“Si no hablás con cuidado se le sale la cadena”

Comenzó el juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra. Plazademayo.com reveló  los vínculos entre un alto funcionario K y el principal acusado por el crimen del joven militante.

 

Difícil tarea la de los sindicalistas empresarios. Tienen que ganar dinero, manejar el gremio e impedir que las justas reivindicaciones de los trabajadores arruinen sus negocios. Una conversación entre José Pedraza y el ministro Carlos Tomada, a la que plazademayo.com tuvo acceso exclusivo, revela cómo el negocio de los gremialistas ferroviarios no puede existir sin el apuntalamiento explícito del Gobierno. En enero, Tomada –en sus propias palabras– seguía buscando que a uno de ellos no se le saliera la cadena. Con Mariano Ferreyra no lo había logrado.

–¡Ministro!

–¡Mi querido! Escucheme una cosa, dos cosas que le voy a decir.

Amistosamente, con confianza. Incluso con afecto. Así se inicia un diálogo que revela los vínculos de intimidad desarrollados entre los más altos estamentos del gobierno y sectores de la sociedad que no dudaron en recurrir al crimen para defender sus privilegios.

–Buen fin de semana.

–Igualmente para vos, José. Te mando un abrazo y cariños.

Así culminaron el diálogo estos actores muy significativos de la actualidad después de acordar un plan conjunto para garantizar el status quo que beneficiaba a los sectores que representan. Los protagonistas de la charla telefónica, parte de las escuchas que ordenó la Justicia para avanzar en la investigación del crimen de Barracas y que esta nota revela en su totalidad, son Carlos Tomada, ministro de Trabajo del gobierno nacional y precandidato a Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires por el kirchnerista Frente para la Victoria, y José Pedraza, titular de la Unión Ferroviaria (UF) y preso en la cárcel de Ezeiza acusado de ser el instigador del asesinato del joven militante del Partido Obrero (PO), Mariano Ferreyra.

Varias veces se ha querido desligar al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de los rumbos tomados por José Ángel Pedraza a partir del 20 de octubre de 2010, día en que una patota organizada por dirigentes sindicales de la UF acabó con la vida de Mariano Ferreyra, dejó en coma mediante un tiro en la cabeza a Elsa Rodríguez e hirió a dos militantes más del PO. Los medios hiperoficialistas como el show televisivo 678, que emite la televisión pública, o el canal CN 23, del grupo Szpolski Garfunkel, quisieron instalar la versión de una alianza entre Pedraza y Duhalde desestabilizadora del gobierno, versión que fue rápidamente refutada por la realidad y por el mismo Pedraza. Este cronista entrevistó al veterano dirigente ferroviario para el libro ¿Quién mató a Mariano Ferreyra? (Grupo Editorial Norma) y, en aquel diálogo –el único que mantuvo con la prensa–, Pedraza hizo profesión de fe kirchnerista:

–Acá estuvo la presidenta cuando se inauguró el centro cultural. La presidenta y más de la mitad del gabinete. Ese día hubo cinco mil ferroviarios en la calle, afuera del sindicato. Apoyamos al gobierno, su política ferroviaria y lo apoyamos desde el primer día. Con Moyano tenemos diferencias metodológicas y conceptuales desde siempre. Y no respetaba acuerdos, un grupo de organizaciones nos hemos alejado, pero no hemos dejado de pertenecer a la CGT ni de ocupar los cargos o secretarías. Yo soy secretario de Cultura y llevé adelante las tareas del bicentenario.

–Desde los medios oficialistas se le adjudica una cercanía a Eduardo Duhalde.

–No. Acá no sólo estuvo la presidenta, sino que estuvieron (Carlos) Tomada, (Florencio) Randazzo, (Oscar) Parrilli, (Juan) Manzur, (Jorge) Coscia. Con Coscia hemos firmado un convenio de cooperación cultural. Hemos participado de las movilizaciones en contra del campo, de las marchas de la CGT en apoyo al gobierno, también estuvimos en River. No tenemos nada que ver con Duhalde. Ya tuvo su oportunidad, hizo lo que pudo, hizo lo que hizo, pero ya fue.

