La Caja Negra de De la Sota (A propósito del déficit de la Caja de Jubilaciones de Córdoba)

 Por “La Jauretche”

El siguiente es un documento elaborado por “La Jauretche” y que arroja luz sobre los desmanejos financieros del gobierno provincial. El caso de la Caja de Jubilaciones de la Provincia y su recurrente déficit que se pretende sea solventado por el Gobierno Nacional.

 

Debido a las connotaciones que ha tomado el debate público sobre la situación de la Caja de Jubilaciones de la Provincia de Córdoba y la postura del Gobernador José Manuel de la Sota, desde La Jauretche queremos expresar nuestro análisis y posición sobre este asunto que atañe al conjunto de la sociedad cordobesa.

En primer lugar dejar en claro que de ningún modo los cordobeses, y mucho menos nuestros jubilados, estamos siendo rehenes de una disputa política entre nuestra Presidenta y el Gobernador, en todo caso lo que está en disputa es una concepción sobre la política social y particularmente sobre el modelo de sistema previsional que a nuestro entender debe ser: inclusivo, igualitario, solidario y redistributivo. Este es el modelo que desde 2003 se ha implementado por parte del Gobierno Nacional y que queda claramente expresado en las tres medidas más transformadoras del sistema previsional argentino: el Programa de Inclusión jubilatoria, la creación del sistema integrado previsional (básicamente la eliminación de las AFJP) y la ley de Movilidad Jubilatoria. En todo caso somos rehenes los cordobeses de las medidas irresponsables que las gestiones de De la Sota y Schiaretti han tomado en relación a la Caja provincial.

La defensa de los jubilados cordobeses es sostener un modelo sustentable e inclusivo.

Para profundizar en este tema es preciso reafirmar el compromiso nacional con los jubilados cordobeses, compromiso que se expresa en el pago mensual de haberes a 495 mil jubilados y pensionados cordobeses beneficiarios de ANSES. En el año 2003 el Estado Nacional destinaba para pagar jubilaciones a cordobeses 1.230 millones, en 2010 ingresaron por este concepto 7.600 millones, y en 2011 la Nación destinó aproximadamente 10.000 millones para el pago de haberes a jubilados y pensionados de nuestra provincia que corresponden al régimen nacional. Este aumento se debe a los tres puntos que mencionábamos antes: en 2006 se lanza el Programa de inclusión previsional, el cual permitió la incorporación de 2,5 millones de nuevos jubilados en todo el país. En 2008 se crea el Sistema integrado Previsional Argentino, ley 26425, que hace que los dos regímenes vigentes (reparto y capitalización) se unificaran bajo el sistema de reparto, es decir se incluyen al sistema nacional los que estaban en el sistema de capitalización (AFJP) ampliando el universo de jubilados nacionales. Y en 2009 se proclama la ley 26417 de Movilidad Jubilatoria, estableciendo dos aumentos de haberes al año. Desde la puesta en marcha de la Ley de Movilidad, se ha producido un aumento total del 144,5%. Además, desde 2003 a la fecha, el haber mínimo se incrementó en un 1025%, multiplicándose su valor en 11,25 veces.

Por otro lado el compromiso con los jubilados lo expresa la sustentabilidad del sistema mediante el crecimiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, el cual es creado en 2008 cuando se recuperan los fondos administrados por las AFJP mediante la creación del sistema único integrado previsional. En 2008 este fondo contaba con 80.209 millones de pesos, en 2012 este fondo es de 209.103 millones de pesos, lo que implica un crecimiento del 113 %.

¿Y por casa cómo andamos?

Frente a estas políticas nuestra Caja Provincial afronta los haberes de aproximadamente 92 mil jubilados (contra la Nación que como dijimos paga haberes a 495 mil jubilados cordobeses) y, pese a que los trabajadores activos del sistema provincial aportan un 18 % de su salario frente al 11% que aportan los trabajadores que pertenecen al sistema nacional, la Caja de Córdoba presenta un déficit estructural que año a año no ha parado de crecer, la cara opuesta a la Nación que ha incrementado un 113 % su fondo de sustentabilidad.

