¿Fraude electoral en Córdoba?

Varias irregularidades en las elecciones fueron denunciadas por el FIT que dice que le arrebatan una banca.

La actual diputada provincial del FIT Liliana Olivero denuncia que le quieren arrebatar la banca nacional.

La actual diputada provincial del FIT Liliana Olivero denuncia que le quieren arrebatar la banca nacional.

 

Un fraude orquestado desde el Estado parece estar desarrollándose en la provincia de Córdoba. Así lo señalan voceros del Frente de Izquierda que aseguran que se les está arrebatando la cuarta banca en el Congreso que habrían obtenido. El mismo domingo 27 ya se denunciaron irregularidades. Córdoba había sido el primer distrito que mostró claramente el ingreso de un candidato del FIT al parlamento nacional. Se trataba de Liliana Olivero, militante de Izquierda Socialista (IS) y diputada provincial por el frente trotskista -la banca del FIT será ocupada por Cynthia Frescia, del PO, debido a la rotabilidad de los cargos de la alianza trotskista- y reconocida dirigente cordobesa de la izquierda. A tal punto se confirmaba el ingreso de Olivero al Congreso que la página oficial de resultados indicaba hasta las 23 horas del domingo que tal era la situación, cuando se había escrutado el 94% de los votos. Sin embargo, en ese momento se anunció que con el 97% de los votos contados el FIT quedaba afuera, dejando la banca a manos de los radicales. En 2007, un apagón había servido para que los guarismos que daban como nuevo gobernador a Luis Juez cambiaran de orientación y De la Sota mantuviera el cargo, pese a los grandes indicios de fraude que se habían detectado. Es un caso similar al de estas elecciones. Un operativo comandado desde el Estado provocó que en el cuarto oscuro las boletas del FIT fueran las usadas en las PASO de agosto, hecho que produjo un amparo judicial para que se dieran por válidas esas boletas, reclamo concedido por la justicia. Sin embargo, pese a la medida, se contabilizaron 40 mil votos nulos, una cifra excesiva para el caudal electoral de la provincia. Un examen más detallado mostraba que existían mesas en las que el FIT salía primero y otras -vecinas- en las que no obtenía ningún voto. Militantes de la alianza trotskista señalaron que varios telegramas de las mesas en los que ellos mismos habían votado indicaban que el resultado era 0 votos para el FIT: una prueba de las irregularidades. La fuerza de la izquierda decidió exigir que se abran las urnas para el recuento de los votos en defensa de su banca y también decidió realizar una movilización el mismo lunes a las 18 horas. La movilización contó con una participación masiva y el FIT recibió las adhesiones de Luis Juez, el PRO e incluso el intendente de Córdoba Ramón Mestre se pronunció porque se desarrollen unas elecciones transparentes. Si bien la justicia electoral anunció que el recuento definitivo se haría a través de la lectura de actas, los representantes del FIT exigen que se realice un conteo voto a voto debido a las irregularidades denunciadas. La diferencia de votos para que el FIT ingrese al Congreso es de 1500 respecto a últimas cifras oficiales aportadas, por lo que los dirigentes de la alianza de izquierda confían que un recuento voto a voto de los 40000 votos anulados demostraría la veracidad de su planteo. Por ello, hoy martes 29 realizarán otra movilización dirigida a los tribunales cordobeses donde realizarán una denuncia penal por fraude. La incógnita sobre a quién estará destinada la novena banca nacional cordobesa todavía no está resuelta y todo apunta que la respuesta se cristalizará mediante una resolución política.

Una de las mesas denunciadas, en las que se le sustraen 30 votos al FIT.

Una de las mesas denunciadas, en las que se le sustraen 30 votos al FIT.