–El gobierno intenta despegarse de usted y de la Unión Ferroviaria.

–No, desligarse no. Después del 20 de octubre hablé con Julio de Vido, con Juan Pablo Schiavi, con Tomada…

Escuchar el audio “Los Kirchner y Duhalde”

Tomada es el apellido que se repite al final del diálogo. Pedraza no duda en mencionar al ministro de Trabajo como una relación cercana. No tenía por qué hacerlo. Tomada ofició como asesor jurídico del dirigente ferroviario en el pasado y, como esta nota demuestra, sus vínculos, intereses y planes nunca dejaron de tomar caminos convergentes. Como se observará, el temor de Pedraza a que su “base” social pudiera ser ganada por el activismo de izquierda que ingresaría al ferrocarril de la mano de los tercerizados –si lograban imponer su reclamo de pase a planta permanente– era compartido por el ministro. La indignación que produjo el crimen de Barracas logró que se realizaran avances en esa reivindicación, que se había generalizado en el ferrocarril Roca, epicentro de las protestas. La noticia del ataque de una patota sindical, integrada también por barrabravas reclutados por dirigentes ferroviarios, sobre una manifestación de trabajadores ferroviarios que sólo peticionaban iguales derechos a igual trabajo conmovió a la sociedad. El asesinato político había regresado al panorama argentino.

El diálogo se produjo el 14 de enero de este año, a casi tres meses del asesinato de Ferreyra, un cuadro político del PO de 23 años. Para esa fecha, ya no quedaban dudas sobre la responsabilidad del sindicato ferroviario en la organización del ataque contra los tercerizados. Ya estaban presos los presuntos autores materiales del homicidio y la justicia ya se encontraba investigando la complicidad de Pedraza y Juan Carlos “El Gallego” Fernández, segundo en la escala jerárquica de la UF. Nada de esto impidió que, mediante una conversación telefónica, Pedraza y Tomada urdieran un plan para que nada cambiara en la estructura sindical. A continuación se transcribe el diálogo.

José Pedraza:–¡Ministro!

Carlos Tomada:–¡Mi querido! Escucheme una cosa, dos cosas que le voy a decir. La mejor defensa es un buen ataque (ríe), pero antes de que me digas que me llamaste cuarenta veces y todo eso. Me dijo Ciaravino (N. de E: Norberto Ciaravino, jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo de la Nación) que va a recibir ahí, que le estás mandando un representante de la Unión para charlar con él…

J.P.:–Sí, porque tenemos…

C.T.:–Me parece muy bien.

J.P.:–… controlado el tema de los tercerizados en Ferrovías y no queremos que nadie los arrastre.

C.T.:–Me parece muy bien. Y hay que empezar a trabajarlos políticamente. Segundo, te aviso que hoy acá en la entrada del Ministerio me he encontrado con el compañero Sobrero (N. de E.: Rubén “Pollo” Sobrero, delegado gremial ferroviario y dirigente de la línea Sarmiento, dirigida por los sectores de oposición a Pedraza).

J.P.:–¡Sobrero!

C.T.:–Yo hacia, qué te puedo decir, hacia diez años que no lo veía…

J.P.:–Fácil.

C.T.:–… fácil que no lo veía. Me saludó muy amable. Me dijo que él no tiene nada que ver con estos quilombos, que para él es una vergüenza lo que están haciendo. Este… Lo vi muy educadito. Lo único que faltaba era que se peinara con gomina.

J.P.:–¡Es de los míos, carajo!

C.T.:–Sí, sí, sí. (El ministro lo imita) “Yo no sé por qué con José no puedo hablar, al final de cuentas, si podemos hacer una cosa más o menos prolija”. Bueno, no sé. Me tiró ahí, pero me causó mucha gracia. Tiene el pelo mucho más cortito.

J.P.:–¿Ah, sí?

C.T.: Sí, sí.

J.P.:–Está muy aburguesado, te cuento…

C.T.:–Totalmente, él mismo se gastaba a sí mismo.

