Otro fraude en La Primavera

Este lunes la comunidad deberá votar las nuevas autoridades de su Asociación Civil. Los dos candidatos fueron impuestos por el gobierno de Gildo Insfrán.

Una vez más, la Comunidad La Primavera es escenario del autoritarismo y la arbitrariedad que caracterizan las políticas del gobernador Gildo Insfrán en Formosa. En medio de la confusión y la desinformación, el gobierno provincial convocó a elecciones para este lunes 23 de diciembre, para renovar a las autoridades de la Asociación Civil que tiene la titularidad de las tierras de la comunidad. El proceso estuvo teñido de manipulación desde un principio, ya que los miembros no alineados con Insfrán se enteraron “por casualidad, gracias a comentarios hechos por terceros”, según informó un comunicado publicado en el blog de la comunidad. La maniobra pergeñada entre gallos y medianoches tenía un objetivo claro: imponer a los candidatos del insfranismo.

“Ya está arreglado quién será el presidente de la Asociación por parte de la justicia de Clorinda, la Dirección de Personas Jurídicas y el Instituto de Comunidades Aborígenes. Ya está todo armado como para no discutir legalmemte, a pesar de nuestro intento para exigir transparencia. El 17 de diciembre se anunciaron las elecciones. Debería ser la comunidad la que tiene que elegir sus autoridades por asamblea, y estas autoridades son las que tienen el trabajo de empadronar a la gente y organizar su comisión directiva, pero acá el gobierno está designando a los candidatos, no la comunidad. Por más que la comunidad se opone a aceptar esos candidatos, el gobierno no lo discute”, señala el carashe de la comunidad Félix Díaz.

Según la ley integral aborígen de Formosa, los integrantes de la comunidad son quienes detentan la potestad de elegir a sus autoridades y removerlas, por medio de asambleas. Félix Díaz fue elegido en dos oportunidades como líder de La Primavera, en 2008 como autoridad de la Asociación Civil -acto que fue anulado por la Dirección de Personas Jurídicas de Formosa- y 2011 como representante comunitario en el marco de la mesa de diálogo en la que participaron funcionarios del gobierno nacional. En ningún caso el gobierno respetó la voluntad de la comunidad. Y esta vez, las cosas no fueron distintas, ya que fue el gobierno provincial quien se encargó de seleccionar a sus candidatos: Oscar Camachi y Luis Medina, dos punteros locales vinculados con el peronismo oficialista.

Cuando los qom de La Primavera se enteraron ya era tarde: Félix Díaz acudió en dos oportunidades a la Dirección de Personas Jurídicas de la provincia para solicitar los trámites correspondientes a la asamblea en la que se definieron las autoridades, pero recién pudo acceder a la documentación cuando ya no se podía conocer el padrón de electores. Atendiendo a todas estas irregularidades, este miércoles presentó un pedido de nulidad de las elecciones ante la directora de Personas Jurídicas provincial, Silvia Taratini, solicitando que se aseguraran “las garantías elementales y legalidad” del proceso. La solicitud fue rechazada.

Díaz plantea la necesidad de abstenerse de participar a modo de protesta, pero no tiene esperanzas de que esto vaya a marcar una diferencia en los resultados. “La gente va a votar porque no tiene otra salida: el administrador del Instituto de Pensiones de Formosa, señor Hugo Arruga, le está dando pensiones a criaturas de 1 y 2 años, entonces juega con la necesidad de la gente: si no votan a Oscar Camachi los amenazan con sacarles la pensión. Hay muchos hermanos que tienen problemas de salud, les dan medicamentos, pero los condicionan con votar a su candidato. La idea nuestra era abstenerse, no participar como forma de protesta, pero es difícil porque la manipulación es grande y el miedo también es grande”, concluye el carashe.

Comments

  1. Facundo says:

    Los Kirchner son el fin de la República.

  2. clorindo testa says:

    Parece ser que se le terminó el tiempo de mentir a Félix Díaz. El resultado no cambia si es en una “Asamblea” mucho más manipulable que una elección. El resultado es apabullante, el candidato de Díaz perdió con el 85% de los votos en contra. Difícil que esto sea obra de Insfran. Más bien es consecuencia de las mentiras de Díaz.