Once: Cirigliano quiere despedir obreros que lo denunciaron

El pedido de desafuero, paso previo al despido, de los delegados de Emfer que aportaron a la justicia datos sobre la masacre del ferrocarril.

Los papeles rescatados del fuego que causaron la ira de Cirigliano.

Los papeles rescatados del fuego que causaron la ira de Cirigliano.

Días después de ocurrida la masacre de Once ocurrida el 22 de febrero de 2012, en la que 51 personas perdieron la vida, ejecutivos del grupo Cirigliano -concesionarios en ese momento del ferrocarril Sarmiento a través de la empresa TBA- intentaron quemar documentación que comprometía a los empresarios. Unos volquetes con papeles ardían en la madrugada cuando los obreros de la empresa Emfer, que pertenece al mismo grupo empresario, se acercaron, comprobaron que pertenecían a TBA e intentaron apagar el fuego, a la vez que denunciaron la situación a la fiscalía que investigaba el accidente de Once. Inmediatamente después descubrieron más papeles y biblioratos ocultos en las calderas de la empresa metalúrgica, y los custodiaron hasta que llegaran los oficiales de justicia. Como se puede observar en esta nota de Alejandro Bercovich, los papeles incluían balances internos de la empresa. Cabe recordar que los Cirigliano están acusados de haber desviado fondos de subsidios estatales para fines diferentes a los que estaban destinados, es decir, al mantenimiento y reparación de las formaciones ferroviarias. Se sospecha que el deterioro de las formaciones debido a esta actitud empresarial es la causa de la masacre de Once. La custodia y entrega a la justicia de los papeles de los que la empresa se quería deshacer es una de las causas que los Cirigliano exponen para pedir el desafuero de los delegados de Emfer, paso previo a su despido.

“La empresa quiere quitarnos los fueros sindicales que impiden nuestro despido sin justificación -señala el delegado Pablo Barberan-. Es una clara persecusión sindical”.

-¿Por qué querría despedirlos Cirigliano?

-Nosotros somos un cuerpo de delegados combativos y defendemos bien a la gente. Dicen que hicimos destrozos y eso es totalmente falso. Dicen que hemos bloqueado los portones de Emfer, pero eso fue una medida de lucha y el derecho a huelga nos ampara totalmente. También nos acusa de haber sacado alguna documentación.

-¿A qué se refieren?

-Cuando pasó lo de Once, denunciamos que querían quemar documentación. Lo único que hicimos fue avisar al fiscal y preservar algunos de esos documentos hasta que llegara la justicia. Cuando llegó se los entregamos. Había documentos en los volquetes, había documentos en las calderas, había toneladas de biblioratos. No sabíamos si aportaba algo, pero era extraño que ocultaran documentación de esa naturaleza en un sótano con calderas, lleno de agua, y en volquetes. Salvamos algo de la documentación de las llamas y se la pasamos a la justicia.

El expediente de desafuero iniciado por los Cirigliano (que publicamos en esta nota), que han sido imputados en la causa judicial que investiga la masacre de Once, está firmado por la jefa de recursos humanos de Emfer Sandra Masotta. Plazademayo.com intentó comunicarse varias veces con Masotta, sin resultados positivos.

El intento de desafuero de los delegados de Emfer no sólo es un claro avance de empresarios sospechados de actos criminales contra los derechos laborales y sindicales, sino que se configura como una revancha contra un acto obrero de aporte a la justicia. Los Cirigliano, se ve, no cambian más.

 

1

2

3

4

5

Comments

  1. Get Smart says:

    (AW) Los trabajadores de ENFER han difundido un comunicado en el que denuncian que el viernes 1 de agosto el juzgado federal en lo criminal y correccional de tres de febrero dicto el procesamiento, en la causa 775, del delegado de Emfer Julián Radic. Además le dictó un embargo por valor de $30000 y le impide la salida del país, en una causa que deja muchas dudas dadas las acusaciones. Estas embestidas judiciales se da en el marco en que los delegados de emfer denunciaron la quema de biblioratos y el ocultamiento de documentacion de parte de la empresa EMFER que hoy pertenece a los cirigliano.