J.P.:–Sí, sí.

C.T.:–Entonces yo al principio empiezo de usted. Después yo… Yo ya no soy aquel muchacho. (Ríe) Viste, a todos le llega, le digo.

J.P.:–A todos le llega la madurez.

C.T.:–La madurez.

J.P.:–Escuchame…

C.T.:–Él los estaba puteando a los del PTS (N. de E.: Partido de los Trabajadores por el Socialismo) y a los del…

J.P.:–Sí, sí, a los del PO.

C.T.:–Y a los del Partido Obrero, imagínate.

J.P.:–Sí, sí. Bueno. Yo no insistía de hinchapelotas, sino…

C.T.:–No, ya sé…

J.P.:–Quería conocer si es pura verdad unos arreglos hechos con Maturana (N. de E.: Omar Maturana, secretario general de La Fraternidad, sindicato de los conductores del ferrocarril) para que levanten el paro.

C.T.: (Ríe) Ay Dios mío… Lo que pasa, sabés viejo, es… No sirven para nada los arreglos hechos con Omarma que, a los cinco minutos no…

J.P.:–Sí, sí.

C.T.:–Lo que le dije fue. No hicimos ningún arreglo. Lo que le dije, la verdad, es que… Estaba Schiavi (N. de E.: Titular de la Secretaría de transporte. Ex jefe de campaña de Mauricio Macri y que se encontraba junto a Pedraza y “El Gallego” Fernández el 20 de octubre, en un congreso de la especialidad. Pedraza y González admitieron que Pablo Díaz, principal acusado de organizar a la patota que asesinó a Ferreyra, les transmitía constantemente lo que estaba sucediendo en Barracas, al sur de la ciudad)… Que en realidad esto se iba a hacer. Y que no era en su contra ni de la Unión ni de, mucho menos, en contra de La Fraternidad. Le di muy a entender que qué carajo se metía él, digamos, de alguna forma, elegantemente, porque sabés que con Omar si no hablás con cuidado se le sale la cadena.

J.P.:–Sí.

C.T.:–Después lo que le planteé…

J.P.:–Preguntale a Schiavi…

C.T.: Sí, por eso. Tal cual. Luego lo que sí le dije es que si es necesario que alguna gente de él entre, si el problema es que entre alguna gente de él, este, bueno, eso es una cosa que se puede conversar. Luego fundamentalmente el planteo era que hay que hacer un laburo sindical sobre estos tipos que entran porque no son todos del PTS o del…

J.P.:–No, no, no.

C.T.:–Hay un montón que se los puede ganar y entonces, porque ahí llegamos, después que íbamos a hablar con la Unión también. De manera que estos pensaran en meterlos en una especie de curso de capacitación y qué sé yo y empezar a hacerles la cabeza…

J.P:–Bueno, nosotros estamos, hemos estado y estamos trabajando en eso.

C.T.:–Por eso. Me parece, digo, que hay gente de la Unión, más jóvenes o que tienen trayectoria política, no sé cómo será la historia… O mismo que por ahí entren tipos, cuadros tuyos, este, que se trasladen de otro lado cuadros políticos para laburar…

J.P.:–Está bien, está bien. Por ejemplo, ahí en el Sarmiento. En el Sarmiento nos manejamos con una empresa de mierda pero tratamos de meter gente militante…

C.T.:–Está claro, bueno…

J.P.:–… para tratar de recuperarlo, pero bueno…

C.T.:–Y nada más. Nada más. Salió con el tema de que las empresas… Entró a putear a las empresas, este, digamos, de que tienen tercerizados, no a UGOFE (N. de E.: Unidad de Gestion Operativa del Ferrocarril de Emergencia, sociedad anónima), sino a las empresas. Y decía: “Esto ustedes lo hacen para salvar a las empresas”. ¡Pero qué vamos a salvar a esas empresas si muchas de ellas van a terminar desapareciendo!

J.P.:–Claro.

