Desvistiendo a Río Negro

La rústica estrategia de “Echale la culpa a Goye”, puede que conforme a la Presidente , si además conlleva el valor agregado de sumar en la volteada al grupo Clarín, pero es tan básica que se desmorona con la instantaneidad de un Nesquick. Para advertir lo que cualquier rionegrino conoce hay que ir quitándole la ropa a la Provincia.

saqueos

Foto: Reuters

El escenario

Río Negro es la más poblada de las despobladas provincias patagónicas, 633.374 habitantes según el último censo, distribuidos en 203.013 km2.

Las 4 ciudades que concentran mayor cantidad de habitantes, son, de mayor a menor, Bariloche, General Roca, Cipolletti y Viedma.

  • Bariloche o la mini Disneylandia sudamericana, con una economía basada en el turismo, es La Meca de los rionegrinos de zonas menos favorecidas quienes llegan persiguiendo sueños sin saber que esa industria requiere una mano de obra medianamente calificada. El mezquino censo del 2010 arrojó un total de 108.250, los dueños de los grandes hoteles viven en Buenos Aires y el Alto es el Bulevard de los sueños rotos.
  •  General Roca o Fisque Menuco es la capital histórica de la concentración económica de los barones de la fruta devenidos en acopiadores/exportadores, verdaderos dueños del negocio. Allí hay 85 883 personas.
  • Cipolletti, uno de los muchos centros urbanos del Alto Valle rionegrino que de ciudad de peras y manzanas fue transformándose en uno de los suburbios de la petrolera Neuquén capital. Conviven 79 097 cipoleños.
  •  Viedma, capital de la Provincia y sede de los tres poderes, con 52 754 habitantes que comparten playa y cielo y donde los más ricos son empleados públicos privilegiados como jueces, ministros o legisladores y los más pobres pugnan por ingresar a esa misma administración pública y todos se cruzan en los mismos supermercados chinos donde las bebidas son más baratas, algunos comprando botellas de Ruttini y otros tetrabrick.

 

Los protagonistas

Desde 1983 se sucedieron 4 gobernadores radicales que durante 7 períodos impusieron un radicalismo con importantes dosis de pragmatismo peronista condimentado con un clientelismo sin mucha ostentación. En cada turno electoral se impusieron a la oferta de un PJ que recurrentemente caía en prácticas ligadas a la traición.

Un ejemplo de estas prácticas fue, por ejemplo, la derrota sufrida en 2007 por el entonces candidato Miguel Ángel Pichetto quien perdió incluso en tierras de Carlos Soria, quien, curiosamente en el mismo turno electoral ganó por escándalo su reelección.

 

El turno electoral del 2011

La previa a la elección del 2011 fue una estrategia de denuncias penales de legisladores que acompañaban el proyecto Carlos Soria gobernador, lo que lesionó mortalmente al radicalismo en su conjunto y a la gestión en particular. A eso se lo suma por partes iguales una buena intendencia de Soria al frente de General Roca, efectivo que llegaba en forma de obras, ATN, planes sociales y, por otro lado, la natural fatiga de material de 28 años consecutivos de radicalismo en el poder.

 

La tercera fuerza

La hiperprofesionalización de la dirigencia radical tuvo temprana conciencia de la necesidad de impedir la dispersión de votos o en todo caso de encauzar convenientemente esos votos y así convirtieron a un incipiente vecinalismo cipoleño en el Frente Grande rionegrino, con lo que estos voluntariosos vecinos se hicieron de un partido de distrito.

El gobernador Alberto Weretilneck pertenece a esa fuerza y era el socio para completar la fórmula de los radicales de no haber ocurrido una interna en el entonces oficialismo, que lo convenció de migrar aceptando el convite de Carlos Soria.

Con un padrón electoral prácticamente igual al de la parroquia de Palermo, en Río Negro es fácil que nos contemos las costillas. De manera que nadie duda de cómo es la cadena afectiva en el estrecho universo político, ni como fueron los romances de verano, los encuentros casuales, los prohibidos y los que devinieron en sólidos matrimonios.

 

El nuevo Estado

El kirchnerismo comercializa una serie de patentes, entre ellas la de “antes de nosotros fue el caos”.

En esa línea, cuando en septiembre del 2011 el FpV logra desplazar al radicalismo y sus aliados, la nueva gestión compró todo el Know How de “ La Gesta Fundacional ” y desecharon uno tras otro los planes y programas que habían resultado exitosos en gestiones anteriores.

Así las cosas, la nueva administración le pegó un portazo al “Comer en Familia”, por ejemplo, asistencia con la que se paliaba la situación de precariedad de muchas familias, especialmente los numerosos y muy jóvenes matrimonios que se asientan en Bariloche en procura de un bienestar que no llega nunca pero que este año se vio particularmente agravado con la caída de la obra pública. Más grave aún fue que este programa no fue reemplazado por ningún otro.

Viedma había alcanzado en noviembre del 2011 el mérito de ser una ciudad con pleno empleo, un año después se cuadriplicó el desempleo según datos del propio Indec.

Digámoslo de este modo, la nueva gestión llegó sin equipos y sin saber como se administra un Estado, despreció a los empleados públicos con la Ley de Disponibilidad y estos se la devolvieron cuadrada dejando que se subejecutora el presupuesto de Desarrollo Social, entre otros.

La Nación no ayudó mucho y la Obra Pública se paralizó castigando a los sectores de menor preparación.

 Los planes que obraron como dique de contención ahora se demoraban más de 60 días en llegar a los bolsillos de los beneficiarios.

Las cooperativas del plan Argentina Trabaja, resorte del Ministerio de Desarrollo de Alicia Kirchner, entonces manejadas por Ernesto Paillalef que de la mano de este recurso construyó la base social que le permite usufructuar de estructura que exhibe y pone en buena cotización ahora que es ministro del área, reclaman incumplimientos y a juzgar por las grabaciones de las que disponemos, no mienten.

 

Desenlace

Como una fórmula comprobada, pobreza, desocupación, falta de planes, incumplimientos más las fiestas de fin de año, el intendente de Bariloche, Omar Goye advirtió lo que podría ocurrir.

La barilochense Silvina García Larraburu, diputada nacional y en algunas ocasiones alter ego del senador Pichetto acaba de declarar: “Bariloche tuvo 14 horas de zona liberada, que se dejen de mentir” y agrega: “Es mentira que nadie les avisó, porque yo misma le pedí al Gobernador en presencia de Pichetto, cuando estábamos en Guardia Mitre, que hicieran algo en Bariloche, porque la situación era un caldo de cultivo. Era Vox Populi. Bermejo dice que no existió la reunión con los empresarios barilochenses en donde se le avisó de los saqueos, algo que es mentira”

Claramente el gobierno nacional empieza a tercerizar la administración de la pobreza con su respectivo ajuste, pero no quiere pagar ninguna factura y en ese camino se suman el gobernador Alberto Weretilneck y el senador Miguel Pichetto que ahora se afanan por complacer a la Presidente , burlando la institucionalidad con la pretensión de que renuncie el intendente, que mal o bien, eligieron los barilochenses en elecciones libres. Goye, resiste, sentado en el polvorín rionegrino