Sarmiento ¿y Rosas?

Durante la cadena nacional CFK  arremetió contra la política de medios de Sarmiento. El autor recuerda la sistemática censura ejecutada por el caudillo laureado por el kirchnerismo.

 

CFK se refirió al libro "Sarmiento periodista". Foto de MinutoUno.com

CFK se refirió al libro "Sarmiento periodista". Foto de MinutoUno.com

 

En su persistente campaña por denigrar a Domingo Faustino Sarmiento, la Presidente Cristina Kirchner utilizó la cadena nacional para enseñar a las nuevas generaciones que ese hombre había censurado a dos de los principales diarios de ese entonces.

El rencor hacia el ex presidente Sarmiento –que se ha manifestado en varias ocasiones- va a la par de la exaltación de Juan Manuel de Rosas. Lo curioso es que fue precisamente este caudillo el campeón en perseguir a periodistas y clausurar publicaciones que no eran de su agrado. En 1833 se publicaban en la Argentina 43 periódicos de libre circulación. En ellos se expresaban políticos de diversas posiciones, desde socialistas hasta conservadores. Pero Rosas no toleraba la libertad de prensa y se lanzó a una campaña de censura como no existió nunca más en la historia argentina. Ni siquiera las dictaduras militares atacaron a la prensa como el Restaurador.

En 1838 sobrevivían cuatro. En 1851 apenas quedaban siete periódicos en Argentina. Los restantes estaban cerrados y los periodistas exiliados en Chile y en Uruguay, donde continuaban su labor profesional.

En 1853, luego de la derrota de Caseros, como si se hubiera abierto la compuerta de un dique que encerraba las ideas, nuevamente proliferaron las publicaciones: El Centinela, El diablo, El Federal Argentino, el Clamor de los Libres, El Duende, la Revista del Plata (esta última dirigida por Hilario Ascasubi “un gaucho pobre” como se definía a sí mismo).

La lista es interminable y llevaría un par de páginas más nombrar a todos los medios que florecieron en la época posterior a Rosas.

También esto habría que enseñar a los jóvenes porque la historia, cuando se distorsiona, no se convierte en relato. Sino en cuento.

 

*Referencias: “El periodismo político”, Víctor García Costa, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires 1971.

Comments

  1. Gustavo says:

    Para mi tendria que ser al reves. En vez de ser feriado en homenaje a Rosas que lo hagan el 11 de Setiembre.
    Porque Sarmiento fue una especie de pionero en el desarrollo del pais. Trajo a maestros de sitios mas avanzados para profesionalizar a los nuestros, hizo no se cuantas escuelas a lo largo del pais, estava a favor del ferrocarril que lo veia como signo de progreso, fundo diarios,etc
    En cambio Rosas hizo todo lo contrario. Centralizo todo en Buenos Aires, prohibio, censuro, fusilo, tenia la temible Mazorca que era una specie de triple A de esos tiempos.
    Pero bueno. Se ve que la mayoria piensa lo contrario. Por eso le dan mucho mas valor al segundo que al primero

  2. Mariano T. says:

    Notable es que lo único que ncontraron rescatable en Sarmiento es que clausuró diarios. Es toda una elección de tema.
    En cucnato a la acción del sanjuanino, no olvidemos que hubo un levantamiento encabezado por Mitre para desconocer las elecciones en las que habíaa triunfado Avellaneda

  3. Blogbis says:

    Para mas datos, Rosas no sólo persiguió a la prensa independiente sino que fue pionero en eso de crear diarios supuestamente libres a los que les dictaba la línea editorial.

  4. Una de las característicasde los políticos de la actualidad es que se hicieron a dedo. Otra es que se inclinan por la autocracia. Y justamente desde la autocrcia buscan someter para lograr el pensamiento único. En el camino, despotrican, descalifican y los ten´rs que aguantar. Como son autocráticos se rodean de lo que siempre tienen los autócratas: una pléyade de chupadias elevados a la enésima potencia que por cierto es increíble que hayan salido de nuestra universidades. Cómo slir de esta: quizás se pueda salir con un sistema de formación de dirigentes para la democracia. Hoy le llamamos democracia al solo hecho de elegir a los gobernantes que una vez elegidos se inclinan al autoritarismo. Enrt¿tonces el elegir, desde este punto de vista, si los gobernantes no están formados para diseñar y llevar a adelante lidertazgos democraticos y democratizadores de la sociedad.

  5. Gustavo says:

    Leer un libro de 200 paginas sobre alguien no te da la “Luz de la Verdad” ni la conciencia sobre “La verdadera historia”…..quizas leyendo miles de paginas en muchos libros escritos por el y otras tantas decenas de miles de lo que se escribio sobre ese el, puedas tener alguna pequeña idea digna para platear un debate o poder pretender mostrarte como conocedor ante un auditorio de pateticos chupamedias a los que nunca se les ocurriria refutar…….asi solo se construye un “RELATO”……….. “Quien controla el pasado controla el futuro. Quien controla el presente controla el pasado” (George Orwell)

  6. PEDRO says:

    PEDRO- Sarmiento no es santo de mi devoción. Odiaba al criollo, apoyo la Guerra de la Triple Alianza y soñaba con una anglo Argentina. Es rescatable su fervor por la educación.
    Rosas fué un terrateniente que solo defendio sus intereses a travez de una fuerza para policial que impedia cual quier tipo de expresión contra “el caudillo” . Fué tan patriota que se exilio en Inglaterra

  7. Es preciso analizar a cada hombre en el contexto de su época. Sarmiento fue uno de los más brillantes intelectuales latinoamericanos de su época (hay miles de páginas para fundamentarlo). Rosas fue el fundador de la patria de los ganaderos, el Restaurador del orden colonial. Sarmiento fue influido por la democracia jeffersoniana, como tantos en el siglo XIX, ello era mejor que el mundo de las tinieblas de la Restauración. Pensaban en un mundo igualitario de pequeños propietarios. Un sueño frente a la prepotencia de los grandes terratenientes, que fueron reciclándose en todos los tiempos. Fui amigo de Luis Franco y siempre recorríamos esa parte de la historia. Las nuevas generaciones tienen que leer El otro Rosas y su libro donde compara a José Martí con Sarmiento. Gracias por dar la batalla en este terreno, que puede pensarse inútil vero a la larga se advierte que es importante.

  8. roberto says:

    COSTUMBRE.- Es algo inveterado en el Gobierno, extrapolar la historia, tomar los hechos a su antojo y armar “el relato oficial”.- Sin justificar la censura, hay que decir que Sarmiento toma esa decisión en plena guerra con Mitre.- Eran épocas distintas y estos personajes estaban enfrentados en la armas.-

  9. rikito says:

    Basta de fomentar la vagancia y la traida de hijos al mundo, que en el futuro seran mas marginales a una sociedad que da dia se degrada mas, gracias a esta tirania electa, fundamentalmente por grupos sectarios, especificamente creados para tal fin a cargo de los normales