C.T.:–Porque se van a quedar sin el laburo. Entonces, no inventes cosas raras, viste. No, nada, me pareció que estaba… Y entendió que no es una cosa… Me parece que entendió hasta la próxima salida de cadena, que entendió que nosotros esto no lo vamos a pagar. Y el problema, y además le advertí que vamos a tener quilombo, entonces no podemos seguir extorsionados con aprietes permanentes por el lado de La Fraternidad, porque resulta que La Fraternidad lo llamaba para hacer un paro y nosotros tenemos (sic) que recular un poco (N. de E.: El gremio dirigido por Maturano, según comunicaciones oficiales ministerio de Trabajo, realizó paros contra el ingreso de trabajadores tercerizados a la plante permanente del ferrocarril). Ahora cuando venga el quilombo de que no van a entrar los tipos de seguridad (N. de E.: Finalmente, y debido a la presión de su plan de lucha, el personal de seguridad también ingresó a planta permanente)…

J.P.:–Y los de los baños, y los vendedores ambulantes…

C.T.:–Y los de los baños. Eso va a significar un despelote. Yo le digo: “Estrechá filas con nosotros, ayudanos, y ahí entonces cerramos el ingreso de la gente (N. de E.: Se refiere a impedir que siga ingresando personal a planta permanente, formado por personal que goza de los beneficios laborales instituidos en el Convenio Colectivo de Trabajo Ferroviario)…

J.P.:–Está bien.

C.T.:–“Pero los primeros seiscientos tipos van a entrar, Omar, y terminado”.

J.P.:–Listo. Está bien. Mi temor es que, como él dice que de los cupos que ingresan el veinte por ciento le corresponde a La Fraternidad, haya algo de eso…

C.T.:–¿Que hubiera abierto el número? No, no. Para nada.

J.P.:–Bueno.

C.T.: ¿Eh?

J.P.:–Muy bien.

C.T.:–¿Okey?

J.P.:–Buen fin de semana.

C.T.: Igualmente para vos, José. Te mando un abrazo y cariños.

 

Es un diálogo revelador. Los sostenedores de la teoría que señala que el gobierno le había soltado la mano a Pedraza deberán admitir, por lo menos, que hasta el 14 de enero de este año, al menos, que funcionarios del más alto nivel coordinaban cómo lograr que Pedraza se mantuviera en el poder en la estructura de la UF. La amenaza de una alternativa sindical a su poder los abroquelaba. Resulta perturbador que desde los más altos niveles del Estado se sugiera a Pedraza simular “cursos de capacitación” para, en realidad, “hacerles la cabeza”  a los tercerizados que ingresaran al ferrocarril.

No resulta extraño. Hombres del riñón burocrático de la UF siguen oficiando como funcionarios de entes estatales o empresas asociadas al Estado. Es el caso de Juan Rosauro Araya, hombre de Pedraza que se ocupó de brindar cobertura legal a los acusados del crimen de Barracas, que funge como titular de la Sociedad Operadora Ferroviaria, administradora de ferrocarriles en el interior del país y que fue acusado recientemente de contratar irregularmente –de modo directo– a contratistas privadas para realizar obras millonarias.

O el caso de Graciela Coria, esposa de Pedraza y directora ejecutiva del tren Belgrano Cargas, cargo al que accedió a mediados de los noventa. Se sospecha que ese rol le fue otorgado por el expresidente Carlos Menem como premio al apoyo a las privatizaciones que le prestó su marido. A casi ocho años de gobierno kirchnerista, Coria sigue manteniendo su cargo que, declara, le reporta beneficios como para pagar el departamento de Puerto Madero en el que fue apresado el veterano dirigente ferroviario. ¿Su valor? Un millón de dólares. ¿Las expensas mensuales? Cuatro mil pesos.

El sindicato La Fraternidad no se queda atrás. Antonio Guillermo Luna, hombre de los maquinistas y a quien Pedraza definió como un par, es el subsecretario de Transporte Ferroviario. El ente se encarga de pagar los salarios de los trabajadores de Ugofe. José Luis García, ex gerente de pago de haberes en Ugofe, señaló a este cronista el negociado del ferrocarril para el libro ¿Quién mató a Mariano Ferreyra? Según García, los fondos destinados a pagar salarios parten de la Subsecretaría pero, en el trayecto, merman en un treinta por ciento. Cuando García fue a conversar la situación con Luna, ya que también afectaba a su propio sueldo, el funcionario gubernamental le dijo que el asunto “no tenía solución y que lo dejara de molestar con temas como ese”.

