¿El último de los ventrilocuos?

«Gente grande que juega con muñecos», así presenta Daniel Riera a su nueva vocación.