Importando carpetazos

Usando la tradicional costumbre del carpetazo kirchnerista una compañía Israelí está siendo contratada por el gobierno para encontrar elementos que sirvan para evitar el default

cris

 

 

La empresa de inteligencia Black Cube (Cubo Negro) a traves de su representante en Inglaterra Avi Yunnus está en conversaciones con Buenos Aires para encontrar manejos turbios del fondo Elliott Management y evitar el default de bonos.

Black Cube, (Cubo Negro), una empresa de inteligencia, propiedad del israelí Dan Zurla entre otros, está negociando con el Gobierno de Argentina para la contratación de sus servicios. Argentina quiere que Black Cube recopile  información sobre el fondo de cobertura estadounidense Elliott Management, el cual ha llevado a la Argentina a los tribunales de Nueva York para forzar a que pague los bonos que fueron reestructurados  previamente  por el país. Un tribunal federal de Manhattan ordenó a Buenos Aires que realice los pagos de los bonos que son propiedad de una serie de fondos de cobertura-y le prohibió que abone a sus tenedores de bonos más importantes hasta que arregle con Elliott Management, lo que obligó a la Argentina a entrar en default con los nuevos bonos.

Si Argentina contrata a Black Cube, la empresa reunirá en los próximos meses información de inteligencia sobre Elliott, con el objetivo de presentar ante la corte, en un intento revocar el fallo obtenido en junio . Entre otras cosas, Black Cube está investigando si es que el fondo Elliott compró Créditos swaps de incumplimiento crediticio sobre la deuda del gobierno argentino. De ser así, el fondo se habría beneficiado muchísimo si Argentina entraba en deafult, un potencial conflicto de intereses considerando la obstinada negativa de los fondos de cobertura para llegar a un acuerdo sobre los bonos con  Argentina.

Elliott y los otros fondos están esperando  más de u$s 1.5 millones de dólares en bonos por parte de Argentina, incluyendo intereses,  con un valor nominal de u$s 170 millones, por los cuales pagaron mucho menos. Fuentes cercanas a Elliott, dijeron que el fondo no tiene ningún interés en forzar a que el gobierno argentino entre en default.

 

Avi Yanus, cofundador y jefe de la oficina de Londres de Black Cube, está liderando la oferta argentina y en las últimas semanas se reunió con una serie de funcionarios del país.

Black Cube fue fundada en 2010 por Yanus y Daniel  Zorella, quien trabajó en una unidad de inteligencia secreta israelí – como muchos empleados  de la compañía. Black Cube describe a sus empleados como “un selecto grupo de veteranos de elite de la comunidad de inteligencia israelí, cuya diversa experiencia en la recopilación de información, análisis, investigaciones y operaciones sobre el terreno hacen de Black Cube una fuente única en el mercado global.” La mayoría de los negocios de la empresa se basa en disputas legales entre entidades empresariales multinacionales: siempre que un lado intenta de reunir información de inteligencia, el otro lado intenta ganar el caso.

Elliott Management declaró que no sabía nada sobre alguna conversación entre Black Cube y Argentina, y que esperaba que el país no estuviera estaba considerando seriamente tal medida.

Plazademayo.com consultó con un especialista en regulaciones para la venta de bonos y dijo que el plan es Conceptualmente equivocado . No hay conflicto de intereses

Se puede hacer un reclamo, en este caso por dinero y al mismo tiempo contratar un seguro por si la operación falla. La único consecuencia  es que a los fondos buitres, les cuesta mucho más dinero por el costo del seguro

“Si hay un boludo, capaz de vender un seguro de ese tipo. el que se jode es el asegurador.” (sic)

Obviamente lo que busca el gobierno , como dice el artículo del periódico israelí Haaretz, es roña.

 

Fuentes: Shuki Sadeh

Periodico Haaretz