Si el barco se hunde el responsable es el Capitán.

12 provincias y la Capital Federal transfirieron, en su momento, el área previsional a la Nación, por lo cual ésta liquida las pasividades siguiendo los criterios vigentes en el régimen federal. Córdoba es una de las provincia que conservó la Caja previsional dentro la órbita del gobierno Provincial. Para mantener en pie de igualdad a todas las provincias la Nación se comprometió a solventar el déficit de las cajas que se mantuvieron autónomas siempre y cuando armonizaran con el sistema nacional.
Veamos cuáles son las medidas que tomó nuestra Caja. En el año 2000 el por entonces gobernador De la Sota decreta las jubilaciones anticipadas para el personal de la administración pública provincial. En 2010 el economista Salvador Treber publica en La Voz del Interior un análisis sobre la situación de la Caja y menciona la incorporación masiva de pasivos mediante jubilación anticipada como una de las causas de la desestabilización: “en el quinquenio 2000-2004, cuando se aceleró, pues se sumaron otros 23.143 pasivos, a un ritmo anual de 4.529, mientras que en los 28 años anteriores había sido de 1.586, apenas un tercio del promedio del mencionado lustro. Es indiscutible que a la administración del último período citado corresponde la responsabilidad de haber desestabilizado de manera desaprensiva el sistema, convirtiéndolo en un buque que siempre hace agua y no admite reparaciones.”

En esa misma nota Treber alerta sobre una situación que es única en los sistemas previsionales existentes: “revisten en carácter de activos 171.785 agentes, cuya remuneración mensual promedio asciende a 3.471 pesos. Pero, como caso muy curioso y único en el mundo, dentro de los 90.061 beneficiarios, 69.851 jubilados han percibido una media de 3.750 pesos, o sea superior a la de los activos, mientras que para los 20.210 pensionados, fue de 2.681 pesos”. Actualmente la jubilación promedio en la Provincia se estima en 6.992 pesos, también por encima del haber promedio de un trabajador activo.

Por supuesto queda claro que la Caja Provincial nunca armonizó con el sistema nacional, tal como lo pide el último convenio firmado el 16 de septiembre de 2008 por la PresidentaCristina Fernández de Kirchner y el entonces Gobernador Juan Schiaretti: CONVENIO 90/08 PARA LA ARMONIZACIÓN Y EL FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA PREVISIONAL DE LA PROVINCIA DE CORDOBA, ratificado por Ley 9562 de la legislatura de Córdoba. En su artículo 1 establece: “PRIMERA: LA PROVINCIA se compromete a mantener el proceso de armonización de su normativa en materia de jubilaciones, pensiones y retiros. Para ese fin, asume el compromiso de perfeccionar el alcance de las normativas que tornan operativo el contenido integral del presente Convenio, en lo que hace a los acá pites A) a E) de la presente Cláusula. Dicha armonización se realizará convergiendo a las leyes nacionales vigentes en materia de seguridad social, o de las disposiciones que en el futuro las sustituyan, de acuerdo a las siguientes pautas:

A) Edad Jubilatoria, servicios con aportes y compensaciones entre años de servicios con aportes y exceso de edad: la normativa de LA PROVINCIA se ajustará en un todo al contenido del Artículo 19 de la Ley N° 24.241, para el régimen general, sus modificatorias y complementarias u otra norma legal que la reemplace en el orden nacional.

[B)] Prestaciones de Retiro por Invalidez: las pericias médicas para la evaluación, calificación y cuantificación del grado de invalidez, se efectuarán con sujeción al Baremo Nacional y de acuerdo a las pautas interpretativas aplicadas por las Comisiones Médicas de las Leyes N° 24.241 Y 24.557.

C) Pensiones por fallecimiento: los beneficiarios de pensiones por fallecimiento, serán los que establece la Ley N° 24.241 Y sus modificatorias, sin excepciones.

D) Haber Inicial: La determinación del haber jubilatorio inicial estará fijado por el promedio de las últimas 120 remuneraciones percibidas, al cese o al momento de la solicitud del beneficio jubilatorio.

