Sobreprecios en Bariloche (para todos y todas)

Los curiosos sobreprecios pagados en la ciudad rionegrina para solventar los gastos producidos por la presencia de CFK en los actos del 25 de mayo.

La presidenta Cristina Fernández encabeza las conmemoraciones por el aniversario por la Revolución de Mayo en Bariloche.

 

La visita presidencial a San Carlos de Bariloche para presidir los actos del 25 de Mayo costó al erario público rionegrino la suma de 2.624.348, 68 pesos por la contratación del palco, alquiler del Teatro, globas y locales, fuegos artificiales, sonido, iluminación, banderas, escarapelas, hilos y telas, seguridad, computadoras, peluquera y artistas. 

Estas contrataciones que estuvieron a cargo de Julián Goinhex, secretario general de la Gobernación -a cargo del Frente para la Victoria que encabeza Alberto Weretilneck- se realizaron violando todas las normas establecidas por la ley provincial 3186 y su decreto reglamentario que fija el reglamento de contrataciones de la provincia y de la resolución 774 del ministerio de Economía. Goinhex es el mismo funcionario que levantó al programa de Lanata en el canal provincial de General Roca.

Todas las irregularidades.

La ley establece que, fuera de la licitación pública, se reconocen tres sistemas de excepción: la licitación privada, el concurso de precios o la contratación directa.

En este último procedimiento, que fue el elegido para la visita de Cristina Fernández, se establece claramente que además de preservar la razonabilidad del precio a pagar, se toma ante situaciones de verdadera urgencia o casos fortuitos no previsibles. La contratación directa, por resolución 774 del ministerio de Economía, reconoce un monto máximo a gastar de 3.500 pesos. La ley señala que cuando no existan estos argumentos la contratación será de nulidad absoluta y el funcionario responsable de la imprevisión será sancionado por la falta grave.

Se puede afirmar que no hubo urgencia ni imprevisibilidad en la visita de la Presidente, ya que desde el 4 de abril se conocía que viajaría a Bariloche el 25 de mayo. Tampoco se justificaron la razonabilidad de los precios ofertados y se violentó la norma ya que los contratos sumaron más de 2.600.000 pesos cuando el máximo permitido era a esos momentos de 3.500 pesos.

Las irregularidades no quedan ahí porque luego se adulteró la información oficial – no es la primera vez que esto ocurre – sobre las fechas de la convocatoria de ofertas, apertura y publicación.

Como si esto fuera poco se violó también la ley 4187 que fija el sistema de Compre Rionegrino, una norma creada para favorecer a las empresas locales. En este caso en cambió se benefició en su mayoría a empresas de Buenos Aires. 1, 6 millones de pesos, el sesenta por ciento de los gastos, se fueron en esa dirección. Un par de esas empresas favorecidas se encuentran en el sur del conurbano bonaerense y alguna de ellas ni siquiera cumplió con lo contratado.

Por 574 mil pesos se contrató a la empresa “Publi La Calandria SA” de Avellaneda, habilitada por la AFIP para vender materiales de construcción como cemento de ladrillo, se le quiere pagar en concepto de “diseño, coordinación general y supervisión técnica” del acto de Cristina Fernández de Kirchner.

Los fuegos artificiales -que nunca se encendieron- fueron contratados a una empresa también de Avellaneda, por 107.000 pesos. La firma se denomina Distrisur Argentina, con domicilio en avda Hipólito Yrigoyen 101.

Entre los gastos locales se cuentan el alquiler del teatro La Baita, que costó 115 mil pesos. En septiembre del año pasado, con motivo de “Río Negro Proyecta”, una actividad provincial, el teatro cobró sólo 8 mil pesos por día. Es decir, se pagó 14 veces más por el acto que encabezó la presidenta.

Por dos viajes en colectivo que trasladó a chicos que estaban a siete cuadras de la Catedral, lugar donde se desarrolló el Tedéum, se facturó 8 mil pesos.

El panorama provincial se ensombrece porque frente a tanta irregularidad fiscales y organismos de control parecen pintados y mas preocupados en perseguir a los trabajadores que cumplir sus muy bien pagas funciones.

El nuevo gobierno del FpV, que prometió un cambio a la ciudadanía y terminar con la “corruptela radical”, en pocos meses transita un camino hacia la decepción y la sospecha que se expande entre varias de las personas que los votaron.

 

Comments

  1. Sergio says:

    Es así nomás. Soy rionegrino y siento que este gobierno es más de lo mismo. Tan corruptos como los ladricales que tuvimos durante 28 años. Julián Goinhex es el encargado de decidir qué podemos ver en Rio Negro. Primero sacó el programa de Lanata y ahora también el noticiero del 13. Por lo que hizo en Bariloche debería estar preso.
    Por último, pedirle a la señora presidenta que por favor no venga más a Rio Negro. Nos sale muy caro su cordial visita.
    Saludos a todos (y todas)