Caso Ledo: informes de inteligencia complican a Milani y piden indagatoria

La querella de la familia del conscripto desaparecido pidió que declare el jefe del Ejército como imputado.

El jefe del ejército, más complicado.

El jefe del ejército, más complicado.

 

A pesar de la falta de acción de la fiscalía del Estado para avanzar en la investigación que liga a César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani por su posible participación en crímenes de lesa humanidad bajo la dictadura, la querella del caso Ledo complicó más al actual jefe del ejército. Los familiares del desaparecido soldado Alberto Agapito Ledo solicitaron a través de sus representantes legales que se llame a prestar declaración indagatoria como acusado a Milani.

En el escrito presentado ante el fiscal Carlos Brito para que cite a declarar a Milani toma como nueva prueba una serie de informes de inteligencia militar que mencionan a Ledo como “marxista-trotskysta, perteneciente a la zona La Rioja del PRT-ERP y responsable del frente político del PRT-ERP en la Universidad Nacional de Tucumán; de haber participado en el intento de copamiento del Regimiento R-17 Catamarca; de llevar la misión de realizar actividades de captación de soldados en la unidad”. El informe de inteligencia que menciona con tanta especificidad a Ledo se encuentra entre la documentación judicial de la investigación del asesinato del soldado Roberto Nicolás Villafañe, sindicado en los informes de inteligencia como compañero de militancia de Ledo. Villafañe había sido asesinado en agosto de 1976. Luego del acto criminal, el hermano de Villafañe fue interrogado por personal militar y le preguntaron, tal como se señala en el expediente: “Si el ex soldado Villafañe conocía al soldado clase 1955 Alberto Ledo, a un señor de apellido Godoy, Díaz Romero o Minué”. Estos dos ultimos permanecen aún como desaparecidos.

En el momento de la desaparición de Ledo, producida el 17 de junio de 1976, el conscripto actuaba como asistente personal de César Milani. Los testimonios del entonces conscripto y luego detenido por la dictadura Álvaro Illanes y de Jorge Nicolás Bonadre Mac Donnell señalan que Milani cumplía funciones de inteligencia entre los conscriptos a su cargo. Illanes asegura que habían conversado con Ledo acerca de saberse reconocidos por Milani como militantes políticos. La querella de la familia Milani solicita entonces al fiscal Brito que llame a Milani para que declare sobre la relación entre los informes de inteligencia encontrados en la causa Villafañe que muestran a Ledo como un militante del PRT, miembro de la subversión y plausible de ser blanco del “accionar antisubversivo”.

Luego de la desaparición del soldado Ledo, Milani elaboró un informe en el que lo sindica como desertor del Ejército, en una flagrante falsificación de documento público, ya que el soldado había sido “chupado” por las fuerzas de seguridad. A este informe de inteligencia se le deben sumar los testimonios de los hermanos Illanes, que lo señalan como ejecutor de actos de espionaje sobre Ledo, y el nuevo testimonio que lo involucra como jefe del operativo de detención de Verónica Mattauna ex detenida desaparecida riojana que decidió hablar. El elegido por la presidenta Cristina Fernández para dirigir el ejército cada vez más complicado.