E) Movilidad: los ajustes por movilidad implantados en la órbita de LA PROVINCIA responderán a las pautas determinadas por las normativas nacionales en la materia.”
Este punto es ratificado en el convenio 80/09 firmado por Diego Bossio y Juan Schiaretti, ratificado por ley provincial 9721, el cual comprendía los periodos 2010-2011:
“PRIMERA: LA PROVINCIA ratifica el mantenimiento del proceso de armonización de su normativa en materia de jubilaciones, pensiones y retiros, bajo las pautas fijadas en la Cláusula Primera del CONVENIO DE ARMONIZACIÓN Y FINANCIAMIENTO DEL SISTEMA PREVISIONAL DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA, de fecha 16 de septiembre de 2008. Para ese fin, se compromete a perfeccionar durante el período de vigencia del presente Convenio, el alcance de las normativas en análisis y de acuerdo con las pautas establecidas en la Cláusula Primera del citado Convenio.”
Por lo tanto si no hay cumplimiento del convenio no hay deuda de la Nación con la Caja.

Un informe reciente realizado por ANSES indica que el 93 por ciento de los jubilados de la Caja de Córdoba (no incluye pensionados) tiene menos de 65 años, el promedio de la edad jubilatoria va de 55 a 58 años, esto es la edad a la hora de acceder al beneficio. La Nación establece 60 años para las mujeres y 65 años para los varones como edad jubilatoria. Claramente esta diferencia se vincula con las jubilaciones anticipadas que mencionáramos antes.

Por otro lado manifiesta que el 92 por ciento de los pasivos cordobeses cobra menos de 12 mil pesos y el 7,9 por ciento goza de haberes por encima de esa línea (recordemos que el haber promedio provincial es de 6.992 pesos). Mientras que el sistema nacional establece un tope máximo de jubilación de 12.359 pesos. Lo más importante a tener en cuenta es que estas erogaciones para el grupo del 7,9 % que cobra más de 12 mil pesos equivalen al 20,6 por ciento del gasto previsional total de la caja provincial. El porcentaje coincide prácticamente con el nivel del déficit de la Caja, que cerró en 18 por ciento en 2011. Según los cálculos realizados por la Nación, la incidencia del pago de prestaciones “con haberes máximos a los del orden nacional le implica a la Caja de Jubilaciones de Córdoba 465 millones de pesos de mayor gasto”.


Si a este número le sumamos los casi 500 millones de pesos que podrían ingresar a la Caja Provincial si se blanquearan los conceptos no remunerativos que la Provincia le paga a sus empleados (se estima que un 35 % del salario de los empleados de la provincia corresponden a este concepto), estaríamos prácticamente cubriendo el déficit que manifiesta el Gobernador.
Con esto queremos plantear que la responsabilidad de la situación en que hoy se encuentra la Caja Provincial es del Gobernador De la Sota y el ex Gobernador Schiaretti.

La solución a esta situación no puede ser a costa de todos los cordobeses y cordobesas sino de la implementación de un sistema previsional sustentable, inclusivo, igualitario y redistributivo.

Fuentes:Ley 9721, convenio 80/09
Ley 9562, convenio 90/08
Decreto 9040/00 de la Provincia de Córdoba
Página oficial de ANSES (Fondo de Garantía de Sustentabilidad, SIPA)
La Voz del Interior 17/09/2010 “Caja de Jubilaciones de Córdoba, una memoria ejemplar” por Salvador Treber (economista)
La Voz del Interior 07/11/2011 “Cordobesismo previsional” por Juan Gabriel Flores (Magister en Política y Gestión Pública)
La Voz del Interior 08/07/2012 “Anses le sugiere topes a la Caja Provincial” por Daniel Alonso

 

 

Nota publicada en el Blog El ojo con dientes 

 

Comments

  1. hector raul says:

    Lo que no nombra claramente el articulo es que los jubilados ” rasos” de la Pcia cobramos el 82 % de lo que cobran los ac tivos lo que hablando en plata es un mínimo de mas del doble que un jubilado ” de sistema sustentable, inclusivo, igualitario y ¿ redistributivo?”