José Nicanor Villafañe, hombre de La Fraternidad y presidente de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), es decir, un funcionario estatal, es accionista de Reparferr S.A. El sugestivo nombre fue reconocido por varios trabajadores ferroviarios como Reparación Ferroviaria, una empresa tercerizadora, aunque la falta de papeles de la compañía impide confirmar el rumor. ADIF fue acusada en abril de 2010 de “desguazar” la infraestructura del ferrocarril Belgrano Norte.

Villafañe también es socio, junto a Maturano (que Tomada identifica como “Omarma” en la conversación con Pedraza), en la empresa de diseño Signobaires. También son accionistas Simón Ariel Coria, Carlos Domingo Visciarelli, Agustín Clemente Special, Miguel Ángel Fontanarrosa y Héctor Gustavo Volpi, todos dirigentes de La Fraternidad. La empresa que, entre otras actividades, se dedica a la señalética, tiene contratos por carteles, mapas y señalización de estaciones con Ferrovías y la línea Belgrano Sur, es decir, sella contratos con las empresas que ubican al sindicato en un espacio, por lo menos, dudoso. Ugofe fue creada en 2007 integrada por el Estado junto a Ferrovías –del grupo Romero–, Metrovías –del grupo Roggio– y TBA –del grupo Cirigliano–. El Estado se ocupa de pagar los salarios de todos los trabajadores, además de otorgar subsidios millonarios de forma diaria. Además, hasta que la lucha de los trabajadores empezó a revertir la situación, el Estado les permitía contratar a empresas tercerizadas que tomaban operarios en condiciones precarizadas. Ugofe fue una iniciativa del ex presidente Néstor Kirchner (ESCUCHAR EXPLICACIÓN DE PEDRAZA AUDIO DE LA ENTREVISTA PARA ¿QUIÉN MATÓ A MARIANO FERREYRA? HIPERVÍNCULO “tercerizados corte schiavi”) La página web de la compañía indica que SignoBaires tiene contratos con el ministerio de Trabajo nacional. Su titular es Carlos Tomada.

Los vínculos del gobierno nacional con los socios sindicales y empresariales de Pedraza se mantienen incólumes. Una situación que no parece ser la más adecuada, aunque plantea una línea coherente. En las últimas horas, la UOCRA de Santa Cruz apaleó y dejó heridos a 17 docentes que protestaban en la provincia del sur que los Kirchner supieron gobernar. El ejecutivo está a cargo de Daniel Peralta, un íntimo de la pareja presidencial. Los diputados K impidieron que se vote un repudio a la acción de la patota en el congreso en la sesión del 13 de abril. Una votación de esa naturaleza habría significado una autoinculpación. Es que la tercerización de la represión es una práctica alentada por los Kirchner. El 20 de octubre, la patota de la UF que asesinó a Mariano Ferreyra sólo replicó esa metodología.

 

Diego Rojas  (  @zonarojas )  es periodista. Redactor Jefe de Revista Veintitrés. Autor de ¿Quién mató a Mariano Ferreyra? (Editorial Norma)

“Vos te pensas que los ferroviarios son botones?” (escuchar audio)

 

 

*Nota publicada en abril de 2011.

 

 

 

Comments

  1. jose says:

    y bueno segun lo que dice aca ,se confirma algo que los que estan en la vereda de enfrente vienen diciendiendo y comentando desde hace mucho tiempo . maturano ,es un buchon gratis el junto a sus secuases ,luna , caminos, sosa, villafañe etc,etc,etc. si sera inutil que desde otros gremios y del propio ministro se asombran para que se metia en el reclamo de los tercerisados ,ahora se saco la careta y se fue para el lado de la CGT donde estan todos los mene….ta traidores de la clase obrera , omarma VIGILANTE