Otra vez la muerte en viaja en tren

Nuevamente chocaron trenes del Sarmiento. La corrupción sigue sumando muertos .

[frame align=”center”]

DYN01.JPG[/frame]

Ante los hechos sucedidos hoy a las 7am a la altura del cruce Zapiola, se encontraron decenas de heridos y algunos muertos, todavía sin saber el número exacto.

Plazademayo.com se comunicó con Marcelo Ruiz Diaz, responsable de programación y calidad de servicio y operaciones de Metrovias S.A.

Ruiz Díaz declaró “Lamentablemente esto puede pasar”.  “Todavía no sabemos el motivo del accidente, queremos esperar a las pericias”. Sin embargo, algunos rumores empezaron a circular sobre la calidad de los frenos de este ferrocarril. “Ese equipo específicamente hacia más de seis meses que estaba en Castelar, sin usar, porque tenían problemas en los frenos. Es decir, el equipo se encontraba en etapa uno, en revisión, iba y venía, mi equipo de mecánicos no lo vio, si lo hubiese revisado no lo hubiese dejado salir con estos problemas”. Se trata del primer tren con doble piso, distinto al último inaugurado meses atrás, hecho con la más avanzada tecnología. Estas declaraciones contrastan con las que acaba de realizar el ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo donde esbozó la hipótesis de un sabotaje.

“Sabemos que la planta de Enfer es de Cirigliano, por lo tanto tiene parte de responsabilidad. El resto de los rumores son de una total irresponsabilidad y de poco sentido común, como las declaraciones de D’Elía hacia Sobrero o Pino Solanas, porque nadie provoca intencionalmente un accidente”.

Ruiz Díaz se encuentra a un costado del lugar del accidente ya que el sindicato decidió apostar a trabajadores para que una guardia obrera no permita que se modifique la formación, y así garantizar que las pericias den cuenta de los verdaderos responsables, “Gendarmería no nos deja pasar, cerraron todo el sector de vías, nosotros estamos fuera del perímetro esperando noticias de las pericias”.

Es necesaria la presencia inmediata de los responsables con sus nombres y apellidos y la justicia para los damnificados.