página 16).

Por último en CIENCIAS (sólo para 6° grado y sólo 8 países participantes), Argentina mejora 12.6, siendo la única área en la que logra estar por encima del promedio regional (8.5). En este caso, los dos países que mejores progresos obtienen son Perú 35.8 puntos y Colombia 22.1 puntos. Los dos con mayor empeoramiento de sus logros son Uruguay y Paraguay, aunque el primero obtiene mejor puntaje que la Argentina (página 19).
Con estos números lo primero que queda expuesto es que han mejorado su rendimiento educativo los que peor estaban en 2006. Por contrapartida los que mejor estaban hasta SERCE, se estancan o retroceden. Y sin dudas en ese pelotón de países se ubica Argentina. Uno de los datos que apoyan esta situación (más allá de lo obtenido por cada país) es que ha disminuido el porcentaje de alumnos que se encuentran en los niveles más bajos (BAJO 1 y NIVEL 1) que no casualmente coincide en su mayoría con los países que se ubicaban (algunos hasta hoy) más retrasados. Esto sin dudas es una muy buena noticia para Latinoamérica… Sin dudas…

La contrapartida nos incluye. El retroceso o estancamiento de los países que venían mejor posicionados es un fuerte llamado de atención. En nuestro caso particular se confirma la pérdida de liderazgo latinoamericano, en términos de mejora educativa, algo que se viene produciendo en los últimos 20 años. Algunos intentarán relativizar estos resultados pero si comparamos los mismos con los obtenidos en PISA por algunos países que participan en ambas (aunque habría que hacer la salvedad de que evalúan diferentes dimensiones) Argentina ha perdido ese liderazgo que nació hace más de cien años con la idea sarmientina. Debemos aceptar que ya no somos el espejo donde buscan reflejarse otros. A lo mejor, quien les dice, eso nos viene muy bien, aunque suene paradójico…

Lo raro en estas primeras horas de repercusiones en ámbitos académicos es cómo una pléyade de “intelectuales orgánicos”, posiblemente para relativizar nuestra magra perfomance, compara los malos resultados, como estancamiento/retroceso de un país como Uruguay y no “leen” lo mismo para Argentina aunque, como hemos visto los datos podrían asimilarse. En todas las áreas evaluadas Uruguay arranca de “más arriba” y verifica una caída. Pero Argentina no obtiene mejoras sustanciales y en definitiva sufre un proceso de estancamiento. Como hemos visto y puede chequearse en el informe otros países mejoran mucho más que Argentina, y esto se da aún con varios de los países que comúnmente se comparan con nosotros.
Por último, ya hay algunos avances sobre las hipótesis de mejora: aquello que hace que los países mejoren. Personalmente y hasta que no esté publicado el informe final (abril de 2015) dudaría de esas hipótesis, por lo menos hasta confirmar los argumentos por las que se las define. Entre ellas hoy se habla de que “comer todos los días”, “usar intensivamente los libros de texto”, “haber pasado por un nivel educación inicial desde temprana edad” y “mejorar la inversión educativa” serían parte de esas hipótesis… Prefiero esperar a sacar rápidas y poco fundadas conclusiones en este sentido… Igual cuando las tengamos seguramente habrá que mejorar…