Picana al periodista

Otra grave denuncia sacude al periodismo en Formosa: Anibal Palma, dueño de una radio en Ingeniero Juárez fue brutalmente golpeado por un empresario de medios local.

Aníbal Palma es periodista. Junto a su hermana, llevan adelante una radio en Ingeniero Juárez, localidad de la provincia de Formosa. Su historia es similar a la de muchos otros profesionales que continúan peleando, desde sus reductos, por un pequeño espacio en el eter en una provincia donde el poder político controla todo lo que se informa. Es sabido que en la provincia gobernada por Gildo Insfrán el Estado persigue a los periodistas opositores. Sin embargo, esta costumbre también es imitada por los privados.

La grave denuncia del periodista comenzó ayer a tener repercusión en los medios provinciales: el director de FM Génesis recibió una brutal golpiza, y dice haber sido perseguido, amenazado de muerte y picaneado por Gregorio Monzón, un empresario local que no simpatizó con algunas de las declaraciones que Palma hizo en su radio.

El incidente ocurrió ayer cuando el conductor salió a hacer su caminata diaria por la ruta nacional 81. Cerca del acceso oeste de Ingeniero Juárez fue interceptado por Monzón y dos de sus empleados a bordo de una camioneta. “El me llamó, y cuando me acerco me dice que va a ser la última vez que hablo mal de su empresa. Cuando intento explicarle, me dice ‘sos un hijo de puta, te voy a matar’, sacó una picana eléctrica y me la metió en la boca”.

El aparente motivo de la pelea fueron unos dichos que Palma hizo públicos en su radio, FM Génesis sobre la presencia de un concejal local en el ciclo que conduce Monzón, quien es además dueño de una empresa de circuito cerrado de TV por cable en la localidad.

Según relató Palma los dos empleados bajaron del vehículo y comenzaron a agredir al periodista con patadas, golpes y más picaneadas. Monzón les habría ordenado detenerlo y atarlo para subirlo a la camioneta: “agarrenló de las piernas, atenló, atenló. Hay que subirlo a la camioneta, lo vamos a matar a ese hijo de puto y nunca más va a volver a hablar”, habrían sido las palabras del empresario. “Yo pense que me iba a morir porque la intención de ellos era llevarme a otro lugar y matarme”, confesó Palma.

Plazademayo.com intentó comunicarse con Gregorio Monzón para conocer su versión de lo ocurrido, sin embargo nadie respondió a los llamados en su oficina. En el diario El Comercial, el empresario desestimó los dichos de Palma y aseguró que se había tratado de un “intercambio de golpes”: “Me lo cruce cuando iba a trabajar, me dio una cachetada yo reaccione con otro golpe y le di tres o cuatro patadas. Se está victimizando”, dijo. En contraposición con los dichos de Monzón, existe una testigo que presenció lo sucedido y estaría prestando su declaración en la justicia. Durante el forcejeo en la ruta, “casualmente pasó una señora en una camioneta Hundai, vio la agresión y paró, esa señora es una clienta de mi radio y me conoce. Volvió, comenzó a tocar bocina y le pidió por favor que paren”, relato el locutor. Ante la agresión, Palma ingresó a la camioneta de la mujer para intentar escapar y el vehículo de Monzón los siguió increpando a la mujer para que frenara su auto, al tiempo que le gritaba desde su ventanilla: “ese señor no merece vivir, tengo que matarlo”.

Al llegar a Ingeniero Juárez, Palma fue internado y recién hoy fue dado de alta. Fue escoltado hasta su casa con custodia policial pero el miedo persiste: “Ayer sentí que me iban a matar y me salve de milagro. No quiero que esto quede como un hecho aislado porque a mi me torturaron como en la época de la dictadura militar”. La denuncia fue radicada en el juzgado correccional de Las Lomitas a cargo del Dr. Sergio Rolando López y desde la comisaría de Ingeniero Juárez informaron que aún no hay detenidos por esa causa.

No es alocado preguntarse si una reacción empresarial de estas características no corresponde a un clima generalizado que impera en la provincia gobernada por Gildo Insfrán.